sábado, 21 de octubre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 14 invitados en línea
Oct 19_15 Estáis a momentos de que se dé ése gran golpe, que afectará la unidad de Mi Iglesia. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino.

 

 

Temas:

 

  • Satanás solamente quiere vuestra destrucción, él es maldad absoluta, entendedlo Mis pequeños, no os creéis ilusiones de que él os pueda ayudar, él os engañará en un principio y luego os destruirá.
  • Mi Amor es Excelso, Mi Amor es maravilloso, Mi Amor no tiene límites y nada, nada de lo que vosotros hayáis vivido de la Tierra, nunca se va a parecer siquiera, a Mis bellezas, a Mis delicadezas, que Yo os puedo dar cuando estáis profundamente sumergidos en Mi Amor.
  • Satanás se ha encargado de esto, de haceros creer que no necesitáis el perdón de vuestros pecados, de parte de Mis ministros, los sacerdotes, ellos son los únicos que os pueden perdonar vuestros pecados y, especialmente, si son graves.
  • El don de Discernimiento es imprescindible en vuestra Vida Espiritual, las Sagradas Escrituras no son un libro antiguo, son Enseñanzas actuales, nadie las puede, ni las debe cambiar, y aquel que lo haga, tendrá que darMe cuenta de ello, en su Juicio Final.
  • Sois un desastre, ya vivís en una vida que no es Vida, estáis muertos ya ante Mi Presencia, porque no Me tenéis en vuestro corazón y no seguís los Mandamientos que Yo os dejé.

 

 

Mensaje de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Satanás solamente quiere vuestra destrucción, él es maldad absoluta, entendedlo Mis pequeños, no os creéis ilusiones de que él os pueda ayudar, él os engañará en un principio y luego os destruirá.

Es preciso, Mis pequeños, que vosotros, mantengáis, Conmigo, una comunicación continua, que ya os había explicado, esta es la oración.

 

Mis pequeños, de Mí, siempre recibiréis Amor, comprensión, cariño, pero lo más importante, estaréis recibiendo siempre Mi Sabiduría. Os he dicho, que estáis rodeados de mucha mentira y, al estar Conmigo, vosotros estaréis recibiendo Sabiduría Divina, que va a ayudaros a que no caigáis en las redes de satanás.

 

Tened cuidado Mis pequeños, porque satanás es muy convincente y, sobre todo con aquellos que no están preparados; él tiene muchas formas de engañaros y, vosotros, podéis caer fácilmente, si no estáis bien tomados de la mano Conmigo, con vuestro Dios. Él os quiere llevar hacia la obscuridad; él puede aparecer como un ángel de luz, creando, en vosotros, una supuesta figura bondadosa, bella pero, en realidad, es la maldad total en él y esto, también, quiero que lo entendáis perfectamente, satanás, es cien por ciento maldad.

 

Es una tontería que queráis hacer pactos con él, esperando de él, un acto de bondad y de ayuda, que, de hecho, hay muchos hermanos vuestros que buscan su apoyo, su ayuda, un respaldo en su vida y ciertamente, al principio, él os da lo que necesitáis, para engañaros, para convenceros, de que, aparentemente, os está dando un bien, pero ya que os tenga bien agarrados de su mano, que ya no podáis safaros fácilmente, es cuando os traiciona y el bien, aparente que obtuvisteis, se volverá un mal tremendísimo y, como vosotros le seguisteis a él, y os olvidasteis de Mí, no tenéis la confianza de pedir Mi ayuda, para que Yo os rescate y pueda devolveros, nuevamente, al estado de Gracia.

 

Desgraciadamente, esto está sucediendo, muy de continuo ya, alrededor de la Tierra. No Me buscáis a Mí, buscáis, tontamente, a vuestro enemigo, quien quiere vuestra destrucción y, por no venir a Mí, por no sentiros confiados en Mi Amor, recurrís, como os dije, tontamente, al que es vuestro enemigo y os está engañando, porque, os va a dar cosas materiales y os va a destruir espiritualmente.

 

Poned, pues, mucha atención y pedidMe que Mi Santo Espíritu esté con vosotros cuando tengáis que tomar alguna decisión y veréis, fácilmente, de qué manera os ha estado engañando satanás.

 

PedidMe, pues, el Discernimiento Santo, pedidMe Mi compañía, la de Mi Hija la Siempre Virgen María. PedidMe, en todo momento, que Yo esté con vosotros, para que vosotros podáis salir airosos de la prueba, y esto es, que podáis, vosotros, escuchar la Sabiduría del Espíritu Santo, para que satanás, no os lleve por caminos equivocados, y que podáis salir afectados, al grado de que no podáis salir, fácilmente, a donde os esté llevando.

 

Satanás solamente quiere vuestra destrucción, él es maldad absoluta, entendedlo Mis pequeños, no os creéis ilusiones de que él os pueda ayudar, él os engañará en un principio y luego os destruirá.

Gracias, Mis pequeños.

            

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Mi Amor es Excelso, Mi Amor es maravilloso, Mi Amor no tiene límites y nada, nada de lo que vosotros hayáis vivido de la Tierra, nunca se va a parecer siquiera, a Mis bellezas, a Mis delicadezas, que Yo os puedo dar cuando estáis profundamente sumergidos en Mi Amor.

Hijitos Míos, todas las Bendiciones que derramo, sobre cada uno de vosotros, os las doy para vuestro bien y para que fructifiquen. Como dice en las Escrituras, todo aquello que salga de Mí, para vosotros, que son Mis Bendiciones, llegan a la Tierra, si encuentran tierra fértil, que es vuestra alma, va a dar fruto bueno, y va a ser abundante, y Yo voy a recoger, después, ese fruto que vosotros produzcáis.

 

Mis pequeños, mucho desperdiciáis de Mis Bendiciones. Mi Amor se derrama abundantemente, día a día, noche a noche y, ¿cuantos de vosotros, realmente aprovecháis lo que Yo os doy? Escasamente. Son unos cuantos los que se dan cuenta de Mi Presencia en su vida y esta es una realidad, Mis pequeños.

 

¿Cuántos de vosotros, realmente, estáis conscientes, en que Yo estoy guiándoos, protegiéndoos, ayudándoos, a que lleguéis a niveles muy altos, de sabiduría? Desgraciadamente son muy pocos, son muy pocos aquellos que están conscientes y Me buscan, pero, aún, a pesar de que no Me buscáis, Yo os doy de Mis Bienes, os cuido, esperando que, en algún momento, os deis cuenta de que las cosas buenas de vuestra vida no vienen por casualidad, sino, llegan a vosotros, porque Yo, las creo, para vosotros. Cada uno de vosotros, recibís diferentes bendiciones, diferente ayuda, porque cada uno de vosotros, lleváis una misión diferente, a la de los demás hermanos vuestros que os rodean.

 

Ciertamente, todos vosotros, sois celulitas del Cuerpo Místico de Mi Hijo, el factor común, por decirlo así, es el Amor. Estéis en donde estéis, hagáis lo que hagáis, deberéis hacerlo siempre por amor y, con mucho amor hacia vuestros hermanos y, como dicen las Sagradas Escrituras, lo que le hagáis a vuestro hermano, Me lo estáis haciendo a Mí.

 

Si vosotros quisierais entender estas palabras, pondríais más empeño en lo que hacéis por vuestros hermanos, habría más cuidado en lo que hacéis todos los días, os trataríais con más amor, sabiendo que Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios.

 

¡Qué diferente seria la vida, si vosotros Me vierais en el hermano que os rodea! Os dije que sois como celulitas del Cuerpo Místico de Mi Hijo y, para que un organismo trabaje correctamente, tiene que estar sano, tiene que estar lleno de vida. Todas las células tienen que actuar al unísono con el corazón, Yo Soy el Corazón y vosotros las celulitas que recibís Mi alimento y, Mi Palpitar; es la Vida Espiritual.

 

¡Es tan bello vivir Conmigo Mis pequeños!, quizá muchos de vosotros no lo entendéis, y hasta os puede aburrir el pensar en vivir, plenamente, en Mí. Preferís las cosas del Mundo, porque con ellas os divertís y Me sentís, a Mí, aburrido, porque os hablo de Amor y de cosas bellas, pero, cuando vuestra alma se va sensibilizando, cada vez más en el Amor, cuando llegáis a Mí, y Me pedís Mi ayuda para que crezcáis en el Amor, cuando Yo os llevo, entonces, a encontrar el Verdadero Amor, la profundidad de Mi Amor y empezáis a recibir Mis Bendiciones en pleno, para llegar a esos éxtasis de Amor, que solamente Yo os puedo dar, es cuando os dais cuenta, de que no habíais vivido, todavía, el Amor.

 

Mi Amor es Excelso, Mi Amor es maravilloso, Mi Amor no tiene límites y nada, nada de lo que vosotros hayáis vivido de la Tierra, nunca se va a parecer, siquiera, a Mis bellezas, a Mis delicadezas, que Yo os puedo dar cuando estáis profundamente sumergidos en Mi Amor.

 

DejadMe Mis pequeños, que os sumerja en lo profundo de Mi Corazón, para que empecéis a vivirMe en ésos éxtasis de Amor, que les concedo a las almas que Me buscan, que Me aman, que quieren profundizar en Mi Amor, que quieren estar íntimamente Conmigo. Muchos Santos, han recibido estos éxtasis de Amor. PedidMe, Mis pequeños, buscadMe y Me encontrareis, y no os arrepentiréis, porque Yo dejo a las almas plenamente satisfechas, aunque sea por momentos, porque, ciertamente, en el Reino de los Cielos, viviréis plenamente Mis éxtasis de Amor. El Cielo, es eso Mis pequeños, un éxtasis de Mi Amor.

Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Satanás se ha encargado de esto, de haceros creer que no necesitáis el perdón de vuestros pecados, de parte de Mis ministros, los sacerdotes, ellos son los únicos que os pueden perdonar vuestros pecados y, especialmente, si son graves.

Hijitos Míos, cuando pedís Mi Gracia para mejorar, primero Me debéis pedir la Virtud de la Humildad, para reconoceros pecadores, porque si no hay Humildad, no podréis escudriñar profundamente en vuestro corazón.

 

Desgraciadamente, en estos momentos de la humanidad, a donde os ha llevado satanás, os ha hecho creer que, muchos de los pecados que se cometen, ya no tienen por qué confesarse, que no son pecados graves, o simplemente, que no son ya pecado. Esto es muy grave, Mis pequeños, porque hay muchas almas que llegan ante Mí, después de cumplir su misión sobre la Tierra, y llegan muy dañados espiritualmente, y no se pudieron arrepentir de lo que debieron haberse arrepentido, porque satanás los engañó y no pidieron perdón por esas faltas cometidas, porque no creyeron que Me ofenderían a Mí, vuestro Dios.

 

Satanás se ha encargado de esto, de haceros creer que no necesitáis el perdón de vuestros pecados, de parte de Mis ministros, los sacerdotes; ellos son los únicos que os pueden perdonar vuestros pecados y, especialmente, si son graves, pero si vosotros creéis u os ha hecho creer satanás de que no necesitan el perdón de parte de uno de Mis ministros, vosotros llegareis, a Mí con muchas cargas pecaminosas muy fuertes, y vuestra vida eterna puede estar en peligro.

 

Ciertamente, hay sectas, que no os hablan del pecado. Hay, también, hermanos vuestros, en algunos países, donde no se les puede hablar de pecado a los pequeños; el pecar es una realidad humana.

 

El Pecado Original afectó vuestra pureza, vuestra santidad,  y pensar que no se comete algún pecado es soberbia y esto es obra de satanás. Mientras estéis con vida, cualquier pecado, por muy grave que sea, es perdonable. El pecado, creáis o no creáis, que no es realmente pecado, porque así os lo han enseñado, ofende a Mi Corazón. Es la ofensa a Mi Persona, lo que tiene que ser purificado y si morís con pecados fuertes, no digamos mortales, porque esos os llevan a la muerte eterna, pero pecados que molestan mucho a Mi Corazón y, por no creerlos pecados, no pedisteis el perdón de ellos, ni hicisteis nada para que se os borraran, al estar ante Mí, en vuestro Juicio Particular, tendréis que pagar, por cada uno de ellos y, así, podréis pasar muchísimo tiempo, purificándoos en el Purgatorio, de esas faltas, que no creíais que dañaban a Mi Corazón.

 

Os he dicho que satanás es muy astuto, y quiere vuestra destrucción o a menos, vuestro dolor, como os acabo de explicar. 

 

Si estáis cerca de Mí, y habéis buscado el manteneros, lo mejor posible, en vuestro estado de alma, ciertamente no os podrá vencer, porque Yo estoy en vuestro corazón, pero, entonces, buscará la forma de que no entréis pronto al Reino de los Cielos y utiliza entonces esta otra forma de engañaros, haciéndoos creer que ciertos pecados, no son pecado y, así, al estar frente a Mí, y por no haber pedido el perdón de esos pecados, porque no los confesasteis, entonces pasareis muchísimo tiempo purificándoos en el Purgatorio, de esa forma se desquita de vosotros, y os causa mucho dolor.

 

Satanás es un ser horrendo, lleno de maldad, que siempre va a buscar, de alguna forma, destruiros, quitaros el estado de Gracia, la alegría, Mi Presencia en vosotros.

 

Debéis estar, siempre, muy pendientes, de que no perdáis Mi Presencia en vuestro ser, buscad siempre Mi Vida y que satanás no os la pueda quitar.

Gracias, Mis pequeños.

 

Cuarto Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: El don de Discernimiento es imprescindible en vuestra Vida Espiritual, las Sagradas Escrituras no son un libro antiguo, son Enseñanzas actuales, nadie las puede, ni las debe cambiar, y aquel que lo haga, tendrá que darMe cuenta de ello, en su Juicio Final.

Hijitos Míos, vosotros tratáis de estar en comunicación o en comunión continuamente conMigo, pero, ciertamente la oración, también, es vuestro medio de protección para estos momentos que estáis viviendo sobre la Tierra.

 

Son momentos definitivos, son los últimos momentos antes del Gran Cambio, esto es una realidad Mis pequeños y os lo he venido anunciando desde hace varios años, pero no os estáis preparando y, así, como muchos de vuestros hermanos en la antigüedad, no creyeron en lo que Noé les decía acerca de una purificación que iba a haber, estáis viviendo lo mismo ahora.

 

Os he venido anunciando, desde mucho tiempo atrás, para que os fuerais preparando para esta Purificación que se os avecina. La oración tiene ese poder, primeramente, de estar llevándoos ante Mi presencia; segundo, recibís de Mí muchas Bendiciones, por estar viviendo Conmigo, platicando Conmigo, confiando en Mí, vuestro Dios y, tercero, la oración os protege contra las fuerzas de satanás. Si vosotros vivís distraídos en el Mundo, fácilmente satanás se mete en vuestros pensamientos, se mete en vuestra vida y os lleva a donde él quiere y, no va a ser a situaciones de Pureza ni de Santidad, va a aprovechar vuestra distracción en las cosas del Mundo, y os sumergirá en el Mundo.

 

Quiero que entendáis bien, Mis pequeños, que satanás nunca se os va a presentar como os lo imagináis, con cuernos, con cola, de color rojo o como queráis vosotros imaginarlo, él va a tratar de ser agradable con vosotros, os va a tratar de engañar y, ciertamente, él es muy hábil con la palabra y el pensamiento.

 

Si vosotros no estáis en esa comunicación constante Conmigo, que es la oración, fácilmente os puede envolver con su forma de hablar, con la forma en que os presenta la tentación y os hace caer, porque os hace creer que os la merecéis. Obviamente, la tentación que os pondrá será atractiva a vuestra carnalidad, van a nacer deseos impuros, malos, y caeréis Mis pequeños, porque él sabe de ello. Si no vivís en la oración, seguramente caeréis.

 

Esto os los digo, Mis pequeños, porque estáis teniendo ataques por todos lados, acerca de cómo debéis ver la vida. Se os está hablando de modernismos, se os está diciendo, que lo Mío ya es obsoleto. De las Enseñanzas que tenéis en las Sagradas Escrituras, en la Santa Biblia, se os habla que son obsoletas, que tenéis que vivir, estos tiempos, de una forma diferente, que la mentalidad es diferente a la de vuestros hermanos de hace 2000 años, y no es así Mis pequeños. La mentalidad del hombre, es la misma, en cuanto al pecado, a los deseos impuros, a los pecados en los que el hombre puede caer y estos engaños vienen por todos lados y, desgraciadamente, hasta de la misma Iglesia.

 

Sí, Mis pequeños, muchos ministros, muchos sacerdotes, ya hablan de cosas muy diferentes a lo que os enseño Mi Hijo y, os he venido previniendo, desde hace muchos años que esto sucedería y todavía falta que satanás dé el golpe final, el más fuerte y, por eso, os pido que estéis en continua oración y pidiendo Mí ayuda.

 

El don de Discernimiento es imprescindible en vuestra Vida Espiritual, las Sagradas Escrituras no son un libro antiguo, son Enseñanzas actuales, nadie las puede, ni las debe cambiar y, aquel que lo haga, tendrá que darMe cuenta de ello, en su Juicio Final.

 

Estáis a momentos, Mis pequeños, de que esto suceda, que se dé ése gran golpe, que afectará la unidad de Mi Iglesia, de la Iglesia de Mi Hijo, que os dejó para que crecierais espiritualmente y crecierais en la Verdad y satanás os tratará de engañar para llevaros a una decadencia espiritual. Estad atentos, con lo que suceda a vuestro alrededor.

 

Si vivís unidos a Mí, en la oración, nada os podrá pasar. Orad por aquellos que están distraídos y que buscan solamente lo del Mundo, a ellos les puede ir muy mal. Orad, orad y manteneos Conmigo.

Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Sois un desastre, ya vivís en una vida que no es Vida, estáis muertos ya ante Mi Presencia, porque no Me tenéis en vuestro corazón y no seguís los Mandamientos que Yo os dejé.

Hijitos Míos, cada vez hay más almas que se apartan de Mí y por ello, os he venido profetizando acontecimientos que vendrán a la Tierra, esto es una realidad; que va a haber una purificación, esto es una realidad; que muchos, muchos de vuestros hermanos serán tomados fuera de la Tierra, porque se eliminará una gran mayoría de ellos, y esto es una realidad.

 

Estáis viendo esos desastres a nivel humano, pero ya hay un desastre mucho más grande y doloroso. Como Padre y como Dios, Yo veo en vosotros ese desastre, y es el que no Me tengáis en vuestro corazón.

 

Os he dicho, que lo que importa en vosotros, es vuestra alma. Vuestra alma es la que va a trascender, que no os llevareis nada de lo que ahora tenéis sobre la Tierra, porque lo que tenéis aquí, de la Tierra, ha servido solamente, para cuidar vuestro cuerpo, lo material, es para lo material que vosotros tenéis. Lo espiritual, lo que viene de Mí, es lo que alimenta vuestro espíritu, vuestra alma, vuestro ser.

 

Eso es lo desastroso, Mis pequeños, hay infinidad de almas, que no Me tienen a Mí, que no han crecido espiritualmente, que no buscan Mi Amor, que no respetan Mis Mandamientos, que no buscan, lo que tanto os pidió Mi Hijo, que os amarais los unos a los otros. No estáis viviendo ésa hermandad espiritual, ésa vida espiritual, ése alimento de vida que os hace crecer en Mí, para Mí, ése es un gran desastre, y por ese desastre, muchas almas se perderán eternamente.

 

Una persona que está Conmigo y muere por algún accidente, por muerte natural o porque se le corte su vida, asesinándole, su alma vivirá, porque, como os dije, lo que es del Mundo, queda en el Mundo y, como dicen las Escrituras, vuestro cuerpo, polvo será, os transformareis en el polvo en el que fuisteis creados. Vuestra alma, no, Mis pequeños, vuestra alma crece, y al momento de liberarse del cuerpo, tiene un poder inmenso, se hace infinitamente más grande, porque ya queda liberado del cuerpo, y eso es lo que Yo busco en vosotros, y lo habéis perdido.

 

Vuestra desgracia radica en haber perdido el Cielo, haber perdido Mi Presencia en vosotros, haber perdido la Vida, la Vida Mía, que os va a dar la Vida eterna. No habéis cuidado vuestra alma, no la alimentasteis, no la hicisteis crecer y quedáis a merced de satanás, porque al no tener esa fuerza espiritual, fácilmente caéis en sus engaños.

 

Daos cuenta de esto Mis pequeños, estáis temerosos de desastres naturales, de guerras, de muertes y estáis muertos ya. Sois un desastre, ya vivís en una vida que no es Vida, estáis muertos ya ante Mi Presencia, porque no Me tenéis en vuestro corazón y no seguís los Mandamientos que Yo os dejé.

 

Entended esto y arrepentíos, el tiempo se terminó, vuestro tiempo, antes de los acontecimientos de purificación, ya está contado y es MUY pequeño, ya no contáis prácticamente, con algo de tiempo. ¡Arrepentíos y regresad a Mí!

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >