viernes, 26 de mayo de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 6 invitados en línea
Jul 15_15 PedidMe una cosa muy importante, Mis pequeños: nunca caer en soberbia. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

 

Temas:

 

  • Sed verdaderos instrumentos y dejadMe a Mí moveros para vuestro bien y el de vuestros hermanos.
  • A veces, es tanta la distracción en ciertas almas que, prácticamente, nunca, en toda su vida, alcanzan a darse cuenta para qué vinieron a la Tierra, se conformaron solamente en trabajar para lo material y no dieron ningún fruto espiritual.
  • Ved en todos los niños pequeños, a vuestro alrededor, Mi Presencia, ciertamente Yo estoy en ellos, cuidadlos en cuerpo y alma, llenadlos de vida espiritual, apartad de ellos, el mayor tiempo posible, los ataques de satanás, que mantengan su inocencia por mucho más tiempo, y habladles de Mi Amor.
  • Dejaos mover por Mí y Yo os llevaré a experimentar lo que es la santidad, aun viviendo entre los hombres y pedidMe una cosa muy importante, Mis pequeños: nunca caer en soberbia, para que no perdáis lo que tanto os cuesta ganar.
  • Oiréis de desastres a vuestro alrededor y los veréis, también. Con esto, satanás os querrá quitar la paz, pero Mis santos Ángeles, también, os estarán cuidando a vuestro alrededor y os guiarán por caminos seguros.

 

 

 

Mensaje de Dios Padre, El Niñito Jesús, y Nuestra Señora del Carmen a J. V.

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Sed verdaderos instrumentos y dejadMe a Mí moveros para vuestro bien y el de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, satanás, no puede estar donde hay Luz y donde se produce ésta. Aquellos, que están Conmigo, reproducen Mi Luz, Mi Luz vive en vuestro interior y vosotros, cuando dais buen ejemplo, un ejemplo de vida, en donde Yo os estoy guiando, producís Luz y va acabando con las tinieblas que os rodean.

 

Satanás, perfectamente, se da cuenta de las almas que están produciendo Luz y os ataca, por eso, a veces, tenéis días difíciles, días en que todo os sale mal, que no quisierais haber salido de vuestro hogar, por todo lo que sucede; es satanás, el que os echa a perder el día y os saca de vuestra estabilidad espiritual y emocional.

 

Os he dicho, Mis pequeños, que os sintáis alegres, cuando esto suceda en vuestra vida, porque es la forma en que se desquita satanás de aquellos que están trayendo Luz a sus dominios, porque él es el príncipe de este mundo, pero un mundo de obscuridad, un mundo de maldad, un mundo de error, un mundo donde hay pleitos entre hermanos y de tantas cosas negativas que el hombre puede producir cuando se llena de la maldad de satanás.

 

Vosotros, los que producís Luz, continuamente sois atacados, pero, también, sobre vosotros, Mis Bendiciones caen mucho más fuertes, más poderosas y Mi Amor os protege del odio de satanás.

 

Muchas veces habéis sido protegidos de situaciones muy graves y, vosotros, ni siquiera os disteis cuenta de ello. Por eso, porque Soy vuestro Padre, os protejo, porque os amo. Estáis llevando a cabo Mi Voluntad y Yo os tengo que proteger, porque, junto a satanás, sois débiles y continuamente se os olvida que Me tenéis a Mí, vuestro Dios, para que de Mí, toméis lo que necesitéis para protegeros, por eso Me tengo que adelantar a vuestros pensamientos y acciones y os voy protegiendo en cuerpo y alma contra sus ataques.

 

Hay mucha maldad a vuestro alrededor y estáis viendo cómo se ha ido incrementando en todo el Mundo. Os he dicho, varias veces, que no podéis caminar solos, Me necesitáis a Mí para que os proteja, para que os guíe, para que os dé instrucciones, para que sepáis por dónde ir, por dónde moveros y quedéis protegidos contra los ataques de satanás.

 

Mucho amor falta a la Tierra, se ha perdido muchísimo y, para eso, estáis trabajando para Mí, vuestro Dios, para ir restaurando lo que se ha perdido, para ir dando consuelo a aquellos que se sienten solos o que se sienten que ya no hay razón por qué luchar, porque estáis viviendo en dominios de satanás y, a la falta de Fe, se cierran en su negatividad y ahí se mantienen, sin tener ya afán de lucha y de trabajo para tener una vida espiritual fuerte y, sobre todo, para trabajar para Mi Reino.

 

Entended, Mis pequeños, que vosotros, los que habéis sido escogidos, lleváis una responsiva mayor ante Mis Ojos, porque muchos hermanos vuestros, ni siquiera se darán cuenta de lo que estáis haciendo para Mí, vuestro Dios. Vuestra comunicación tiene que ser continua y Conmigo, internamente, no busquéis en el exterior, buscadMe en vuestro interior, ahí habito; desde vuestro interior, Yo os voy guiando, os llevo por caminos seguros y os instruyo, para que deis el fruto que debéis dar a vuestros hermanos. Vosotros mismos os habéis dado cuenta varias veces, cuando dais algún consejo a algún hermano vuestro, ni siquiera os percatasteis, de lo que dijisteis y ellos regresan, después, agradeciéndoos grandemente por lo que les dijisteis y no recordáis las palabras, porque es Mi Santo Espíritu el que habla a través de vosotros y ayuda a vuestros hermanos.

 

Por eso, en las Escrituras, se os dice que cuando seáis presentados ante el tribunal, no os preocupéis qué diréis, el Espíritu Santo hablará por vosotros, o sea, la Sabiduría Divina aplastará las mentiras de satanás con las que hablan vuestros hermanos que os atacan.

 

¿Vais entendiendo vuestra misión?, ¿estáis siendo guiados y poseídos por Vida Divina?, os sonará raro esto de la posesión, pero, recordad, que os he pedido muchas veces que os deis completamente a Mí, para que Yo os posea y, de esta forma, alcancéis vuestra perfección, porque Seré Yo, el que hable, piense, viva y ame a través de vosotros, es lo más grande que puede tener una creatura con su Dios. Dejaos mover por Mí y veréis el cambio que tendréis vosotros. La Sabiduría, el Amor y muchas otras cosas grandes, que daréis a vuestros hermanos, Seré Yo, a través de vosotros.

 

Sed verdaderos instrumentos y dejadMe a Mí moveros para vuestro bien y el de vuestros hermanos.

Gracias, Mis pequeños.

 

Segundo Misterio. Habla Nuestra Señora del Carmen.

Sobre: A veces, es tanta la distracción en ciertas almas que, prácticamente, nunca, en toda su vida, alcanzan a darse cuenta para qué vinieron a la Tierra, se conformaron solamente en trabajar para lo material y no dieron ningún fruto espiritual.

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima, La Siempre Virgen María, en Mi Advocación de la Madre del Carmelo, Nuestra Señora del Carmen.

 

Mis pequeños, en todas Mis Advocaciones, Me presento para llevar el Amor de Mi Hijo a todos vosotros.

 

Una madre, siempre se siente orgullosa de presentar a sus hijos a sus amistades, a sus parientes, cuando son pequeños. Los presumen porque son bellos, porque están bien cuidados, porque van creciendo bien, etc. Pero, en Mi caso, poniéndoMe como una Madre Terrena, Yo también presumo a Mi Hijo, a Mi Dios, al Verdadero Amor. ¡Cuánto honor Me dio Nuestro Padre Dios, al escogerMe para Ser la Madre de Su Hijo!

 

Ciertamente, no presumo de ello, os comparto la Gracia tan grande por haberMe escogido Nuestro Dios y, os comparto a Mi Hijo, para que de Él recibáis infinidad de Bendiciones, porque Él está deseoso de ello.

 

Ciertamente, son muchísimas Mis Advocaciones, pero esto ha sido para poder presentarMe en cada región y país del Mundo y presentarMe en la forma en que mejor pueda ser aceptada por hermanos vuestros de cada lugar. De esta forma, se Me toma una confianza plena y puedo llegar a su corazón más rápidamente y, poder así, presentarles a Mi Hijo, vuestro Dios y puedan crecer hacia la perfección.

 

Mis pequeños, para todos vosotros, Soy vuestra Madre; así como se dio Mi Hijo por vosotros, Yo también Me doy por vosotros, ciertamente, no en forma cruenta, como Él lo hizo y, que sufrí, ciertamente, con Él, pero Me voy dando por vosotros, llegando a vuestro corazón, ayudándoos a tener un verdadero cambio, desde lo más profundo de vuestro ser, para que os apartéis del mal que os rodea y atraigáis a vosotros el Bien Divino que todos debéis poseer, por la acción de Mi Esposo, El Santo Espíritu de Amor.

 

Sí, Mis pequeños, estáis llamados a ser poseedores del Amor de Nuestro Dios, no hay ninguna riqueza, en todo el Universo, comparable al Amor de Nuestro Dios, el que tiene el Amor de Nuestro Dios, no necesita nada más, eso es el Cielo, la posesión Divina en vuestro ser.

 

Vosotros, cuando estáis misionando en la Tierra, no os dais cuenta, pero todas vuestras buenas obras os están llevando hacia ello, a poseer el Amor de Nuestro Dios.

 

Si sois instrumentos de Nuestro Dios, iréis acortando distancias entre el Corazón de Nuestro Dios y el vuestro. Os iréis uniendo, poco a poco, así como vuestras obras se vayan engrandeciendo en el Amor, para que al fin de vuestra existencia y, después de ser purificados en el Purgatorio, podáis fusionaros al Amor de Nuestro Dios, por toda la eternidad.

 

Yo, como Madre vuestra, os voy cuidando con vuestra misión en la Tierra, os tomo de la mano, os guío, os protejo, os ayudo a crecer y, así, os voy presentando poco a poco ante Nuestro Dios, para que al momento que Él quiera, que vosotros regreséis a vuestro Hogar Eterno, estéis preparados para poseer Su Amor en pleno.

 

Desgraciadamente, satanás, os ha ido llevando a una destrucción espiritual y son muy pocas las almas que buscan vivir, verdaderamente, para Nuestro Dios. En general, satanás os pone infinidad de distracciones, para que vosotros caigáis en ellas y os tardéis mucho más en encontrar vuestra misión y centraros en ella, para ganar almas para Su Reino.

 

A veces, es tanta la distracción en ciertas almas que, prácticamente, nunca, en toda su vida, alcanzan a darse cuenta para qué vinieron a la Tierra, se conformaron solamente en trabajar para lo material y no dieron ningún fruto espiritual.

 

Esta es una gran desgracia para el Cielo, fue la pérdida de toda una vida de un alma, que no supo hacer la Voluntad del Padre. ¡Qué triste situación para ésa alma, cuando al fin, se encara con su Creador, Nuestro Dios!

 

Dejaos mover y proteger por Mí, vuestra Madre, para que no paséis por esta situación tan vergonzosa ante Nuestro Dios, en vuestro Juicio Personal, en el que todas las almas del Cielo, os ven. Dejaos mover por Mí, Soy vuestra Madre y una Madre aconseja  a sus pequeños y los va llevando, a lo largo de su existencia, a irse mejorando a través de estos consejos Amorosos, prácticos y, en este caso, Divinos.

 

Vivid pues, plenamente, para Nuestro Dios y vuestro regalo será grande en el Reino de los Cielos ya que el vivir para Nuestro Dios, es vivir para la salvación de las almas de vuestros hermanos. DadLe muchas almas para su salvación eterna y Él os dará un lugar predilecto en el Reino de los Cielos.

Os amo, Mis pequeños, Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla El Niñito Jesús.

Sobre: Ved en todos los niños pequeños, a vuestro alrededor, Mi Presencia, ciertamente Yo estoy en ellos, cuidadlos en cuerpo y alma, llenadlos de vida espiritual, apartad de ellos, el mayor tiempo posible, los ataques de satanás, que mantengan su inocencia por mucho más tiempo, y habladles de Mi Amor.

Hijitos Míos, Soy el Niñito Jesús. Ciertamente, Yo pude haber aparecido ante el Mundo sin necesidad de haber pasado como todo ser humano pasa en este Mundo, naciendo, creciendo, dando fruto y luego muriendo. Quise Ser Niño, presentándoMe, también, así ante los hombres, como un Niño común y corriente, pero un Niño Ejemplo, un Niño Bueno, hijo de una familia buena, sencilla que, ciertamente, no sobresalía gran cosa ante el pueblo, pero aquellos que conocían a Mis padres, gozaban de sus consejos, de ésa vida de Amor que se vivía en Nuestro hogar; vida de paz, vida totalmente suelta a Dios. Ciertamente, eran pocas las almas que se acercaban a Nuestro hogar y que apreciaban esta vida.

 

Recordad que había mucha obscuridad espiritual en ésos momentos de la historia. Cuando entro Yo a vivir entre los hombres, traje la Luz al Mundo, traje la Sabiduría Divina y empecé a mostrarla. Ante los sacerdotes, cuando, aparentemente, Me perdí, pero empezaba ya Mi Misión, ahí Me empezaron a conocer.

 

La sencillez de los niños atrae la Mirada del Padre, quise Ser sencillo, para que de ahí tomarais ejemplo.

 

Satanás os ha quitado esa sencillez, la pureza, la inocencia, vuestros hijos ya no son lo que debieran ser, están totalmente afectados por los ataques de satanás desde que son muy pequeños. Ciertamente, Mi Corazón se duele por esto, los niños, al perder su inocencia, al perder esa bondad de la niñez, pocos se acercan a Mí. No importa en qué edad Me vean, cuando el alma es buena, es sencilla, es humilde, cuando se le enseñó a amarMe, Me ama en todas Mis edades, como Niño, como Redentor, cuando llevaba la Palabra de Mi Padre, en Mi Martirio, en Mi Muerte, en Mi Resurrección. En todas Mis edades, las almas que son buenas, Me aman, Me buscan, Me respetan, crecen.

 

Me gusta presentarMe como Niño ante los hombres, para que regresen a ése momento de la inocencia espiritual, toco sus fibras más íntimas del corazón y las sensibilizo al presentarMe así, como Niño y, muchas almas, cambian, inmediatamente, porque se enternecen ante Mi Presencia.

 

Ved en todos los niños pequeños, a vuestro alrededor, Mi Presencia, ciertamente Yo estoy en ellos, cuidadlos en cuerpo y alma, llenadlos de vida espiritual, apartad de ellos, el mayor tiempo posible, los ataques de satanás, que mantengan su inocencia por mucho más tiempo, y habladles de Mi Amor: cómo os amo, cómo Me di por vosotros, cómo Me sigo dando por la humanidad y el Universo entero, el pequeño, vuestro Pequeño Dios, pero Inmenso en Sabiduría, en Poder y en Amor. Me presento Pequeño, para que vuestro corazón Me permita más fácilmente la entrada y, ya estando con vosotros, os transforme y os haga vivir una vida de niño, para que seáis grandes a los Ojos de Mi Padre.

Os amo, Mis pequeños, sed como niños.

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Dejaos mover por Mí y Yo os llevaré a experimentar lo que es la santidad, aun viviendo entre los hombres y pedidMe una cosa muy importante, Mis pequeños: nunca caer en soberbia, para que no perdáis lo que tanto os cuesta ganar.

Hijitos Míos, dejad que Mi Santo Espíritu os tome, os transforme, para que os haga verdaderos hijos Míos.

 

Ciertamente, el hombre, trata de mantener su “yo”, su personalidad, pocos son los que se sujetan a Mi Voluntad. Queráis o no, actuáis mucho en soberbia y os falta la Sabiduría y la humildad necesarias para que os podáis soltar totalmente a Mi Voluntad.

 

Ciertamente, aunque os soltéis a Mi Voluntad, Yo no os encadeno, como satanás lo hace, que os coarta vuestra libertad, no, estáis encadenados a Mi Amor, pero con entera libertad de apartaros de Mí cuando queráis. Esta es la diferencia entre estar encadenados por satanás, que no os permite, prácticamente, moveros. Os ahoga, no os permite pensar y buscar si os conviene, ésa situación a donde os está llevando o mejor dejarla.

 

En cambio, estando Conmigo, aún encadenándoos a Mi Amor, seguís teniendo plena libertad para estar conmigo o para alejaros de Mí.

 

Las almas que Me han probado, que se han apartado de sí mismas, que han permitido que Yo las mueva, llegan a su santificación más fácilmente, que cuando un alma quiere mantener su personalidad y, aunque, ciertamente, Me busca, al no soltarse a Mis Deseos y a Mi Voluntad, tardan mucho más en llegar a donde Yo quiero que llegue cada uno de vosotros.

 

Felices las almas que escucharon Mi Llamado, que escucharon ésos Secretos de Amor y se dejaron mover por Mí, para que llegaran a ser santos entre vuestros hermanos, os dais cuenta de que están Conmigo por la virtud o virtudes de sus actos. Sí, Mis pequeños, un alma que está Conmigo, es un alma virtuosa, es un alma llena de Mí, un alma que sabe comportarse entre sus hermanos, un alma que de ella, siempre, va a salir amor, un alma en la cual, tanto vosotros como Yo, vuestro Dios, podeMos confiar, son almas verdaderas, limpias.

 

Dejaos mover por Mí y Yo os llevaré a experimentar lo que es la santidad, aun viviendo entre los hombres y pedidMe una cosa muy importante, Mis pequeños: nunca caer en soberbia, para que no perdáis lo que tanto os cuesta ganar.

Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Oiréis de desastres a vuestro alrededor y los veréis, también. Con esto, satanás os querrá quitar la paz, pero Mis santos Ángeles, también, os estarán cuidando a vuestro alrededor y os guiarán por caminos seguros.

Hijitos Míos, os he dicho que en el Amor, no hay temor. Aún en las Escrituras, podéis leer lo que está escrito para estos tiempos: que escucharéis de guerra, de desastres, de maldad, pero el Tiempo es Mío y, estando Conmigo, no os debéis preocupar de lo que suceda a vuestro alrededor.

 

En múltiples ocasiones, os he mostrado Mi Poder ante acontecimientos destructivos que no dañaron a hermanos vuestros, a los cuales Yo decidí protegerlos. Debéis confiar plenamente en Mí, Mis pequeños y aún a pesar de que Yo pidiera vuestra vida, también debéis confiar en que os la puedo devolver. ¿A cuántos no levantó Mi Hijo de la muerte y les regresó la vida? ¿Por qué dudáis? ¿Por qué teméis, si Yo lo puedo hacer todo? Vuestra misión, Mis pequeños, os he dicho tanto, es la de salvar almas, producir amor, para destruir la maldad de satanás y la muerte del alma.

 

¡Cuántos de vuestros hermanos ya están muertos en vida! ¡Vive su cuerpo, pero están muertos de alma! Su alma no está Conmigo, está con satanás, está con el Mundo, es un alma que no Me sirve, un alma en la cual espero un cambio y regrese a Mí; pero hay tantas almas que ya no quieren saber de Mí por lo que necesitan de mucha oración de parte vuestra.

 

Satanás tratará de quitaros la paz, cuando provoque desastres grandes, inmensos a vuestro alrededor. Pasaréis pruebas muy fuertes, que os van a acrisolar y para que aprendáis a agradecer Mis cuidados, Mi Amor y tantas Bendiciones que derramé sobre vosotros y que, vosotros, ni siquiera agradecisteis ni apreciasteis.

