miércoles, 20 de septiembre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 11 invitados en línea
Dic 10_15 Pueblo Mío, pueblo de México, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

Temas:

 

  • Perseverad, falta poco, Mis pequeños y Yo estaré con vosotros, para que éste último paso, el paso decisivo para vuestra felicidad en la Tierra y de la felicidad eterna, sea seguro, un paso en donde se os probará todavía un poco más.
  • Satanás será vencido, no sufriréis más y el amor que tenéis en vuestro corazón, se potencializará, seréis pueblo ejemplo ante el Mundo de cómo se Le debe amar a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.
  • Os he ido preparando para que sepáis perfectamente que él será vencido por Mi Fuerza y ayudado por vuestra voluntad, así que no temáis, pero confiad, confiad plenamente en Mí, vuestro Dios, el triunfo está próximo.
  • Vuestra vida debe ser amor, recordadlo, Mis pequeños, llevad Mi Amor y cambiaréis a este Mundo que satanás ha afectado con su odio y su maldad, el Amor vencerá pero a través de vosotros.
  • Si pertenecéis a satanás, ciertamente avivaréis ésa idea que está implantando en la mente y en el corazón de vuestros dirigentes mundiales el de producir otra nueva guerra, para que se destruyan entre hermanos.

 

 

Mensaje de Dios Padre, Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen de Guadalupe a J. V.

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Perseverad, falta poco, Mis pequeños y Yo estaré con vosotros, para que éste último paso, el paso decisivo para vuestra felicidad en la Tierra y de la felicidad eterna, sea seguro, un paso en donde se os probará todavía un poco más.

Hijitos Míos, ¿puede, acaso, un alma, estar triste cuando Yo estoy en ella?

 

Mis pequeños, un alma, estando ante Mi Presencia, irradia alegría, paz, amor. Yo quiero que vosotros seáis alegres, seáis sencillos, humildes, pero que la alegría sea para vosotros un distintivo, porque, a pesar de las condiciones y situaciones que viviréis, al estar Yo con vosotros, deberéis irradiar Mi Presencia y, os vuelvo a repetir, ¿puede, acaso, un alma, estar triste o atribulada cuando Yo Vivo en ella? Vosotros deberéis llevar la alegría a vuestros  hermanos, esté como esté el ambiente. Vosotros, al estar Conmigo, deberéis vivir como un éxtasis de amor y, de hecho, lo viven aquellos que están Conmigo. Las almas que les rodean, saben que tiene algo diferente ésa persona que Yo he escogido, ésa alma que camina entre vosotros.

 

Debéis vivir así, Mis pequeños, en un continuo éxtasis y ése éxtasis os llevará a una alegría inmensa. Trabajaréis con la alegría e irradiaréis paz y amor a vuestros hermanos; habrá tribulación contra vosotros, como la tuvieron los primeros cristianos. Ellos, eran gente especial, se les conocía porque vivían alegres, unidos, amorosos con todos los demás.

 

Estos son los tiempos en que se cerrará un paréntesis en la historia de la humanidad, el Pecado Original lo abrió, se ha vivido la maldad, ha caído el hombre a niveles infrahumanos, mucho mal se ha desatado en todo el Mundo y en el Universo entero. Pocos, muy pocos han luchado contra ésa maldad y serán preservados por ello mismo, porque no la dejasteis entrar en vosotros y si entró, inmediatamente hicisteis todo lo posible para volver al estado de Gracia.

 

Los escogidos vivirán el goce Celestial aun viviendo sobre la Tierra, ése es Mi regalo, Mis pequeños, para las almas que fueron fieles, que escogieron la mejor parte. Perseverad, falta poco, Mis pequeños y Yo estaré con vosotros, para que éste último paso, el paso decisivo para vuestra felicidad en la Tierra y de la felicidad eterna, sea seguro, un paso en donde se os probará todavía un poco más. Yo quiero almas fieles, almas en las cuales pueda confiar plenamente, para derramar Mis Bendiciones, Mis Carismas, Mi Amor.

 

Estáis ya en el camino, no claudiquéis, seguid adelante y escuchad Mi Santo Espíritu que habita en vosotros. Os amo, Mis pequeños, seguid adelante.

Gracias, Mis pequeños.

 

Segundo Misterio. Habla la Santísima Virgen de Guadalupe.

Sobre: Satanás será vencido, no sufriréis más y el amor que tenéis en vuestro corazón, se potencializará, seréis pueblo ejemplo ante el Mundo de cómo se Le debe amar a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.

(Lenguas…) Hijitos Míos, pueblo Mío, pueblo de México, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Pueblo que Me ama, pueblo que Me sigue, pueblo escogido, en quien he derramado Mi  Amor. Pueblo escogido por Nuestro Dios, para mostrar Sus Bendiciones, Su Amor y para que seáis guías, en lo futuro, de lo que un pueblo escogido por Dios, debe ser. Pueblo atribulado, pueblo sufriente, pueblo fiel.

 

Mucho habéis sufrido, ciertamente, se os ha acrisolado, habéis sido atacados en múltiples formas y en diferentes tiempos, pero seguís fieles y eso ha agradado a Nuestro Dios y Señor.

 

Vuestro pueblo será purificado, será eliminada la maldad que os ha venido atacando desde tiempo atrás. Satanás será vencido, no sufriréis más y el amor que tenéis en vuestro corazón, se potencializará, seréis pueblo ejemplo ante el Mundo de cómo se Le debe amar a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.

 

Nuestro Padre, Nuestro Dios, es Sabio y os ha escogido para el bien del Mundo, mientras, satanás ha llevado al Mundo a las tinieblas, a lo material y ha ido eliminando lo espiritual. Vosotros os mantenéis fieles, lo espiritual es lo más valioso del alma y, en vosotros, eso os salvará de todos los ataques que habéis tenido y tendréis de satanás. Os han tratado de quitar la Fe y el amor hacia Nosotros, pero su tiempo terminó, vuestro amor, la unión que tendréis, los vencerá. Sois un pueblo que al sufrir, se une y ésa unión os dará una fuerza tremenda contra las fuerzas de satanás.

 

Manteneos como hermanos, porque lo sois ante los Ojos de Nuestro Dios. Manteneos unidos en la Santísima Trinidad de Nuestro Dios. Manteneos bajo Mi Amparo, bajo Mi Manto, que Yo os llevaré por caminos seguros y, sobre todo, de triunfo contra las fuerzas de satanás y no temáis, Mis pequeños, la maldad será vencida, el amor que habéis anidado en vuestro corazón, dará mucho fruto.

 

Sois un pueblo fiel, seréis un pueblo santo, seréis ejemplo para las naciones de cómo se debe mantener la Fe y el Amor en Quien os ha escogido para ser el pueblo ejemplo de todas las naciones. Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María de Guadalupe, estoy con vosotros y venceremos, Mis pequeños. Gracias por vuestro amor y sobre todo, por permanecer fieles a Mí, vuestra Madre Santísima de Guadalupe.

Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Os he ido preparando para que sepáis perfectamente que él será vencido por Mi Fuerza y ayudado por vuestra voluntad, así que no temáis, pero confiad, confiad plenamente en Mí, vuestro Dios, el triunfo está próximo.

Hijitos Míos, Yo, Jesús, vuestro Salvador, cuando mandé a Mis apóstoles a Evangelizar, les di poder sobre las fuerzas del mal, les di poder para hacer milagros, les di poder en diferentes formas y ellos se alegraron de que iban a poder vencer a satanás y Yo les dije que se alegraran mejor, porque sus nombres estaban en el Libro de la Vida y, ahora, os lo repito a vosotros, Mis pequeños, los que habéis sido escogidos para estos tiempos para la gran lucha espiritual que se dará. Ciertamente se os darán capacidades espirituales superiores, según hayáis sido escogidos para una u otra misión: Sabiduría, Amor, Fe, eso es lo que deberéis pedir, que, de hecho, os conozco y os lo daré, Mis pequeños, pero quiero que vosotros lo meditéis y Le pidáis a Mi Santo Espíritu que os haga reflexionar sobre lo que vosotros pediríais.

 

La lucha será en lo espiritual, principalmente, que, ciertamente, se reflejará también en lo físico, pero a satanás se le vence con la fuerza espiritual, ¿qué pediríais cada uno de vosotros?, meditad en esta pregunta, Mis pequeños. Lo que quiero es que reflexionéis y al hacerlo, eso os llevará a que os deis cuenta que lo material no es lo importante en la vida del hombre, sino que es lo espiritual lo que os atrae hacia Mí, lo que os hace vivir correctamente durante vuestra existencia sobre la Tierra y, principalmente, es lo que os da la vida eterna. Por eso le dije a los apóstoles, que estuvieran contentos que sus nombres ya estaban en el Libro de la Vida.

 

¿Vosotros pensáis así? ¿Creéis que vuestros nombres están en el Libro de la Vida? ¿Os habéis volcado más hacia lo espiritual que hacia lo material? ¿Me habéis buscado a Mí, antes que buscar lo material? Si es así, vuestro nombre está en el Libro de la Vida y eso os debe de alegrar.

 

Pedid la Guía Santa, Sabia de Mi Santo Espíritu, para que podáis llevar a cabo vuestra misión. Os repito, os conozco perfectamente a cada uno de vosotros y cada uno de vosotros lleva una misión específica, pero, a la vez, os uniréis en momentos también, en que Yo os pediré que lo hagáis, para que, unidos, potencialicéis la fuerza espiritual para vencer, en tal o cual situación, a las fuerzas de satanás.

 

Ciertamente, satanás también tiene su ejército, satanás también tiene a los suyos y los ha preparado y, así, como con vosotros, que Yo trabajaré a través de vosotros, satanás también trabajará a través de ellos, de vuestros hermanos que han sido escogidos para destruir lo que es Mío y todo lo que viene de Mí.

 

Os he ido preparando para que sepáis perfectamente que él será vencido por Mi Fuerza y ayudado por vuestra voluntad, así que no temáis, pero, confiad, confiad plenamente en Mí, vuestro Dios, el triunfo está próximo.

Gracias, Mis pequeños.

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Vuestra vida debe ser amor, recordadlo, Mis pequeños, llevad Mi Amor y cambiaréis a este Mundo que satanás ha afectado con su odio y su maldad, el Amor vencerá pero a través de vosotros.

Hijitos Míos, seguís siendo niños, pero hay de niños a niños. Niños que buscan el bien y niños maleados, que han sido llevados hacia el mal.

 

Ser niño, ante Mi Presencia, es una garantía de salvación y el niño obediente, el niño estudioso, el niño que lleva ya una meta precisa en mente, que, ciertamente, predestinado está para cierta misión o trabajo, son niños a los que Yo amo inmensamente

 

Cómo quisiera, Mis pequeños, que mantuvierais vuestra inocencia, vuestro amor de pequeñitos hacia Mí, hacia vuestra Madre, la Siempre Virgen María y sobre todo, hacia vuestros hermanos. ¡Cuánto ejemplo os dan los santos!, y ese es el amor que Yo quiero en vosotros.

 

Ciertamente, satanás, ha atacado fuertemente a la familia, ha sacado a la familia del bien, de la Fe, del amor y, ahora, los niños no tienen un sustento fuerte espiritual qué transmitir y en el cuál vivir, que eso es lo más importante y por eso estáis viendo tanto mal a vuestro alrededor, porque satanás ha destruido a los niños en su inocencia, en su espiritualidad, en el amor de convivencia, que se aprende, precisamente, desde que son pequeñitos.

 

Todo esto será purificado, Mis pequeños, todo volverá hacia el Amor, de esto deberéis aprender para que no se vuelva a repetir. El Amor todo lo hace crecer, todo lo purifica, todo lo santifica. Vuestra vida, debe ser Mi Vida, Yo Soy el Amor en Perfección y vosotros deberéis tomar de Mí para vivir Mi Vida, para transmitir Mi Vida y hacer Vida en donde estéis.

 

Os repito, Mi Vida es Amor, todo, todo lo creado responde al Amor. Cuando vosotros sois tratados con amor, cambiáis. Podéis estar enojados y queriendo agredir a todos los que se acerquen a vosotros, pero si se os trata con amor, inmediatamente cambiáis, vuestra agresión cae a los suelos, porque, en lugar de ser agredidos, como vosotros agredisteis, se os recibió con amor. Y, eso es lo que Yo hacía a través de Mi Hijo en la Tierra.

 

Los fariseos, escribas, la gente mala que se había satanizado, atacaban a Mi Hijo y Él los recibía con Amor, en ése momento los desarmaba, no podían seguir agrediéndoLo. Así debéis actuar vosotros, Mis pequeños, vivir en el Amor y al vivir en el Amor, todo lo que vosotros digáis, penséis, actuéis, será en el Amor, porque lo que lleváis en vuestro corazón, lo daréis en diferentes formas, por eso deberéis manteneros siempre unidos a Mí, que Soy el Amor. Sois Mis instrumentos en la Tierra, sois Mis hijos y Yo Me debo de manifestar a través de vosotros. Vuestro Mundo tiene que cambiar a través de vuestra actuación, Me debéis dejar actuar a Mí a través de vosotros, para que vuestros hermanos Me conozcan y para que vosotros hagáis un ambiente de amor.

 

Vuestra vida debe ser amor, recordadlo, Mis pequeños, llevad Mi Amor y cambiaréis a este Mundo que satanás ha afectado con su odio y su maldad, el Amor vencerá pero a través de vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Si pertenecéis a satanás, ciertamente avivaréis ésa idea que está implantando en la mente y en el corazón de vuestros dirigentes mundiales el de producir otra nueva guerra, para que se destruyan entre hermanos.

(Lenguas…) Hijitos Míos, cuando bajé Yo a la Tierra, la ley que imperaba era la ley del Talión, el ojo por ojo, el diente por diente. No era el Amor el que habitaba en el corazón de los hombres.

 

La maldad a donde los había llevado satanás era la lucha entre hermanos, el aprovecharse los unos de los otros, destruir, en una palabra.

 

La ley del talión: si tú me haces daño, yo te lo voy a hacer también. Aparentemente, suena justo, pero Yo bajé a la Tierra para mostraros que no lo era.

 

Cuando vosotros recibís un mal y actuáis con el ojo por ojo, diente por diente, os lleva a la venganza y os pregunto: ¿la venganza es buena?, ¿la venganza os va a llevar a la paz?, ¿la venganza os va a producir amor?, no, ¿verdad? La venganza solamente va a crear odio, maldad, no va a haber paz y os la pasaréis meditando en cómo regresar la maldad que recibisteis, y así, la venganza imperará y nunca habrá paz entre vosotros.

 

En cambio, cuando, al recibir un mal, vosotros perdonáis, en ése momento pierde fuerza satanás, pierde fuerza la maldad y empieza a imperar Mi Amor entre vosotros.

 

Habéis tenido ya dos guerras grandes, para estos tiempos actuales, ¿cómo han quedado los pueblos después de ello? Aún después de tantos años que han pasado de ésas guerras, seguís recordando los ataques, la maldad, el odio. ¿Veis, cómo, prácticamente, habéis vivido lo que os enseño? Veis cómo la venganza no os ha llevado a la paz, porque no se ha sabido perdonar.

 

Satanás os quiere llevar nuevamente a ello. A través de los gobernantes de las naciones, que se han vendido a las fuerzas de satanás, a sus mentiras, a su maldad, os quiere llevar nuevamente a que luchéis entre hermanos y, así, acrecentar el odio, la maldad que ha sembrado por todos lados.

 

Si pertenecéis a satanás, ciertamente avivaréis ésa idea que está implantando en la mente y en el corazón de vuestros dirigentes mundiales el de producir otra nueva guerra, para que se destruyan entre hermanos.

 

He ido preparando a los hombres de buena Fe, a los que quieren estar Conmigo, a los que quieren mantener Mi Vida, que es el Amor entre los hombres, para que a través de vuestras oraciones y de vuestra intercesión, no se dé esto, a donde os quiere llevar satanás, que, ciertamente, no lo va a lograr.

 

Os debéis seguir preparando en oración y en vida de Amor y, como os dije anteriormente, que se note entre los hombres, que vosotros Me pertenecéis, que viváis en el Amor, que transmitáis el Amor, que os mantengáis en el Amor internamente y, sobre todo, que haya paz y alegría entre vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 
Siguiente >