martes, 23 de mayo de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 5 invitados en línea
Jul 23_15 La primera fase será para probaros, la segunda fase, para santificaros. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino.

 

 

Temas:

 

  • Yo Soy vuestro Dios y sé en qué erráis cada uno de vosotros pero, solamente, a través de la oración, os podré indicar en dónde estáis errados, para que volváis al camino del Bien. Humildad, humildad, Mis pequeños, con ella creceréis, pero si no os acercáis a buscarla, nunca la obtendréis.
  • Estos son los signos de los Tiempos, al mal le queda poco tiempo y a los que están con el mal, también; las oraciones de los justos, llegan a Mí y, por ése resto fiel, he de tomar ya, la decisión del cambio que necesitáis.
  • Viviréis cosas muy desagradables, que os dañarán, que os molestará el vivirlas, pero nunca se han de comparar los dolores que sufriréis, con aquellos que vosotros infligís en Mi Sacratísimo Corazón, por causa de vuestros pecados.
  • Soy vuestro Creador y Me duele mucho perder almas y, por eso, permito y permitiré desastres en el Mundo entero, para que despierten ésos corazones dormidos, para que luchen por el bien de sus hermanos
  • El resto fiel que quedará después de la purificación, no tendrán todos la Evangelización de Mi Hijo y, vosotros, los que habéis sido preparados, en la Palabra y en el Amor de Mi Hijo, llevaréis Su Presencia en vosotros a vuestros hermanos.

 

 

Mensaje de Dios Padre a J. V.

 

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Yo Soy vuestro Dios y sé en qué erráis cada uno de vosotros pero, solamente, a través de la oración, os podré indicar en dónde estáis errados, para que volváis al camino del Bien. Humildad, humildad, Mis pequeños, con ella creceréis, pero si no os acercáis a buscarla, nunca la obtendréis.

Hijitos Míos, os he dicho que vuestro cuerpo necesita alimento para desarrollarse, pero este, a la vez, aunque toméis alimento, se puede desarrollar bien o mal, dependiendo de la calidad de ése alimento. En vuestra alma, sucede algo similar, el alma se tiene que llenar también de alimento espiritual, pero igual le podéis dar buen alimento o mal alimento.

 

Ciertamente, el alma busca su alimento y vosotros lo notáis, porque, internamente, no os sentís estables, quizá podáis tener mucho de lo material, una buena salud, podéis tener una buena situación económica, una buena estabilidad en el hogar, en vuestro trabajo, etc., pero si vosotros no estáis alimentando a vuestra alma, correctamente, sentiréis un vacío íntimo.

 

Ese vacío está causado porque no le estáis dando Mi Alimento, Mi Presencia, Mi Vida a vuestra alma. Podéis encontrar diferentes formas de espiritualidad en vuestro Mundo; os podrá, quizá, llenar alguna de ellas, pero siempre habrá un vacío en vuestro interior.

 

Yo Soy el Único que os puedo dar el Alimento correcto para que ya no sintáis ni hambre ni sed.

 

Sí, Mis pequeños, os he dicho tantas veces que necesitáis de Mí, de Mi Presencia Viva en vosotros, de Mi Amor.

 

¿Cuántos van por el Mundo buscando una vida espiritual y caen en diferentes corrientes o pensamientos y, cuántas veces, estas maneras de pensar diferentes, a lo que Yo os enseñé, os podrán destrozar vuestra vida? Vuestro cuerpo depende del alma, el alma depende del alimento espiritual que le podáis dar.

 

Muchas almas pasan toda una vida buscando lo que es correcto, se desvían, regresan, cambian de opinión, buscan algo más o se estancan en algo que les atrae, pero están equivocados.

 

Os he dicho que pidáis el don del Discernimiento y este os llevará a que encontréis la Verdad, Mi Verdad en vuestra vida, la cual, os va a satisfacer porque os responderá a todas vuestras dudas, inquietudes y resolverá vuestros problemas.

 

Yo Soy vuestro Dios y sé en qué erráis cada uno de vosotros pero, solamente, a través de la oración, os podré indicar en dónde estáis errados, para que volváis al camino del Bien. Humildad, humildad, Mis pequeños, con ella creceréis, pero si no os acercáis a buscarla, nunca la obtendréis.

 

Pedid perdón por vuestras faltas, buscadMe para que Yo os dé todo lo necesario para una Nueva Vida en Mí, solos no podréis alcanzar la Sabiduría que Yo necesito que alcancéis.

 

Satanás os sigue engañando y os va desviando de los caminos de Verdad que debéis tomar y, así, termináis vuestra vida llena de errores, de falsedades.

 

Os pido, Mis pequeños, que entréis a vuestro corazón, que Me busquéis y, estando ahí, preguntadMe lo que queráis. No desperdiciéis el poco tiempo que os queda de vivir en la aparente paz que tenéis en estos momentos. Grandes desastres se vendrán dentro de muy poco tiempo y deberéis estar perfectamente unidos a Mí, para que no os confundan con los caminos que queden, a los que os invitarán a seguir. Mis santos Ángeles os custodiarán; todo cambiará.

 

La primera fase será para probaros, la segunda fase, para santificaros. No temáis, confiad en Mí, lo que voy a eliminar de la Tierra, será la maldad, el error, el pecado, si vosotros no os encontráis así, no os preocupéis. Ciertamente, hay error, maldad, pecado en todas las almas, pero hay algunas que saben vivir Conmigo. Confiad, confiad en Mi Amor, confiad en la donación de Mi Hijo por cada uno de vosotros.

Os amo, Mis pequeños y recibid Mi Bendición, Amén.

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Estos son los signos de los Tiempos, al mal le queda poco tiempo y a los que están con el mal, también; las oraciones de los justos, llegan a Mí y, por ése resto fiel, he de tomar ya, la decisión del cambio que necesitáis.

Hijitos Míos, (Lenguas…) En las Escrituras leéis sobre el clima, conocéis cuando va a llover, cuando va a hacer calor o frío, por eso se sabía, se sentía que el Hijo del Hombre habría de nacer, ya.

 

Ahora os digo lo mismo, sabéis, porque lo tenéis escrito, los signos para la Segunda llegada del Hijo del Hombre, de Mi Hijo, que vendrá a la Tierra y estará entre los hombres. Aquellos que aprecian el Amor y la Perfección, a la cual estáis llamados todos vosotros, estáis en el Tiempo ya. Estáis viendo la decadencia espiritual, estáis viendo cómo satanás está tomando ya, todos los poderes del Mundo. Cómo los climas se han alterado, cómo el hombre lucha contra el hombre, cómo se han apartado de Mi Amor, de Mis Leyes y de Mis Enseñanzas.

 

Está escrito que, cuando satanás se sintiera vencedor, su tiempo terminaría. Recordad que nadie es vencedor si no tiene quién se gloríe de ello, si no tiene quién esté a su alrededor, elevándolo, consintiéndolo, tomándolo como figura principal ante todos los demás. Ahora podéis ver cómo a satanás y a sus secuaces, a todos aquellos que están obrando en el mal, son elevados, los hacen héroes, los hacen sentir que son gente importante, se arrodillan ante ellos y, tontamente, lo hacéis porque ése poder, tanto económico, político, lo han hecho en base a robos, asesinatos, corrupción, maldad y, aun así los encumbráis y os arrodilláis ante ellos.

 

Los que son insensatos, que no saben ver a través de la Verdad, que brota de Mí, vuestro Dios, los que le siguen la corriente a éstos que se endiosan ellos mismos y que piden ser endiosados, poco tiempo tendrán ya sobre la faz de la Tierra.

 

Estos son los signos de los Tiempos, al mal le queda poco tiempo y a los que están con el mal, también; las oraciones de los justos, llegan a Mí y, por ése resto fiel, he de tomar ya, la decisión del cambio que necesitáis.

 

Satanás os quiere destruir desde siempre y el poderío que le habéis dado, por no ser fieles a Mí, lo ha encumbrado. Vosotros mismos os echasteis la cuerda al cuello y, ahora, él os ahoga, os destroza, hace con vosotros lo que él quiere, os humilla y os aparta más de Mí.

 

En lugar de levantaros, de luchar y pedirMe ayuda, os dejáis pisotear, porque os sigue convenciendo que actuéis en el pecado, que gocéis de la maldad y, así, el hombre sigue cayendo, depravándose cada vez más y olvidándose de Mí, vuestro Dios.

 

El lodo del mal cubre ya a las Naciones, pueblos enteros, que se han apartado de Mí, viven para satanás.

 

¡Cuánto dolor Me causa todo esto!, porque os amo, porque sois Mis creaturas, porque todavía espero, ansío, que haya una Luz interior en vosotros, que hagáis crecer y os podáis salvar; pero veo, cómo, con vuestras acciones, vais apagando esas pequeñas luces que tenéis todavía en vuestro corazón. Ya no hay amor y esa es la principal Luz a la que más ataca satanás y, lo peor de todo, es que no os conmovéis en lo absoluto. Cuando ésta pequeña Luz se apaga en vuestro interior, ¿qué pasa con ello? Si vivíais mal, cuando todavía había algo de Luz, de Mi Luz en vuestro interior, al apagarse ésta, viviréis peor y, además, incitaréis a que muchos corran por esta misma suerte porque, por vuestro ejemplo, movéis almas que están a vuestro alrededor y las lleváis al error.

 

¿Acaso no se conmueve vuestro corazón, al sentiros vacíos de Mí? ¿No sentís ese vacío que os agobia, que os haga arrepentiros, que os regrese hacia el Bien? No, ya no hay amor en muchos corazones y, os vuelvo a repetir, Mi Reino es de Amor, si no vivís en el Amor y para el Amor, no tendréis parte Conmigo en el Reino de los Cielos. Vuestra vida se vuelve inútil, se vuelve mala, se vuelve pecaminosa y, un alma así, no puede estar con Mis hijos, para que no corrompáis almas buenas, almas sencillas, almas que irradien Luz, que irradien Mi Amor.

 

Arrepentíos, orad por vuestros hermanos que viven en el mal, orad intensamente por ellos, Mi Amor logra hacer milagros pero, vosotros, necesitáis, primeramente, ese milagro en vuestro interior.

 

Dejad que Mi Santo Espíritu os prepare, os guíe, para que podáis ser ejemplo en estos tiempos de obscuridad. SalvadMe almas, Mis pequeños, vosotros, los que estáis Conmigo, salvadMe almas, son Mis hijos, son vuestros hermanos.

Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Viviréis cosas muy desagradables, que os dañarán, que os molestará el vivirlas, pero nunca se han de comparar los dolores que sufriréis, con aquellos que vosotros infligís en Mi Sacratísimo Corazón, por causa de vuestros pecados.

Hijitos Míos, a causa de que muchos de vosotros habéis estado viviendo en la maldad, en el error, en estos tiempos se manifestará la maldad de satanás abiertamente y, es cuando os daréis cuenta real del engaño a donde él os llevó, pero, además, viviréis el horror de la maldad satánica.

 

Satanás no se tienta el corazón, cuando conozcáis su maldad, es cuando muchos se arrepentirán y así es como ganaré almas. Recordad, que de lo que Yo permito que el hombre viva, aunque muchas veces le duela, siempre, siempre, algo bueno saldrá de ésa experiencia y, tarde o temprano, Me agradeceréis de que hayáis tenido ésa experiencia de vida, porque, por ella, creceréis.

 

Ciertamente, viviréis cosas muy desagradables, que os dañarán, que os molestará el vivirlas, pero nunca se han de comparar los dolores que sufriréis, con aquellos que vosotros infligís en Mi Sacratísimo Corazón, por causa de vuestros pecados, de vuestros olvidos, de vuestras necedades, de vuestras groserías, de vuestros errores y, así, podría nombraros una gran lista de todo lo que vosotros causáis a Mi Sacratísimo Corazón.

 

¡Cuánta maldad produce el hombre y, especialmente, cuando se vuelve instrumento de satanás! Aún aquellos, que no están tan metidos en el mal, que no tienen el discernimiento para darse cuenta de cómo dañáis a Mi Sacratísimo Corazón, Yo permitiré, en estos momentos de tribulación, el que viváis parte de Mis Dolores. Recordad que Mi Corazón es el más Sensible que existe y sufro mucho más por vuestras groserías, errores, pecados, maldades.

 

Reparad, reparad, Mis pequeños, por vuestros pecados y por los de vuestros hermanos, la reparación es un tesoro inmenso para vuestra alma, porque Me estáis quitando dolores, ultrajes, menosprecios. DadMe amor, dándoMe almas en salvación y, así, aseguraréis vuestra salvación eterna. Os amo, Mis pequeños.

Gracias, Mis pequeños.

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Soy vuestro Creador y Me duele mucho perder almas y, por eso, permito y permitiré desastres en el Mundo entero, para que despierten ésos corazones dormidos, para que luchen por el bien de sus hermanos

Hijitos Míos, no todo lo que viviréis, en desastres, será malo, recordad que Yo saco un bien siempre del mal que os ataca y, así, estaréis viviendo ciertamente, desastres, maldades, odios pero, de todo ello, también habrá bienes, bienes que brotarán, precisamente, de corazones dormidos, de corazones que necesitaban ser motivados fuertemente, ante los desastres, ante el dolor de las multitudes y, de esos bienes, muchas almas se salvarán.

 

Soy vuestro Padre, Soy vuestro Creador y Me duele mucho perder almas y, por eso, permito y permitiré desastres en el Mundo entero, para que despierten ésos corazones dormidos, para que luchen por el bien de sus hermanos, y esa donación, esa caridad que brotará de ellos, moverá a otros corazones, también, dormidos.

 

Ese es Mi Amor, Mis pequeños, busco y encuentro la forma de mover vuestros corazones a la conversión. Ciertamente, Yo permito que se den ésas calamidades, pero, quien las provoca, es satanás, porque, ¿cómo un Padre que ama y ama de una forma que vosotros no os imagináis, pueda causar tanta maldad, que hasta puedan morir sus hijos y perderlos eternamente? Confiad en Mí, Mis pequeños y de los acontecimientos que se vayan presentando en vuestra vida. Actuad en el amor, actuad en caridad para con vuestros hermanos, no os mováis hacia la maldad, como tantos de vuestros hermanos, que se han satanizado, que aún en el momento del desastre y del dolor, se aprovechan de sus hermanos, quitándoles de lo material que tiene o, aún, quitándoles su vida espiritual.

 

Esa es la maldad de satanás y, así es como podréis comparar entre las almas buenas y las almas que se han vendido a satanás. El alma buena se dona, se da por sus hermanos; el alma mala, se aprovecha de las situaciones y no causa ningún bien a sus hermanos.

Orad mucho, Mis pequeños, para que podáis tener la fortaleza y sabiduría necesarias para soportar y ofrecer, de corazón, las pruebas que se darán en vuestra vida y en la de vuestros hermanos.

Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: El resto fiel que quedará después de la purificación, no tendrán todos la Evangelización de Mi Hijo y, vosotros, los que habéis sido preparados, en la Palabra y en el Amor de Mi Hijo, llevaréis Su Presencia en vosotros a vuestros hermanos.

Hijitos Míos, estos momentos que se acercan, momentos de prueba, es cuando, los hijos de la Luz, van a hacer su aparición entre los hombres. Vosotros, habéis sido preparados para ello, llevaréis Luz a vuestros hermanos en estos tiempos de obscuridad.

 

Recordad que, el resto fiel que quedará después de la purificación, no tendrán todos la Evangelización de Mi Hijo y, vosotros, los que habéis sido preparados, en la Palabra y en el Amor de Mi Hijo, llevaréis Su Presencia en vosotros a vuestros hermanos.

 

Él Es Luz, Él Es la Luz que vino a destruir las tinieblas y, vosotros, sois ahora Luz. Ciertamente, dudáis de esta Gracia tan grande que os he concedido y que todavía no brota como debe hacerlo, pero, ya, entre vuestros hermanos, habéis probado de esta Gracia, al iluminarlos con vuestras palabras, con vuestro ejemplo, con vuestro amor, que no es otra cosa que la Vida de Mi Hijo en vosotros.

 

Agradecidos y alegres debéis estar de esta Gracia tan grande, porque fuisteis preparados para ello, fuisteis escogidos para ser llamados hijos de Dios en estos tiempos por venir y que seréis consentidos por Mí y por vuestros hermanos, por ser mensajeros de Luz, mensajeros de Quien Es la Verdadera Luz, que bajó entre los hombres a enseñarles el Camino, la Verdad y la Vida.

 

Soy vuestro Dios, Soy vuestro Padre y vosotros Me daréis la alegría que infinidad de hermanos vuestros no Me dieron antes de la Purificación, porque habían escogido vivir para satanás. Ciertamente, Me dolerá infinitamente su eliminación de la Tierra, pero Me quedaré con vosotros, los escogidos, los que sois Luz, como Mi Hijo y, así, todo volverá a ser Paz, Armonía y Amor entre los hombres.

 

¡Cuánta alegría Me daréis, Mis pequeños!, cantaréis himnos de júbilo junto con los Ángeles del Cielo. Alabaréis Mi Santo Nombre, viviréis agradecidos de haber sido escogidos, cuidados, y consentidos por Mi Amor para vivir un Nuevo Reino en la Tierra. Ved, como no todo es dolor y maldad, eso lo trae satanás, lo Mío, como Padre Bueno que Soy, os doy Alegría, os doy Mi Amor, os doy Nueva Vida, una Verdadera Vida que nunca satanás podrá daros.

 

Vivid, pues, alegres, contentos y con una esperanza de vida en que os voy a cumplir todas estas Promesas a los que vivís para compartir con vuestros hermanos, el Amor que Mi Hijo os dejó.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior