sábado, 25 de noviembre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 1 invitado en línea
Nov 12_15 Sólo con pronunciar Mi Santo Nombre, ahí estaré en ése momento. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino.

 

Temas:

 

  • PedidMe, pedidMe exageradamente, hasta lo imposible para vuestros ojos y vuestro entendimiento.
  • Os pondré en el camino a muchos hermanos vuestros que no Me conocen, pero Me quieren conocer y eso se dará, precisamente, en el momento en que vosotros deis el ejemplo que Yo di en la Tierra.
  • Mis Leyes son eternas, sois muy dados a hablar de Mis Leyes como algo pasado y obsoleto, pero no es así, Mis pequeños.
  • Os he dicho que cuando os unáis en oración, cuando os unáis, en amor, todos los grupos de oración del Mundo, vuestra fuerza va a ser inmensa y el poder de satanás va a menguar y quedará destruido cuando Mi Hijo venga a Reinar entre vosotros en el Universo entero.
  • Probad, probad a Nuestro Dios, confiad en Él, abrid vuestro corazón a Su Gracia y a Su Amor, aunque sea por breves momentos, y veréis lo que Nuestro Dios tiene para cada uno de vosotros; haced la prueba y no os arrepentiréis.

 

 

Mensaje de Dios Padre, Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen María a J. V.

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: PedidMe, pedidMe exageradamente, hasta lo imposible para vuestros ojos y vuestro entendimiento.

Hijitos Míos, Yo no tengo límites, Yo Soy Omnipotente, vosotros sois los limitados y pensáis, así, también. Vuestras oraciones, vuestros pedimentos, vuestras intercesiones, todo lo hacéis muy limitados, Mis pequeños. Os he pedido que cuando hagáis vuestras oraciones, pidáis exageradamente; para vosotros esto suena difícil de imaginar, precisamente, por vuestras limitaciones y, de hecho, estos son momentos de la humanidad, en que debéis pensar así, exageradamente, interceder por vuestros hermanos exageradamente.

 

Pedir por la salvación de vuestros hermanos exageradamente, no limitéis Mi Gracia, Mis Potencias, al contrario, aprovechadlas, Mis pequeños. Yo Soy Omnipotente, os repito y os puedo dar aquello que ni siquiera os podéis imaginar.

 

Vuestras oraciones deben de ir a grandes potencias, porque Yo Soy vuestro Dios Portentoso, no limitéis Mis Capacidades, no penséis humanamente, pensad Divinamente. ¿Cuántas veces habéis visto Mis Potencias a través de las Sagradas Escrituras, a través de Milagros que Yo he podido hacer a través de personajes, hermanos vuestros en la historia?, cosas que son extremadamente grandes a vuestra imaginación y, ahí es donde se muestra Mi Poder, Mis pequeños.

 

En las mismas Escrituras, Mi Hijo, volvía a la vida a los muertos y para vosotros eso es un imposible, sí, para vuestras capacidades, pero es la exageración de Mi Amor y de Mis Capacidades las que hacen los grandes milagros y Yo quiero que vosotros viváis los milagros a través de vuestra intercesión, por el amor que debe salir de vuestro corazón hacia vuestros hermanos.

 

Estáis viendo cómo vuestro Mundo va cayendo en las garras de satanás, todo se va yendo hacia la obscuridad, hacia la maldad, es el momento de un gran Milagro y ése debéis pedirlo, Mis pequeños, de todo corazón, pedídMelo. Sólo Yo puedo resolver la problemática que estáis viviendo, satanás ha tomado el poder Mundial, solamente Mi Gracia puede detenerlo y debéis pedirlo con Fe, con Fe absoluta, porque Yo tengo todo ese Poder y más, para detener y aún cambiar a vuestro Mundo y al Universo entero, en un Mundo en donde podáis vosotros vivir en paz, en alegría, en Amor, porque para eso fuisteis creados.

 

Yo no os creé para que satanás estuviera sobre vosotros, destruyéndoos, atacándoos en todo momento, fuisteis creados para gozar de Mis Gracias y Bendiciones, de Mi Amor Infinito y eso es lo que quiero Me pidáis, Mis pequeños, en todo momento, que se dé ya ése cambio y, solamente, con la Fe que pongáis en vuestras peticiones y, sobre todo, la Fe en Mí, vuestro Dios, es lo que hará el cambio.

 

PedidMe, pedidMe exageradamente, hasta lo imposible para vuestros ojos y vuestro entendimiento.

Gracias, Mis pequeños.

 

Segundo Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Os pondré en el camino a muchos hermanos vuestros que no Me conocen, pero Me quieren conocer y eso se dará, precisamente, en el momento en que vosotros deis el ejemplo que Yo di en la Tierra.

Hijitos, ciertamente, ya han pasado un poco más de dos mil años en que estuve entre vosotros en la Tierra, os di Mis experiencias de Amor del Cielo. Mi Padre, vuestro Padre, Me envió para enseñaros las bellezas del Cielo, para que empezarais a vivirlas en la Tierra y, así, vuestro paso al Reino de los Cielos no fuera tan diferente, tan dramático, como algunos podrías pensar. En el Amor, todo se da en suavidad, en dulzura, en belleza, en el Amor no hay temor, en el Amor siempre hay vida, pero una vida muy diferente a lo que estáis acostumbrados aquí en la Tierra.

 

Satanás ha desvirtuado, completamente, lo que vosotros debíais vivir aquí en la Tierra, que empezaron a vivir, ciertamente, vuestros Primeros Padres, Adán y Eva, pero fue tal la soberbia y la maldad de satanás, que alteró todo el Orden y afectó todas ésas bellezas que fueron creadas para que vosotros las gozarais. Lo que estáis viviendo, ciertamente, es lo que muchos de vosotros decís: un infierno en la Tierra y, ¿por qué decís así?, porque lo vivís dentro de vosotros. En vuestro corazón sentís que estáis viviendo, a vuestro alrededor, la maldad de satanás. No estáis viviendo la Paz en la que debisteis haber vivido si no se hubiera dado ése Pecado de vuestros Primeros Padres. No estáis viviendo la Paz que Yo os vine a Enseñar, el amor fraterno, el Amor Divino que os traje para que empezarais vosotros a cambiar a este Mundo que satanás ha alterado, en el cual, vosotros no debéis vivir.

 

Vosotros debéis vivir las dulzuras del Cielo, pero debéis poner de vuestra parte y, por eso, vine como Maestro a enseñaros lo que debéis vivir, Mis pequeños, pero parece que Mis Palabras, en muchos de vosotros, no hicieron mella, no hubo un crecimiento espiritual como se debió haber dado. Satanás os sigue quitando lo bello que debéis vivir en vuestro corazón, no habéis puesto mucho de vuestra parte para cambiar a este Mundo de maldad, a este Infierno que estáis viviendo, por el Cielo que debéis vivir.

 

Mis pequeños, debéis tratar de vivir en el Amor, porque Amor es lo que vais a tener eternamente; ciertamente, mucho mal hay a vuestro alrededor, pero debéis ser positivos porque Yo estoy con vosotros, debéis tratar de enseñar, a los que están a vuestro alrededor, que el Amor todavía Vive en la Tierra en vosotros, los que Me habéis aceptado en vuestro corazón, que habéis aceptado Mis Enseñanzas, que habéis aceptado Mi Vida en vosotros. Yo sigo Viviendo en la Tierra, porque os he dicho que sois Mis Cristos de estos momentos, pero, ciertamente, estáis luchando contra una fuerza muy grande, la de satanás, pero, recordad que Yo Soy más grande que el mismo satanás.

 

Por otro lado, debéis tener la paciencia de enseñar a vuestros hermanos desde lo más básico, porque, muchos, a pesar de como os dije, estuve aquí hace un poco más de dos mil años, no Me conocen y debéis tener la paciencia de irlos llevando de la mano como Yo os he ido llevando poco a poco, a que Me conocierais profundamente y, esa es la paciencia que debéis tener con muchos de vuestros hermanos que no Me han buscado, que no se les dio, a través de sus familias, esta Gracia de conocerMe.

 

Os pondré en el camino a muchos hermanos vuestros que no Me conocen, pero Me quieren conocer y eso se dará, precisamente, en el momento en que vosotros deis el ejemplo que Yo di en la Tierra. El ejemplo mueve a la gente y vosotros deberéis moverlos en su corazón, por la manera en que vosotros deberéis actuar entre los vuestros.

 

El amor mueve montañas, Mis pequeños, y vosotros debéis ser amor, a eso os he llevado, a ser amor entre vuestros hermanos y el amor es lo que va a destruir la maldad de satanás entre vosotros.

 

Venid a Mí, pedidMe lo que necesitéis, os lo he dicho muchas veces. Estáis en la Tierra para trabajar para el Reino de los Cielos y, eso también lo debéis tener muy grabado en vuestra mente y el corazón, no estáis de paso para solamente vivir y gozar, estáis de paso para dejar estela de Mi Reino, Vida de Mi Reino, Amor de Mi Reino.

Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Mis Leyes son eternas, sois muy dados a hablar de Mis Leyes como algo pasado y obsoleto, pero no es así, Mis pequeños.

Hijitos Míos, Mis Leyes son eternas, sois muy dados a hablar de Mis Leyes como algo pasado y obsoleto, pero no es así, Mis pequeños.

 

El hombre quedó afectado por el Pecado Original y la tendencia de la carne es la misma que tuvieron los primeros hombres, la de los que les siguieron, los actuales y los futuros. Los Mandamientos y Mis Leyes que Yo os di, ya preveían todo esto y, por eso, Yo os indicaba desde ése tiempo, cómo vosotros os debías comportar.

 

Así como en los animales hay un instinto que Yo puse y no cambia, también, en vosotros, no cambia vuestra carne, quedó afectada con el Pecado y, satanás, sabe, perfectamente, cuáles son vuestros puntos débiles y los ha manejado en vuestra contra desde que atacó a vuestros Primeros Padres y, vosotros, seguís cayendo en ésos pecados día a día.

 

La razón de que Yo viniera a la Tierra, fue para mostraros vuestra debilidad, fue para daros a entender que vosotros estáis afectados, desde el Principio, cuando se cometió el Pecado Original, y os vine a dar los caminos de la Gracia, para que pudierais luchar contra vuestra decadencia, tanto espiritual, como humana. Llegará un tiempo, en el que conoceréis la perfección en la que fueron creados vuestros Primeros Padres.

 

Vuestra hechura actual, dista mucho de la perfección que tenían vuestros Primeros Padres pero, la Misericordia Divina, siempre está cuidándoos en Nuestra Santísima Trinidad. Vemos vuestra decadencia espiritual, la maldad que habéis dejado entrar en vuestro corazón, en todo vuestro ser y, porque os amaMos inmensamente, continuamente os protegemos, pero Mi Venida como Cristo Jesús, vuestro Salvador, vuestro Redentor, fue para enseñaros cómo salir victoriosos de las pruebas y de los ataques de satanás.

 

Contáis Conmigo, con Mi Guía Amorosa, con Mi Donación, con Mi Muerte y Resurrección, para que vosotros podáis levantaros cuando estéis en pecado grave. Cuando hayáis sido atacados fuertemente por satanás y sintáis que no tenéis salida, contáis con Mi Gracia, con Mi Ayuda.

 

Sí, Mis pequeños, muchas veces os sentís agobiados, a tal grado, que quisierais hasta quitaros la vida, porque no sabéis qué hacer pero, os vuelvo a repetir, Mi Misericordia es tan grande, que sólo con pronunciar Mi Santo Nombre, ahí estaré en ése momento.

 

Esto es muy importante que lo entendáis, Mis pequeños. Yo, vuestro Dios, y en Nuestra Santísima Trinidad, podeMos ayudaros, pero sabéis que contáis con el libre albedrío y Nosotros no podeMos presionaros en ninguna forma, pero, al momento en que vosotros volteéis a verNos y solamente con nombrar Mi Santo Nombre o el de Mi Madre, la Siempre Virgen María, en ése momento, vosotros abrís la puerta de vuestro corazón y ahí es donde Nuestra Gracia puede entrar y cambiar todo, todo vuestro ser, vuestra vida, vuestro entorno, así es Nuestra Misericordia. Vosotros tenéis que abrir vuestro corazón con Fe y, como os dije antes, Nuestras Potencias, son Infinitas, vuestras limitaciones hacen que no creáis, así os lo hace ver satanás, que vuestros problemas no tienen solución.

 

Yo Soy el Infinito, Soy el Omnipotente y Yo puedo sacaros de cualquier problema a donde os haya llevado satanás. Aún vuestros pecados, por muy graves que sean, tienen solución y, con sólo invocar Mi Santo Nombre, veréis cómo se lleva a cabo el Milagro. Confiad, confiad en Mi Gracia, confiad en Mi Amor, confiad en Mi Misericordia Divina y todo cambiará en vuestra vida.

Gracias, Mis pequeños.

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Os he dicho que cuando os unáis en oración, cuando os unáis, en amor, todos los grupos de oración del Mundo, vuestra fuerza va a ser inmensa y el poder de satanás va a menguar y quedará destruido cuando Mi Hijo venga a Reinar entre vosotros en el Universo entero.

Hijitos Míos, hay un dicho muy cierto que es: “divide y vencerás”. En vuestro organismo sucede eso cuando hay una enfermedad, hay separación entre las células buenas de las malas; en la sociedad, vosotros mismos estáis separados, no actuáis como verdaderos hermanos, a eso os ha llevado, también, satanás.

 

Si en vuestro organismo, cuando no hay unidad, hay enfermedad, en la sociedad también, que es el Cuerpo Místico de Mi Hijo. Satanás os ha dividido, os ha separado y a eso fue Mi Hijo a la Tierra, a enseñaros, primeramente, a vivir como hermanos. Sus Enseñanzas fueron de unión fraterna, unión de familia, unión Conmigo, en Mi Santísima Trinidad. Unidad en todo momento, porque ahí radica vuestra fuerza, y satanás lo sabe. Sabe que si vosotros os unís a orar de corazón, lo venceréis fácilmente, pero ya no vivís unidos, os peleáis los unos con los otros. Aún, dentro de vuestra misma familia, os peleáis entre hermanos; vosotros mismos, en vuestro interior, estáis divididos, vuestros pensamientos no son buenos en todo momento, hay maldad dentro de vosotros, también, y estáis divididos.

 

Tenéis que entrar en ésa unión, primeramente Conmigo, con vuestro Dios y Me lo debéis pedir de todo corazón. Cuando un alma se une perfectamente a Mí, viene una unión poderosísima y se muestra a todos vuestros hermanos a través de la Gracia, a través de las enseñanzas, del ejemplo que vosotros dais, que es Mi Vida en vosotros.

 

Cuando vosotros ya aprendisteis a vivir en unidad Conmigo, debéis de buscar esa unidad con vuestros hermanos, debéis entrar en su corazón, transmitiéndoles lo que Mi Hijo os transmitió. Mi Hijo fue Escuela espiritual para todos vosotros, Sus Enseñanzas son para todos vosotros y son Enseñanzas de unión, de unión fraterna, de unión en una intimidad muy grande que debéis tener Conmigo, como Él la tenía intensamente Conmigo.

 

Mi Hijo y Yo Somos Una sola Persona, vosotros debéis ser Conmigo, también, uno solo, debéis dejar que Yo trabaje perfectamente en vosotros y, vosotros, llevar toda esta vida espiritual y Divina a vuestros hermanos.

 

Os he dicho que cuando os unáis en oración, cuando os unáis, en amor, todos los grupos de oración del Mundo, vuestra fuerza va a ser inmensa y el poder de satanás va a menguar y quedará destruido cuando Mi Hijo venga a Reinar entre vosotros en el Universo entero.

 

Mis pequeños, tenéis que luchar contra vosotros mismo. Primeramente, en vuestro interior, dejar que Mi Gracia os invada e ir eliminando, poco a poco, todo aquello que Me ofende y os separa de Mi Gracia. Esa es una lucha continua que debéis tener de día y de noche. Después de ello, Mi Gracia, caerá fuertemente sobre vosotros, os invadirá y empezaréis a ver un cambio tremendo en todo vuestro ser, tanto físico como espiritual.

 

A eso estáis llamados, Mis pequeños y estos son los momentos de un cambio Universal, en que deberéis cambiar, primeramente, vosotros. Se os dijo desde hace tiempo, que pidierais la transfiguración de cuerpos y almas y es esto, Mis pequeños, el ser transfigurados, es el vivir en pureza y santidad, en unión íntima Conmigo, para que todo quede transformado para Mi Gloria y para el Reino de Mi Hijo entre vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla la Santísima Virgen María.

Sobre: Probad, probad a Nuestro Dios, confiad en Él, abrid vuestro corazón a Su Gracia y a Su Amor, aunque sea por breves momentos, y veréis lo que Nuestro Dios tiene para cada uno de vosotros; haced la prueba y no os arrepentiréis.

Hijitos Míos, Yo, como Madre vuestra, os he ido reuniendo en el Amor de Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad. Sabéis que son Mis Tiempos, que en estos tiempos de cambio, vengo Yo a vencer a satanás y a sus secuaces. La Gracia, el Poder de Nuestro Dios, están Conmigo, Mi Amor de Madre os quiere reunir en un solo rebaño, en el de Mi Hijo.

 

Satanás os estará atacando cada vez más, porque él conoce que su tiempo termina y viene el tiempo de la salvación de las almas que fueron fieles a las Enseñanzas de Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad.

 

Son tiempos de cambio, pero de un cambio bellísimo, Mis pequeños. Muchos sienten temor por este cambio, pero ¿cuántas veces se os tiene que repetir que Nuestro Dios y Señor Es puro Amor y lo que Él quiera daros, siempre va a ser envuelto en el Amor?

 

Vosotros os habéis acostumbrado a vivir en el mal de satanás, ciertamente, vuestro ser responde cuando se os trata con amor y eso es lo que tendréis en este tiempo por venir, Mis pequeños, amor, pero un amor que nunca habéis vivido porque no habéis abierto plenamente vuestro corazón a ése Amor inmenso que quiere daros vuestro Dios.

 

Vosotros, con vuestro actuar en el pecado y distraídos con las cosas del Mundo, no os volvéis plenamente hacia Nuestro Dios y, al no hacerlo, os perdéis de infinidad de Bendiciones con las que Él os quiere colmar.

 

Satanás sigue haciendo su obra, os sigue separando con mentiras, con distracciones, con tentaciones, de la Gracia de Nuestro Dios, él las tuvo y las negó y sabe lo que son las riquezas Divinas que os pertenecen y él no quiere que vosotros las gocéis.

 

Para eso estaMos, en este momento, ayudándoos, desde el Cielo, a todos aquellos que queráis abrir vuestro corazón hacia el Amor de Nuestro Dios y vivir de acuerdo a lo que Él os pide.

 

Ciertamente, Nuestro Dios, es un Dios Severo, Él quiere que cumpláis con Sus Leyes. Es Severo, pero porque Él os da en demasía y así como da, quiere recibir. Esta es Su Justa Justicia.

 

De parte de Nuestro Dios, siempre tendréis infinidad de Bendiciones y lo menos que quiere de vosotros, es que abráis vuestro corazón hacia Su Amor. Él os creó, Él quiere vuestro agradecimiento, pero también quiere que Le obedezcáis y, al obedecerLe, os llenará de todas ésas Bendiciones que están esperando caer sobre cada uno de vosotros.

 

Satanás os ha cerrado vuestras capacidades intelectivas por el pecado y no entendéis muchas de las Bendiciones y del Conocimiento Divino, porque no quiere que vosotros las gocéis. En el momento en que vosotros queráis, al menos hacer la prueba y tratar de entender un poco más todo lo que viene del Cielo, en ése momento veréis la diferencia de cómo vivíais a como viviréis llenos de la Gracia de Nuestro Dios. Aún las mismas Escrituras os dicen probadMe y veréis Mi Gracia sobre vosotros.

 

Sois muy tontos, Mis pequeños, un Tesoro inmenso os espera, está sobre vosotros, pero no lo queréis tomar, porque queréis seguir viviendo a como satanás os ha llevado a vivir y esto es, muy alejados de la Gracia de Nuestro Dios.

 

Probad, probad a Nuestro Dios, confiad en Él, abrid vuestro corazón a Su Gracia y a Su Amor, aunque sea por breves momentos, y veréis lo que Nuestro Dios tiene para cada uno de vosotros; haced la prueba y no os arrepentiréis, Mis pequeños.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >