sábado, 22 de julio de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 4 invitados en línea
Ene 08_15 La gran Lucha ya inicia, las Potestades del Cielo luchando contra la fuerza satánica están PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

Temas:

  • Mientras más tarde queráis comprender Mis Palabras, más sufriréis, porque os he dicho que el mal se detendrá cuando os arrodilléis y pidáis perdón.
  • Yo voy al frente de las Huestes Celestiales, necesito de vuestras oraciones, de vuestra donación, de todo lo que podáis darMe en Amor, para poder defender vuestro Mundo, sus habitantes y, sobre todo, aquellos que están viviendo en el mal.
  • Confiad en lo que Nuestro Dios traerá a vuestras vida y os digo y os repito que confiéis plenamente en lo que Nuestro Dios haga de aquí en adelante por vuestras vidas, porque no os imagináis lo que Él quiere hacer para vosotros.
  • Recordad estas Palabras en todo momento, Palabras de Sabiduría que os doy, para que cuando tengáis grandes necesidades, de diferente índole, os unáis en oración y, así, obtendréis Mis favores, Mis regalos a vuestras necesidades.
  • Sed como niños, dejadme libertad de acción en vuestra vida, sed humildes y sencillos y Yo haré el resto, no os arrepentiréis, Mis pequeños, del cambio que tendréis, porque os quitaré todo aquello que os afecta para seguir creciendo en todos sentidos.

 

Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V.

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre

Sobre: Mientras más tarde queráis comprender Mis Palabras, más sufriréis, porque os he dicho que el mal se detendrá cuando os arrodilléis y pidáis perdón.
Hijitos Míos, os avisé hace algunas semanas que ya estáis en Tiempo de Justicia, pero no por ello os abandono. Os cuido, os proveo y os doy lo necesario para que, con los acontecimientos que vayáis viendo a vuestro alrededor, os vayáis dando cuenta de que al ser Mis Palabras ciertas, vosotros Me pidáis lo que necesitéis para lograr un cambio en vuestra vida, de acuerdo a como Yo lo necesito de parte vuestra.

Los momentos difíciles ya están y, los estaréis viendo cada vez mayores, como os había dicho, pero Mis cuidados, también serán mayores.

¿Cuándo entenderéis, Mis pequeños de que quiero vuestra conversión?, de que quiero que vosotros os alleguéis a Mí, cada vez más cerca de Mi Corazón.

Mucho, mucho mal hay en el Mundo, los gobiernos de la Tierra, aun queriendo, ya no lo podrán detener, éste mal, Mis pequeños, lo podréis neutralizar con el amor que vosotros produzcáis.

Quiero lo mejor para vosotros, quiero una nueva vida, en la cual Yo os vea contentos y, al estar contentos, vuestra alma, gozosa, vendrá a Mí y no se separará de Mí.

Vuestras almas sufrirán un cambio, ciertamente favorable y, vosotros, lucharéis para que os mantengáis así. No dejéis que satanás os convenza y cambie vuestra actitud hacia lo bueno, que deberéis seguir manteniendo y acrecentando.

Satanás no quiere vuestro bien, esto ya lo debéis haber entendido hace tiempo. Mientras más tarde queráis comprender Mis Palabras, más sufriréis, porque os he dicho que el mal se detendrá cuando os arrodilléis y pidáis perdón, pero, sí por vuestra soberbia, no queréis entender que debéis, vosotros mismos, provocar el cambio que tanto necesitáis, vuestro dolor, vuestra agonía, será más larga.

Ya no sé, Mis pequeños, cómo motivaros, habéis cerrado vuestro corazón a Mis Palabras, a Mi Amor, os queréis guiar de acuerdo a vuestra voluntad y Me habéis hecho a un lado de vuestra vida. Así nunca mejoraréis si Me hacéis a un lado de vuestra vida. El mal se irá acrecentando, si no provocáis un bien que lo destruya; Mi Amor espera un cambio de parte vuestra, para protegeros contra todo ataque de satán y para que podáis regresar al Reino de los Cielos por los bienes que vosotros lograréis.

Tened cuidado pues, Mis pequeños, con los ataques de satanás a vuestro alrededor, a veces es muy sutil y, a veces, debéis luchar por el bien que os he prometido tendréis.

Deberéis poner una Fe absoluta en Mis Palabras, en lo que Yo os pido, buscad afanosamente Mi Reino, para que podáis erradicar el mal, primeramente, de vuestro interior y, luego, del mal del Mundo.

Os envío Mis Bendiciones para vosotros y para los vuestros, dadMe vuestro corazón, para que lo vaya Yo puliendo a lo largo de éste año. Mi Amor queda con vosotros.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio. Habla La Santísima Virgen María.

Sobre: Yo voy al frente de las Huestes Celestiales, necesito de vuestras oraciones, de vuestra donación, de todo lo que podáis darMe en Amor, para poder defender vuestro Mundo, sus habitantes y, sobre todo, aquellos que están viviendo en el mal.
Hicisteis bien, hijo Mío, en consagrar éste año a Mí, vuestra Madre. Ciertamente, momentos difíciles tendréis y Yo estaré con vosotros. La gran Lucha ya inicia, las Potestades del Cielo, luchando contra la fuerza satánica están.

Yo voy al frente de las Huestes Celestiales, necesito de vuestras oraciones, de vuestra donación, de todo lo que podáis darMe en Amor, para poder defender vuestro Mundo, sus habitantes y, sobre todo, aquellos que están viviendo en el mal, que se han vuelto instrumentos de satanás.

Mucho bien será derramado sobre la Tierra, y esto lo verán aquellos que no han querido abrir su corazón a las Palabras de Nuestro Dios, satanás irá viendo su derrota poco a poco, lo mismo que los que están con él. Así, como un animal herido en la selva, se vuelve más peligroso y contrataca más fuerte, así está satanás en éstos momentos.

Entregadle vuestra voluntad a Nuestro Padre y Señor Mío, para que seáis verdaderos instrumentos de Nuestro Dios en estos tiempos, no escatiméis en vuestra entrega, Mis pequeños, recordad, porque os lo hemos dicho muchas veces, que sin Dios, vosotros sois nada y no os podéis poner en contra de Nuestro Dios, porque sufriríais muchísimo.

Mucho bien se seguirá derramando sobre la Tierra, para alimentar a aquellas almas que estarán en lucha fuerte contra las fuerzas de satanás y, para la conversión de aquellas otras, que, aunque en éstos momentos no quieren entender todavía el llamado que se os está haciendo, ciertamente los acontecimientos y el dolor que tendréis, hará que muchas almas se vuelvan hacia Nuestro Dios.

El Amor, nunca se apartará de vosotros, sed perseverantes, sed sinceros con vosotros mismos. Si estáis en la Verdad, manteneos en ella, si buscáis el Reino de Dios en vuestra vida y en la de los vuestros, no os apartéis ni un centímetro de los lineamientos que Nuestro Dios os ha dado.

Os Bendigo, Mis pequeños y Bendigo a los vuestros,estoy con vosotros. Ciertamente, el dolor opacará vuestra vida, pero en breve tiempo después, la Luz volverá y la alegría tendréis, podría decir, hasta en exceso; seréis muy felices de haber pasado la prueba.
Gracias, Mis pequeños.

Tercer Misterio. Habla La Santísima Virgen María.

Sobre: Confiad en lo que Nuestro Dios traerá a vuestras vida y os digo y os repito que confiéis plenamente en lo que Nuestro Dios haga de aquí en adelante por vuestras vidas, porque no os imagináis lo que Él quiere hacer para vosotros.
Hijitos Míos, en éste tiempo por venir, ciertamente, como se os ha dicho, habrá muchos cambios, pero, principalmente espirituales.

Vosotros mismos iréis viendo cómo van cambiando las actitudes de vuestros hermanos. Si por un lado habrá problemas fuertes, por otro lado, habrá también conversiones fuertes. Una Vida Nueva se os ha prometido y así será, es el gran Premio para aquellos que perseveraron pero además, se dieron, para que se lograra éste cambio. Sois familia, sois padres e hijos.

Ciertamente, que seréis guiados hacia la perfección, pero pocos la tomarán en totalidad, recordad que la naturaleza humana seguirá afectando al alma. Por eso, se os ha profetizado que, ciertamente, tendréis un cambio fuerte y bello en vuestra vida, pero vosotros tendréis que incrementar los dones que se os darán a través de la práctica en el amor con vuestros hermanos. Todo eso, que permitirá Nuestro Padre y Nuestro Dios, es para que realmente hagáis una familia entre todo el género humano. Os respetaréis en el amor, os amaréis por el Amor de Nuestro Dios, viviréis momentos bellísimos que aún no conocéis.

Confiad en lo que Nuestro Dios traerá a vuestras vida y os digo y os repito que confiéis plenamente en lo que Nuestro Dios haga de aquí en adelante por vuestras vidas, porque no os imagináis lo que Él quiere hacer para vosotros. Imaginad cómo no ha de pagar a aquellos que se mantuvieron en el Bien. Aún a pesar de que el mal os tentaba, continuamente, a lo largo de vuestra existencia, preferisteis vivir en el Bien.

Mucho bien deberéis dar, Mis pequeños, porque fuisteis preparados para ello, todo lo que se os ha dado, lo pondréis al servicio de vuestros hermanos. Haréis una bella Familia Universal y conoceréis, por primera vez, lo que es el Verdadero Amor que Nuestro Padre y Nuestro Dios, creó para el hombre, en un Principio, pero que el Pecado echó a perder.

Alegraos, Mis pequeños, porque vuestra liberación está cerca, alegraos, ciertamente, porque se premiará a todos aquellos que confiaron plenamente en Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad.

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Os amo, Mis pequeños.

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Recordad estas Palabras en todo momento, Palabras de Sabiduría que os doy, para que cuando tengáis grandes necesidades, de diferente índole, os unáis en oración y, así, obtendréis Mis favores, Mis regalos a vuestras necesidades.
Hijitos Míos, éste es el tiempo en que deberéis ser como niños, Mi Hijo os lo pidió y ahora deberéis ser plenamente dóciles, para que Yo os pueda tomar y, a través de vuestra pequeñez, se muestre Mi Potencia contra las fuerzas de satanás.

Mucho mal ha hecho satanás a Mi Creación. Se siente fuerte, envalentonado en estos tiempos, se burla ante Mí, de todo el mal que os está haciendo y cree que tiene ya todo el poder Mundial en sus manos y que os podrá controlar plenamente, pero no va a ser así, Mis pequeños. Os tengo que decir, que sufrirá humillación tremenda, que así, como ha hecho mucho mal y se siente poderoso, el amor pequeño de vuestros corazones, unido al de Mi Hija, la Siempre Virgen María, le producirá la humillación con la que caerá y será vencido.

Esperad el momento de la victoria y deseadlo, Mis pequeños, uníos en oración, porque con ella lo venceréis. Vuestra fuerza, os he dicho, está en la unión, porque sois pequeñitos, porque os necesitáis los unos a los otros y, vosotros, sentiréis ésa fuerza de unión y eso ayudará para que no os separéis, nunca más, en los momentos difíciles de vuestra vida.

Siempre, la unión os dará la fuerza que necesitaréis para lograr grandes cambios. Recordad estas Palabras en todo momento, Palabras de Sabiduría que os doy, para que cuando tengáis grandes necesidades, de diferente índole, os unáis en oración y, así obtendréis Mis favores, Mis regalos a vuestras necesidades.

Como padres, vosotros enseñáis a los hijos, a que tienen que trabajar duro para obtener algo y que se aprecia mucho más lo que obtuvieron por el trabajo, por el cansancio, que cuando no movéis ni un solo dedo para obtenerlo y, aunque sea muy valioso, no lo apreciáis.

Mi Amor os protege en todo momento y os ayuda a crecer. Confiad, confiad en Mí, vuestro Dios. Los niños pequeños confían plenamente en lo que sus padres les piden. Con mayor razón Yo, que Soy vuestro Padre y vuestro Dios, que Soy la Perfección misma, no deberéis dudar en ningún momento lo que os pida, porque dañaríais Mi Corazón con vuestra duda. Lo que Yo os pida, siempre os traerá un inmenso bien.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Sed como niños, dejadme libertad de acción en vuestra vida, sed humildes y sencillos y Yo haré el resto, no os arrepentiréis, Mis pequeños, del cambio que tendréis, porque os quitaré todo aquello que os afecta para seguir creciendo en todos sentidos.
Rayos de Luz, potentes, inimaginables para vosotros, bajarán de los Cielos y os atravesarán, causando con ello, un cambio completo. Este cambio de exterior, irá aunado a un cambio interior, que lograréis también por vuestra donación a Mi Voluntad.

Recordad, en el Reino de los Cielos, no hay almas que estén obligadas a estar ahí. Yo no limito nunca a ninguna alma, no le coarto su libertad, son libres de seguirMe o seguir en sus propios ideales.

Tendréis un tiempo de reflexión interno, vosotros escogeréis lo que mejor os convenga, pero las almas que están Conmigo, que han permitido que Mi Voluntad se una a la de ellos, no tendrán de qué preocuparse, porque Yo las moveré según Mi Voluntad, y eso las llevará a la perfección.

¿Cuándo entenderá ésta generación que os debéis dejar mover por Mí, vuestro Dios, para que vosotros alcancéis la perfección a la que estáis llamados? Sois celulitas del Cuerpo Místico de Mi Hijo, sois pequeñitos, sois nada si no recurrís a Mí y os dejáis mover por Mí.

Cuando vosotros perdéis vuestra libertad porque os dejáis mover por Mi Voluntad, en ése momento, ganáis el Paraíso, porque Yo siempre os voy a llevar a lo mejor, a lo perfecto, a lo más bello, a lo que os puede hacer más felices, porque Yo todo lo conozco y todo fue Creado para daros alegría, para que, al ver la perfección que os rodeé, os acordéis de Mí, en todo momento, agradeciendo Mi Obra, que os rodea y que está dentro de vosotros.

Os repito, sed como niños, dejadMe libertad de acción en vuestra vida, sed humildes y sencillos y Yo haré el resto, no os arrepentiréis, Mis pequeños, del cambio que tendréis, porque os quitaré todo aquello que os afecta para seguir creciendo en todos sentidos.

Sí, Mis pequeños, vuestro cuerpo será transformado, vuestra alma, será llevada hacia la santidad, gozaréis de lo que gozaban vuestros Primeros Padres y era un gozo que vosotros, ni siquiera os lo imagináis, pero que tenéis derecho a él.

Mucho bien y grandes alegrías os tengo preparadas. Pruebas fuertes tendréis, para que os ganéis todo esto que os daré, pero alegraos en la prueba, porque Yo os ayudaré a pasarla.
Gracias, Mis pequeños.

 
Siguiente >