lunes, 26 de junio de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 2 invitados en línea
Nov 27_14 En la oración: os protegéis contra los ataques de satanás y es alimento para vuestra alma. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

Temas:

 

  • Premio vuestro trabajo, en el que vosotros os obligáis a vivir en el amor, pero al ser una obligación de amor, no os cuesta, Mis pequeños, porque si vosotros realmente Me amáis, ésa obligación, pasa a ser puro amor.
  • A todos aquellos que estén en contacto con vosotros, hacedles ver que es necesarísima la oración, para que podáis luchar contra las fuerzas de satanás, y contra su testigo, que pronto aparecerá sobre la Tierra, el anticristo.

 

Mensaje de Dios Padre a J. V.

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Premio vuestro trabajo, en el que vosotros os obligáis a vivir en el amor, pero al ser una obligación de amor, no os cuesta, Mis pequeños, porque si vosotros realmente Me amáis, ésa obligación, pasa a ser puro amor.
Hijitos Míos, ya os he dicho que vosotros vivís rodeados de mentira y falsedad. Vosotros no estáis viviendo según como vivió Mi Hijo, y lo hizo para enseñaros a cumplir los Mandamientos que os exigí. Sí, Mis pequeños, os exigí, porque Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios, Soy vuestro Creador y vosotros, Mis hijos, Mis creaturas, estáis obligados a vivir de acuerdo a Mi Voluntad.

Ciertamente tenéis la libertad de acción, pero todos aquellos que desean entrar al Reino de los Cielos, ésa libertad se vuelve obligación, pero es una obligación de amor, una obligación en la que vosotros mismos os imponéis vivir en pureza, en santidad, en virtud.

Nadie puede entrar al Reino de los Cielos estando con vuestro traje sucio, o sea, vuestra alma sucia, vosotros os debéis ir limpiando a lo largo de vuestra existencia.

Ciertamente, cuando sois pequeños, tenéis la educación de vuestros padres, si ellos están Conmigo, os enseñarán a vivir en la virtud, en el amor, en la vida de la Gracia, pero si ellos no os enseñaron a vivir así, Yo Me encargaré, a lo largo de vuestros años sobre la Tierra, a que encontréis el Camino de la Verdad y del Amor, pero es preciso que vosotros pongáis de vuestra parte. Ya os he dicho que Yo no os impongo nada, os doy libertad de acción, pero, os repito, si queréis entrar al Reino de los Cielos, estáis obligados a vivir de acuerdo a Mi Voluntad. Yo os doy todo, Yo Soy vuestra Providencia Divina, os regalo todo lo que tenéis, principalmente, el don de la vida.

Con el don de la vida, vosotros vinisteis a servirMe a la Tierra, a vivir como verdaderos hijos Míos y vosotros no podéis estar dando otro ejemplo diferente a eso, por eso es una obligación de amor comportaros como verdaderos hijos Míos.

Debéis dejar todo lo que es falsedad a vuestro alrededor y, aunque os cueste, debéis actuar de acuerdo a lo que Yo os pido. Hijitos Míos, cuesta mucho el ser santos, por eso es una obligación de amor, porque vosotros os imponéis ésa obligación de vivir de acuerdo a Mi Voluntad para alcanzar la santidad, a la que estáis llamados todos vosotros, para entrar al Reino de los Cielos.

En el Reino de los Cielos vosotros tendréis regalos inimaginables, por eso, al imponeros vosotros ésa obligación de amor, Yo os pagaré infinitamente, como Buen Padre que Soy, vuestro esfuerzo para ser santos, por haber vivido como santos, por haber dejado un ejemplo de santidad en la Tierra, para que otros puedan lograr, también, alcanzar ésa santidad al imitaros.

Ese es Mi agradecimiento, Mis pequeños, el traeros al Reino de los Cielos, pero, también, premio vuestro trabajo, en el que vosotros os obligáis a vivir en el amor, pero al ser una obligación de amor, no os cuesta, Mis pequeños, porque si vosotros realmente Me amáis, ésa obligación, pasa a ser puro amor.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: A todos aquellos que estén en contacto con vosotros, hacedles ver que es necesarísima la oración, para que podáis luchar contra las fuerzas de satanás, y contra su testigo, que pronto aparecerá sobre la Tierra, el anticristo.
Hijitos Míos, la oración es muralla de contención contra los ataques de satanás. Mi Hijo os dio el ejemplo de lo que es la oración en el Nuevo Testamento, pero, en el Antiguo Testamento, también, cuando había luchas fuertes, contra el pueblo escogido, se veía la fuerza de la oración, con la que Yo siempre aconsejé a Mi pueblo que usara para protegerse contra los enemigos.

Ahora estáis teniendo un enemigo muy fuerte, que ha adquirido una fuerza imponente porque vosotros os habéis alejado de la oración.

Cuando vosotros estáis en la oración, estáis protegidos en lo individual y, también, vosotros protegéis a infinidad de hermanos vuestros a través de ella.

Mi Hijo, se apartaba de Sus apóstoles y de la gente para estar Conmigo, para estar en oración, para estar en intimidad Conmigo, con vuestro Padre, con vuestro Dios.

Debéis aprovechar ésta arma tan poderosa contra los ataques de satanás. Muchos, muchos hermanos vuestros están desprotegidos, porque ya no hacen caso a la oración ni a lo que os pido, para que vosotros, no solamente os protejáis, sino que crezcáis, espiritualmente hablando, porque vosotros, en la oración, no solamente os protegéis contra los ataques de satanás, sino que es alimento para vuestra alma.

Mis pequeños, no os separéis de la oración, enseñadla a vuestros hijos, enseñadla a vuestros prójimos. A todos aquellos que estén en contacto con vosotros, hacedles ver que es necesarísima la oración, para que podáis luchar contra las fuerzas de satanás y contra su testigo, que pronto aparecerá sobre la Tierra, el anticristo.

Se dará ya a conocer por todos, existe ya entre vosotros, pero no se ha dado a conocer, porque todavía no es el tiempo que Yo le he permitido, pero pronto, muy pronto aparecerá y si vosotros no aprovecháis ésta arma tan poderosa de la oración, y especialmente del Santo Rosario, vosotros sucumbiréis a sus tentaciones, a sus mentiras, a su maldad, protegeos y proteged a los vuestros.
Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior