lunes, 23 de octubre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 4 invitados en línea
Dic 04_14 Será dentro algunas semanas o meses, en que todo irá cambiando. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

Temas:

  • Mi Amor, os he dicho, que tiene muchas facetas pedidMe que Yo las utilice para que vuestros hermanos vuelvan a Mí.
  • Ya estáis en el principio de los grandes acontecimientos, serán benéficos, pero dolorosos, ofrecédMelos y éstos caerán sobre vosotros con Gracias especiales, Mis Gracias os purificarán y os dejarán preparados para la Segunda Venida de Mi Hijo.
  • OfrecedMe todas vuestras vicisitudes, dolores, padecimientos, así como Mi Hijo Lo hizo, éste es vuestro tiempo para ser corredentores, aprovechadlo, Mis pequeños.
  • Estáis ya, una gran mayoría de vosotros, en ésos momentos de dejar éste Mundo, de regresar a Mí, os he pedido que os preparéis para regresar a Mí.
  • Pedid continuamente que os dé Sabiduría, para que os ayudéis en lo personal y ayudéis a vuestros semejantes a entender lo que estaréis padeciendo, que es un cambio benéfico en lo espiritual.

 

Mensaje de Dios Padre a J. V.

Primer Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Mi Amor, os he dicho, que tiene muchas facetas pedidMe que Yo las utilice para que vuestros hermanos vuelvan a Mí.
Hijitos Míos, vosotros sabéis que Mi Corazón desea vuestra conversión y vuestra salvación. Continuamente os estoy buscando y, pudiera decir, os persigo, porque Mi Amor Me exige vuestra salvación.

Vosotros no os imagináis cómo Mi Corazón arde de Amor por todos vosotros. Conoceréis el Fuego de Mi Amor cuando regreséis a Mí.

Cómo quisiera, Mis pequeños, que vosotros reaccionarais de acuerdo a lo que el Amor de Mi Corazón busca en vosotros, que es vuestra conversión, pero una conversión profunda, pero, vosotros, ni siquiera os tomáis el tiempo de reflexionar.

Tanto Amor con que os quiero llenar. Os he dicho esto tantas veces, pero no entendéis que vosotros y, ojalá seáis todos, terminaréis Conmigo en el Reino de los Cielos, en un Mundo de Amor, y debéis aprender a hablar y vivir ése idioma, el idioma del Amor.

Satanás os ha engañado y os ha llevado por caminos perversos. No os imagináis, Mis pequeños cómo, muchos de vosotros, habéis sido engañados ya por satanás y, creyendo estar en el Bien, estáis cayendo cada vez más profundo en el mal a donde os llevó vuestro enemigo y Mi enemigo.

Vosotros muy distraídos estáis de lo que está sucediendo, espiritualmente, a vuestro alrededor y eso os va a llevar a que tengáis una problemática espiritual muy fuerte, porque, si en éstos momentos no estáis preparados para luchar contra el mal que se os avecina, ¿qué será después, cuando Yo permita que el poder grande de satanás os ataque?

Tenéis que reaccionar ya, Mis pequeños, os sigo alertando, y vosotros seguís distraídos. Las almas siguen cayendo al Infierno como hojas caen en el otoño, ¿no se os hace esto, suficientemente fuerte como para que lo meditéis y cambiéis? Debéis volveros hacía Mí, por vuestro bien, por vuestro bien actual y por vuestro bien eterno.

Estáis llevando vuestra vida de acuerdo a vuestra voluntad y a lo que a vosotros os gusta, pero estáis en un error muy grave. Ya os he dicho que el engaño de satanás está a vuestro alrededor y es muy convincente, y muchos habéis caído ya en sus garras y no os va a soltar.

Sabed que Mi Amor os estará protegiendo, pero tenéis que poner de vuestra parte, Yo no puedo actuar si vosotros no Me dais ése permiso. Buscad el cambio con ahínco, no desperdiciéis ya vuestro tiempo, que es Mi tiempo.

Orad intensamente por tantos hermanos vuestros que están distraídos en el mundo, Mi Amor, os he dicho, que tiene muchas facetas, pedidMe que Yo las utilice para que vuestros hermanos vuelvan a Mí, no Me detengáis, Mis pequeños. Cuando vosotros no Me pedís por vuestros hermanos, Yo no puedo hacer nada, necesito el amor de vuestro corazón para que vuestros hermanos se salven y cumplan con su misión.

Os estoy cuidando, os protejo, pero vosotros no estáis haciendo vuestra parte, orando por vuestros hermanos y deseando su bien. Os pido oración de corazón de unos por los otros. ¡Es tanto Mi Amor por vosotros y no Me queréis ayudar! Os he dicho que diario se desperdician infinidad de Bendiciones hacia vosotros.

PedidMe vuestro cambio, pedidMe regresar al buen camino, pedidMe que Yo pueda entrar libremente en vuestra vida, pedidMe Mi Amor. Yo os Bendigo, Mis pequeños, os llevo en Mi Corazón.
Gracias, Mis pequeños.

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Ya estáis en el principio de los grandes acontecimientos, serán benéficos, pero dolorosos, ofrecédMelos y éstos caerán sobre vosotros con Gracias especiales, Mis Gracias os purificarán y os dejarán preparados para la Segunda Venida de Mi Hijo.
Mis pequeños, todas las vicisitudes que padeceréis en ésta purificación, que serán para vuestro bien, serán recompensadas grandemente, cuando estéis Conmigo, pero, también, vosotros necesitáis ésa purificación tan necesaria para vuestra alma, para que podáis estar contentos, felices y, sobre todo, altivos ante Mi Presencia.

Os digo esto, para que no tengáis que bajar vuestros ojos cuando estéis Conmigo en señal de vergüenza por vuestros pecados, sino que estéis ante Mí, viéndoMe a los Ojos, en señal fraterna, como se ve un padre a un hijo y un hijo a un padre.

Mis pequeños, ciertamente padeceréis, y os he dicho que será en diferentes grados, de acuerdo a lo que traigáis en vuestro corazón y lo que hayáis hecho para ayudar a vuestros hermanos en su salvación eterna, pero, vosotros, debéis estar conscientes, muy conscientes de que habéis pecado, de que no podéis entrar directamente al Reino de los Cielos, aún por muy buenos que os sintáis. Ante Mis Ojos, las almas necesitan purificación y eso es lo que voy a permitir en éstos tiempos, purificación para los que están Conmigo y quieren vivir para Mí, pero, también, castigo, para aquellos que viven mal, que no les interesa un arrepentimiento de corazón y quieren seguir viviendo para el mal.

No os dais cuenta de lo que vuestra alma está perdiendo. El no venir Conmigo, el no venir hacia Mí, os va a traer un dolor eterno, y eso lo debéis entender por Fe, porque, realmente, no habéis sentido ésa soledad, la maldad de los demonios contra vosotros, contra vuestra alma, en los Infiernos.

Debéis buscar la salvación de vuestra alma, porque los dolores eternos, que tendréis, serán tremendos y Yo no quiero eso para vosotros.

Tenéis todo de vuestra parte para evitar vuestra condenación. Tenéis todavía Mi Iglesia, para que os podáis arrepentir, recibir la absolución de vuestros pecados, seguir orando y buscando el crecer espiritualmente, para que así crezcáis también en el Reino de los Cielos.

Tened cuidado con lo que decís, con lo que pensáis, porque eso os puede llevar también a males mayores y, obviamente, también, a caer en faltas graves.

Estos son tiempos en que os deberéis unir cada vez más a Mí. Muchas cosas no las entenderéis y por eso deberéis estar Conmigo, para que Yo os las explique y podáis salvaros.

Hay tantas y tantas almas que necesitan de vuestra ayuda pero, muchos de vosotros, ni siquiera os podéis ayudar a vosotros mismos, por el mal que traéis en vuestro corazón.

Os Bendigo, Mis pequeños, os acompaño y os ayudo en vuestro crecimiento, si Me lo pedís y si ponéis de vuestra parte. Ya estáis en el principio de los grandes acontecimientos, serán benéficos, pero dolorosos, ofrecédMelos y éstos caerán sobre vosotros con Gracias especiales, Mis Gracias os purificarán y os dejarán preparados para la Segunda Venida de Mi Hijo y el dolor con el que padecisteis vuestra propia purificación, se volverán de una alegría inmensa cuando estéis ante el Santo de los Santos, y es cuando os daréis cuenta de que, vuestro sufrimiento particular, valió la pena tenerlo, con tal de vivir eternamente Conmigo.
Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: OfrecedMe todas vuestras vicisitudes, dolores, padecimientos, así como Mi Hijo Lo hizo, éste es vuestro tiempo para ser corredentores, aprovechadlo, Mis pequeños.
Hijitos Míos, vosotros, los que estáis Conmigo, que os consiento porque vosotros queréis estar Conmigo, os iré indicando sobre los acontecimientos que iréis padeciendo. Os iré cuidando para que vuestra alma siempre esté Conmigo.

Mis pequeños, mucho trabajo os he pedido que hagáis por la conversión de vuestros hermanos, pero la recompensa será grande y, mientras más almas podáis salvar, más regalos os daré en el Reino de los Cielos.

Vuestra alma es importantísima ante Mis Ojos, vuestra alma es parte de Mí, Yo creé vuestra alma, salió de Mí y, por eso, busco que regreséis a Mí.

Estos son tiempos de mucho trabajo espiritual, ya no es tiempo de que os distraigáis con las cosas del Mundo, el Mundo va a cambiar. Conoceréis un Nuevo Mundo y con ello, también regalos espirituales que tendréis, los que viviréis en éste Nuevo Mundo.

Un Mundo sin fronteras, un Mundo lleno de Amor, un Mundo de Paz, un Mundo de fraternidad. Bellezas inimaginables, Dones excelsos, una Nueva Vida, que es lo que busca vuestra alma.

Estáis viendo actualmente padecimientos, luchas por todos lados, enfermedades que poco se conocen, todo esto, será un bien para vosotros y os pido no lo rechacéis.

Sed como niños, os pidió Mi Hijo y, precisamente, porque no conocéis ni os imagináis la magnitud de los momentos de la purificación que tendréis, estos son momentos para ser como niños, para que Yo os tome entre Mis Brazos, os proteja y os lleve por caminos seguros.

Lo que está pasando a vuestro alrededor, os he dicho que es una señal para que veáis cómo está internamente vuestro corazón, es un indicativo del pecado que lleváis en vuestro interior y que debéis eliminar, si realmente queréis vivir eternamente Conmigo o pasar ésta prueba para vivir los Nuevos Tiempos, Nuevos Cielos, Nueva Tierra.

Os estoy advirtiendo desde hace tiempo y estáis viendo, ya patentes, todas Mis advertencias o parte de ellas, las cuales no queríais creer, no seáis necios, sordos y ciegos a lo que Yo os estoy avisando.

Todavía se pueden eliminar dolores de vuestra vida y la de los vuestros, pero tenéis que cambiar. Que así como Yo quiero un Mundo ya renovado para vuestro bien, vuestra alma, también lo desea, no podéis seguir viviendo así.

Ciertamente, se le tiene miedo a lo desconocido, se le tiene miedo a lo que os estoy prometiendo, pero debéis confiar plenamente en Mí, que os llevaré de regreso a un Reino que no conocéis, el cual vivieron vuestros Primeros Padres y, no Me refiero tanto a lo físico, sino a lo espiritual. El poder estar plenamente Conmigo, es el regalo más grande que puede tener vuestra alma.

Si vosotros Me buscáis con ahínco, Me encontraréis y, al encontrarMe, gozaréis inmensamente, pero tenéis que creer y, eso es lo que ahora os falta, no hay Fe en la gran mayoría de vosotros.

PedidMe lo que necesitéis, Mis pequeños, para éste cambio que todos necesitáis. OfrecedMe todas vuestras vicisitudes, dolores, padecimientos, así como Mi Hijo Lo hizo, éste es vuestro tiempo para ser corredentores, aprovechadlo, Mis pequeños y Yo os daré de regalo un Mundo Nuevo, a algunos, y un Reino Eterno para otros.
Gracias, Mis pequeños.

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Estáis ya, una gran mayoría de vosotros, en ésos momentos de dejar éste Mundo, de regresar a Mí, os he pedido que os preparéis para regresar a Mí.
Mis pequeños, la gran mayoría de vosotros, si se os dijera que en dos o tres días moriríais, haríais grandes cosas ésos últimos días. Daríais lo mejor de vosotros con vuestra familia, con vuestros hijos, arreglaríais todo en vuestra vida, para no causar problemas con vuestra muerte, etc., haríais lo mejor para poder llegar a Mí y dejar todo arreglado en la Tierra para los que aquí se quedan.

Eso os he venido tratando de hacer entender con éstos Mensajes últimos. Estáis ya, una gran mayoría de vosotros, en ésos momentos de dejar éste Mundo, de regresar a Mí, os he pedido que os preparéis para regresar a Mí.

Las mismas Escrituras os lo indican, cuando se os dice que no sabéis ni el día ni la hora, pero Yo ya os he venido avisando, que no os queda mucho tiempo para éste cambio. Vosotros no conocéis vuestro futuro, Yo sí, y quiero que estéis preparados para vuestro cambio personal.

No es de vuestra incumbencia conocer cómo quedará éste Mundo, eso Me toca a Mí, es Mío, es Mi Creación. Ciertamente, también vosotros sois Mi Creación, pero tenéis el libre albedrío, y la Creación Me obedece a Mí, pero Yo no os puedo obligar a vosotros a hacer tal o cual cosa. Mi obligación es avisaros, como buen Padre que Soy, para que podáis cambiar y entonces sí, poder ayudaros y regreséis a Mí y vivir Conmigo eternamente.

Como os dije, muchos de vosotros estáis ya a ésos dos o tres días de regresar hacia Mí. No lo toméis tan literal, que serán dos o tres días, pero sí preparaos, porque será dentro algunas semanas o meses, en que todo irá cambiando; iréis padeciendo, os daréis cuenta de que todo lo que Yo os dije, era cierto y era para vuestro bien. No desperdiciéis ya vuestro tiempo, porque ése tiempo todavía os puede llevar a vuestra salvación eterna y ése tiempo todavía puede hacer grandes cosas para vuestro prójimo, por su salvación, por su crecimiento espiritual, por cumplir su misión aquí en la Tierra.

Mucho todavía podéis hacer, en unas horas, en unos días, vuestra oración puede hacer grandes cambios en muchas almas y ayudarles en su salvación eterna.

Os pido que hasta el último segundo de vuestra vida sea para y Yo ahí estaré y os lo agradeceré.
Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Pedid continuamente que os dé Sabiduría, para que os ayudéis en lo personal y ayudéis a vuestros semejantes a entender lo que estaréis padeciendo, que es un cambio benéfico en lo espiritual.
Cuando os he dicho, Mis pequeños, que Me pidáis Sabiduría, Sabiduría Santa, esto os lo digo porque satanás todavía tratará de engañaros con cosas y situaciones extraordinarias a vuestra vida normal. Él sabe cómo vosotros os asombráis con cosas extraordinarias que se salen totalmente de lo que estáis acostumbrados a ver y vivir. Os dejáis llevar por los sentidos, os dejáis llevar por vuestras conveniencias, él está creando un ambiente en el cual se os está quitando lo material, como ya os lo había profetizado, ya que vosotros estáis acostumbrados a tener mucho de lo material; él os tratará de engañar para llevaros a buscar afanosamente lo que se os ha ido quitando, pero para que crecierais espiritualmente.

Os he hablado de cambios fuertes y que muchas almas serán eliminadas de la Tierra, los que quedaréis, estaréis conscientes del valor de vuestra alma y de los valores que se pueden potencializar en ella, a través de los dones, virtudes, bendiciones, regalos espirituales, que Yo les voy a conceder.

Es tonto pensar que los valores materiales pueden sobrepasar en valor a los espirituales. Si vosotros actuáis en Sabiduría, buscaréis lo espiritual en vuestra vida, en vuestro crecimiento en el alma y haréis a un lado lo que, ciertamente, vuestro cuerpo necesita, pero ya no buscaréis, quizá hasta en forma enfermiza, lo que ahora buscáis, el tener mucho de lo material y, la más de las veces, para acumularlo, arrumbarlo y nunca usarlo.

Pedid continuamente que os dé Sabiduría, para que os ayudéis en lo personal y ayudéis a vuestros semejantes a entender lo que estaréis padeciendo, que es un cambio benéfico en lo espiritual. Le habéis dado demasiado valor a las cosas que os rodean y no queréis entender que con las potencias de vuestra alma, ya liberadas, como va a suceder, gozaréis inmensamente más que todo lo que podáis poseer de lo material.

Esto lo deberéis entender a la luz de la Fe y en una confianza plena en Mí, vuestro Dios, por eso os he dicho que el resto fiel es muy pequeño, porque habéis perdido la Fe, la confianza en Mí y el Amor que Yo os puedo dar y que viene de Mí.

Os quiero dar mucho, porque os amo, pero vosotros Me debéis dar vuestra confianza plena, para que podáis ganar los bienes espirituales y aún los materiales que tendréis en éste Nuevo Mundo por venir.

El triunfo de vuestra alma, de vuestro ser, será para aquellas almas que Me den su “fiat”, que Me den su “sí”, que acepten Mi Voluntad, en éstos tiempos de cambio, con toda confianza, dejándoMe a Mí, liberaros de todo ése lastre que tenéis internamente y que no os deja venir hacia Mí libremente.

Dejad todo aquello que os está deteniendo, que son vuestros bienes materiales y, aún, hasta vuestro amor excesivo por vuestros semejantes. El Primer Mandamiento que os di, es un amor total hacia Mí, vuestro Dios. Soy un Dios celoso, os he dado todo y Yo quiero vuestra totalidad a Mí, así os mediré y así recibirá vuestra alma. Si vosotros os dais en totalidad, os llenaré plenamente de Mí, de Mis Bendiciones, de Mis regalos, pero si solamente Me dais el treinta, el sesenta por ciento, también a ésos niveles seréis recompensados.

Donaos plenamente, Mis pequeños, son tiempos de cambio, son tiempos de renovación, dejad vuestro pasado afectado por el pecado, empezad un Nuevo Mundo Conmigo, que Soy la Perfección, os aseguro que si actuáis en confianza plena en Mí, gozaréis inmensamente Mi Vida en vosotros y los regalos que os daré.
Gracias, Mis pequeños.

 
Siguiente >