 

Ciertamente, las pruebas que tendréis que pasar, os van a llevar a concientizar lo que tuvisteis, os daréis cuenta cómo os cuidé, cómo os di de todo lo que necesitaba vuestro cuerpo y también lo que necesitaba vuestra alma y que, la gran mayoría de vosotros, de esta generación, no quisieron tomar.

 

Soy un Dios Omnipotente y Mi Bondad es Omnipotente y a cada uno de vosotros os he cuidado, os he consentido, os he llevado a que confiéis en Mí y que no os desalentéis en vuestra misión aquí en la Tierra. Que sepáis que, en todo momento, os estoy acompañando y os estoy apoyando para que cumpláis, lo que a cada uno de vosotros os pido.

 

Oiréis de desastres a vuestro alrededor y los veréis, también. Con esto, satanás os querrá quitar la paz, pero Mis santos Ángeles, también, os estarán cuidando a vuestro alrededor y os guiarán por caminos seguros.

 

Serán pruebas fuertes, que, ciertamente, no todos las tendréis igual, porque no todos tenéis las mismas capacidades espirituales y cada quien ha de dar de acuerdo a lo que ha recibido.

 

Soy Paciente con las almas, las voy dejando crecer, pero las voy guiando para que, en algún momento, su crecimiento ya no sea lento, sino rápido y estos son tiempos en que debéis crecer a gran velocidad, porque ya se acercan los tiempos de la gran prueba. Muchos habéis sido preparados, a lo largo del tiempo, que sois el ejército de Mi Hija, La Siempre Virgen María, que lucharéis fuertemente contra las fuerzas del mal. Ciertamente, no se os ha develado completamente vuestra misión, para que no crecierais en soberbia, pero llegará Mi Santo Espíritu y os dará el Conocimiento de lo que haréis, de acuerdo a lo que habéis ganado a lo largo del tiempo.

 

Vosotros, los escogidos, abristeis vuestro corazón y aun a pesar de que pasaba el tiempo, no os apartasteis de Mí, no os cansasteis de Mis Promesas, de Mi Sabiduría, de Mis Palabras, como muchos lo han hecho, se cansaron de esperar, bajaron la guardia y, posiblemente, satanás, los destrozará.

 

Cuando digo “bajaron la guardia”, os quiero decir que prefirieron seguir en el Mundo, se cansaron de esperar, no creyeron ya más en las Profecías que se os estaban dando para que os prepararais para estos tiempos difíciles, que ya tenéis a la puerta y, al desesperarse, prefirieron mejor, servir a satanás, quedándose en el Mundo, siguiendo lo del Mundo, gozando, según ellos, lo del Mundo.

 

Recordad que vuestro tiempo, no es Mi Tiempo y, así, pruebo a las almas. Un “pronto”, para Mí, no significa lo mismo que para vosotros, porque vosotros, vivís en el tiempo, estáis limitados por el tiempo y Yo Vivo en la Eternidad y no tengo límites, tomad esto en consideración. Cuando os digo que el Tiempo se terminó, como os lo he dicho, quiero decir que ya estáis en el Tiempo, en Mi Tiempo y que coincide ya, vuestro tiempo con Mi Tiempo.

 

Preparaos pues, Mis pequeños, confiad en Mí y no os atemoricéis por lo que os diga satanás o lo que haga a vuestro alrededor.

 

La muerte no es un obstáculo para Mí, Yo os puedo devolver la vida, vosotros teméis a la muerte, que en algún momento llegará, para que podáis estar plenamente Conmigo, en el Reino de los Cielos, pero os repito, si Yo quiero, que muráis, y os quiero regresar a la vida, para que entréis a los Nuevos Tiempos, lo haré y tengo el Poder para hacerlo, confiad, Soy vuestro Dios y os amo.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >