sábado, 22 de julio de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 3 invitados en línea
Dic 17_15 Después de ésta Navidad, empezarán las grandes pruebas. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

Temas:

 

  • Entended, Mis pequeños, que lo que vendrá, satanás lo provoca, Yo lo limito y vosotros crecéis, va a ser todo para vuestra salvación eterna y para escoger a las almas que son dignas de mantenerse en estos tiempos por venir.
  • El tiempo de la gran prueba está a las puertas, seguid adelante y no temáis, vosotros os habéis dado por Mí, Yo Me di en Mi Hijo, sois Míos y vuestro premio tendréis.
  • Mucho todavía tengo qué hacer en vosotros, pero ya vosotros pusisteis también mucho de vuestra parte y, eso será premiado, os lo aseguro y os lo prometo.
  • Os repito, pedid el espíritu de Discernimiento y Sabiduría, para que no os dejéis llevar por aquellos que están tergiversando lo que viene de Mí. Lo Mío, escrito está y todo aquello que se salga de lo que está en el Libro Sagrado, no viene de Mí, ni aquellos vienen de Mí.
  • Ahora os pido, que Le pidáis a Mi Hijo exageradamente, que os regale, el día de Su Nacimiento, todo lo que vosotros necesitáis. Os doy días antes, para que meditéis, para que Le pidáis a Mi Santo Espíritu, que os guíe y que os dé Sabiduría para que Le pidáis lo que más necesitaréis para vuestra misión que pronto llegará a su culmen.

 

 

Mensaje de Dios Padre a J. V.

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Entended, Mis pequeños, que lo que vendrá, satanás lo provoca, Yo lo limito y vosotros crecéis, va a ser todo para vuestra salvación eterna y para escoger a las almas que son dignas de mantenerse en estos tiempos por venir.

Hijitos Míos, el haberos enviado a Mi Hijo, no fue casualidad, todo estaba programado para vuestra salvación, porque Yo os lo prometí, sois Mis hijos y os amo con un Amor que todavía vosotros, no podéis entender. Llegará el tiempo en que lo conoceréis, porque las almas que ya están aquí Conmigo, en el Reino de los Cielos, conocen plenamente, ya, Mis Misterios y eso es lo que os mantiene a vosotros en éxtasis eterno en el Reino de los Cielos. Misterios de Amor, que, ahora, están velados para vosotros que estáis todavía misionando sobre la Tierra, pero que voy develando poco a poco, a aquellas almas que Me buscan y que quieren estar viviendo íntimamente Conmigo, en su corazón. Son almas que han abierto su corazón plenamente, para que Mi Corazón se una al vuestro, ésas almas, son almas que Me dan toda su confianza y les voy regalando Mis Bendiciones, Mi Conocimiento, Mi Amor y empiezan ya a vivir ése éxtasis eterno, que tendréis al final de vuestro tiempo aquí en la Tierra y, luego seguirá, por los siglos de los siglos.

 

Mis pequeños, entended que Yo, vuestro Dios, quiero lo  mejor para vosotros, pero, a veces, a pesar de que os hablo con Amor, no dais lo mejor de vosotros y, así, como cuando los niños no entienden la lección y os la tengo que repetir continuamente, os vas por caminos equivocados, y os tengo que regañar o, a veces, daros una nalgadita, para que entendáis mejor.

 

Tendréis momentos difíciles en la Purificación que Yo permitiré, para que vosotros entendáis y os compongáis, porque, desgraciadamente, así entendéis una gran mayoría de vosotros, solamente con el castigo entendéis y Yo no quisiera esto, Mis pequeños, el Amor sobrepasa cualquier otra forma de enseñanza, pero vuestra terquedad es muy grande y Yo, no presiono ni impongo y, por eso, permitiré lo que satanás hará en vosotros, para querer dañaros y destruiros, pero Yo siempre limito su acción destructiva y, de ahí, siempre saco un bien para vuestro crecimiento espiritual.

 

Así que, entended, Mis pequeños, que lo que vendrá, satanás lo provoca, Yo lo limito y vosotros crecéis, va a ser todo para vuestra salvación eterna y para escoger a las almas que son dignas de mantenerse en estos tiempos por venir y empezar un Nuevo Mundo, un Mundo de Amor, un Mundo de Pureza, un Mundo de Santidad entre los hombres.

 

Serán eliminadas, como ya os he dicho, las almas que no quieren seguir Mis Preceptos ni mantenerse en Mi Amor, es más, que no han querido seguirMe, porque les aburre, no les interesa vivir en Mí, no quieren vivir en el Amor. Pedid por ellas, pero hay otras por las que os había dicho que no pidieras por ellas, porque ya escogieron a su amo a satanás.

 

Seguid adelante, Mis pequeños, orando juntos, recordad que un grupo unido, verdaderamente, puede lograr milagros y, eso, es lo que estoy pidiendo alrededor del Mundo a los grupos que se han unido en Mí y en Mi Amor, que os unáis con Fe, con gran fervor y, sobre todo, sabiendo que por ésa Fe que ha crecido en vosotros, Yo voy a ayudaros y a cambiar a este Mundo a Mí conveniencia, para bien de vosotros.

 

Os amo, Mis pequeños y gozad ya desde ahora, lo que os estoy anunciando para vuestro futuro.

Gracias, Mis pequeños.

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: El tiempo de la gran prueba está a las puertas, seguid adelante y no temáis, vosotros os habéis dado por Mí, Yo Me di en Mi Hijo, sois Míos y vuestro premio tendréis.

Hijitos Míos, estáis viendo ya cómo vuestro Mundo se convulsiona, tanto externamente, con todos vuestros hermanos que no están Conmigo e internamente. Cómo la misma Tierra se mueve ya en dolores de parto, y veis terremotos, volcanes en erupción, trastornos en todo su exterior y en su interior, y los climas, todos cambiados.

 

Estos son los signos que se os había dicho que veríais y se seguirán incrementando. Mi Hija, la Siempre Virgen María, os había dicho que vierais el sol, que iban a haber grandes cambios y estos ya se están dando, lo estáis sufriendo y no entendéis. Todo esto os debiera llevar a que os arrodillarais y pidierais perdón. No es casualidad que se estén dando todas estas condiciones adversas a vosotros, a vuestros climas benéficos, a los mares, a los campos que os alimentan, que os cuidan.

 

Recordad Mis Palabras en el Génesis, todo fue creado para el Bien del hombre y el hombre debiera cuidar a la naturaleza y, ¿qué está pasando? No habéis cuidado a quien os debía alimentar, que es la naturaleza, a vuestro Mundo y, por eso, ahora las situaciones son adversas a vosotros y sufriréis, porque no seguisteis Mis instrucciones. Mucho mal habéis sembrado a vuestro alrededor y, ahora, recogeréis lo que sembrasteis, tanto en lo material como en lo espiritual.

 

Os dejé Mis Palabras en el Antiguo Testamento, Mis Enseñanzas, los Mandamientos, luego, os envié a Mi Hijo, para que, en Persona, os guiara, os alimentara con Su Divina Sabiduría. Os dejó Su Cuerpo y Su Sangre, para que os alimentara y tuvierais fuerzas para vencer la maldad de satanás, que os rodea, pero, para muchos de vosotros, todos estos cuidados Divinos, fueron en balde; no habéis hecho caso, es más, habéis pisoteado todas estas Enseñanzas y todo este Bien Divino que se os dio para que vosotros pudierais santificaros y alcanzarais el Reino de los Cielos.

 

Tantas, tantas almas, alrededor vuestro, que han preferido seguir a vuestro enemigo, satanás, y Me han dado la espalda. Todo esto tiene un precio y lo sabíais vosotros, los que Me habéis dado la espalda, Yo nada escondo, os voy previniendo, os voy educando, os voy persiguiendo para salvaros, pero las almas necias, las almas que Me han atacado, recibirán su paga y su castigo eterno.

 

Las almas buenas, las que han estado Conmigo, las que entendieron la lección, lección de Amor y de Vida, su premio tendrán, un premio eterno y bellísimo en el Reino de los Cielos.

 

Os amo tanto Mis pequeños, porque, a pesar de que el ambiente espiritual es adverso a vuestro crecimiento espiritual, vosotros os habéis unido cada vez más a Mí, a Mi Amor, a Mis Enseñanzas, a Mi Perdón y Yo, os voy cuidando, porque cuido a los que están Conmigo.

 

El tiempo de la gran prueba está a las puertas, seguid adelante y no temáis, vosotros os habéis dado por Mí, Yo Me di en Mi Hijo, sois Míos y vuestro premio tendréis. Conozco vuestra vida, conozco vuestros problemas y, especialmente, los problemas que os ha acarreado el querer estar Conmigo y ya os había anunciado, en las Bienaventuranzas, lo que ibais a tener por estar Conmigo, que es el Reino de los Cielos. Habéis sufrido y ya os había anunciado esto, es un martirio, un martirio que os están causando aquellos que están con satanás y os están atacando a vosotros, un martirio incruento, ciertamente, pero doloroso en vuestro interior.

 

El amor, tiene su premio y su ataque también, vosotros Me escogisteis y escogisteis la mejor parte, estáis Conmigo y no perderé a las ovejas que han seguido al Pastor.

 

Os amo, Mis pequeños y tened en cuenta que estoy con vosotros y os protegeré de todo mal, porque vosotros Me escogisteis a Mí, vuestro Dios. Yo Soy Omnipotente y satanás no os podrá tocar.

Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Mucho todavía tengo qué hacer en vosotros, pero ya vosotros pusisteis también mucho de vuestra parte y, eso será premiado, os lo aseguro y os lo prometo.

Humanamente, Mis pequeños, vosotros os preparáis lo mejor que podéis para poder obtener empleos que os remuneren económicamente. Mucho os preparáis, estudiáis mucho, ciertamente sufrís, pero sabéis que al final, os redituará bastante lo que vosotros invertisteis en vuestros estudios.

 

Esto lo hacéis para un bien humano y está bien que lo hagáis, porque hay competencia y los mejores empleos se les dan a aquellos que han puesto todo de su parte, que han tratado de ser mejores, obteniendo calificaciones altas en lo que están haciendo. Ciertamente, hay cambios en vuestra manera de vivir, la tecnología y el conocimiento van avanzando y vosotros os vais preparando para tener más confort en vuestra vida humana.

 

Por otro lado, en vuestra parte espiritual, os debierais también preparar para un crecimiento espiritual grande, profundo. En la parte humana, vosotros dais lo que aprendisteis para la mejora de pocos o muchos de vuestros hermanos, en la parte espiritual también os preparáis, para que vuestra oración y vuestra donación, también les favorezca a muchas almas en su crecimiento y en su salvación. Crecimiento espiritual que todos debierais estar anhelando y buscando con ahínco y para mejoraros y luego intercambiar ése conocimiento para crecer.

 

Hace tiempo os dije que Mi Conocimiento espiritual, no lo doy plenamente a un alma, para que no caiga en soberbia y, a cada alma, si Me busca y pone todo de su parte, le doy un crecimiento muy grande en ciertas áreas, que se va a complementar con el que le voy a dar a otro de vuestros hermanos en algún otro lado y éste a la vez, se va a complementar con el de otro de vuestros hermanos y, así, os decía alguna vez, se va formando un rompecabezas, en donde las piezas de Conocimiento, de Mi Sabiduría, de Mi Amor, se juntan para que vosotros, unidos y cuidándoos unos a otros, restauréis el Cuerpo Místico de Mi Hijo.

 

Satanás se encargó de destruirlos, de separar a Mi Cuerpo Místico en Mi Hijo y vuestro crecimiento espiritual, se fue al suelo. Estos son tiempos de restauración, de unión, que os llevará a la perfección espiritual. Ciertamente son pocos los que han querido llevar a cabo esta tarea, la gran mayoría de vuestros hermanos, alrededor del Mundo, no les ha interesado este crecimiento y esta unión espiritual. Son almas que, prácticamente, no sirven, no dan fruto, no quieren tener un crecimiento espiritual, simplemente buscan lo humano, éstas almas no Me sirven y os dije que serán eliminadas de la Tierra, para dejar solamente a aquellas almas que están realmente haciendo el bien, el bien espiritual que Yo esperaba de cada uno de vosotros.

 

Vosotros Me buscáis y Yo os apoyo, os doy virtudes, capacidades especiales, carismas para que crezcáis. Habéis sido acrisolados y sé que puedo confiar en vosotros, los que estáis Conmigo y, por eso, os he anunciado que recibiréis dones especiales y os alegraréis, inmensamente, cuando os empecéis a ver como Yo quiero que os veáis. Vuestra vida actual no se parece en nada a lo que tendréis cuando seáis purificados y estéis plenamente bajo Mi Amor. Cambiaréis en lo espiritual y aún en lo físico, por eso, la Fe, es la que deberéis pedirMe que os aumente, para que, también, con la Esperanza, esperéis con gran amor, con gran deseo, lo que os daré, manteneos en ésa Esperanza de la perfección. Mientras, Yo os iré guiando a que alcancéis ésa plenitud a la que estáis llamados. Mucho todavía tengo qué hacer en vosotros, pero ya vosotros pusisteis también mucho de vuestra parte y, eso será premiado, os lo aseguro y os lo prometo.

 

Mi Amor os purificará, y acrecentará vuestro amor hacia Mí, simplemente, con eso, vuestra alma explotará de alegría. No os podéis imaginar lo que es Mi Amor, lo cual viviréis cuando estéis eternamente Conmigo.

 

Mi Amor es vuestro motor de vida, poco a poco lo iréis sintiendo cada vez más fuerte en vuestro interior y será un avance de ése regalo tan bello que os daré al final de la prueba, que será el principio de vuestro Nuevo Mundo que viviréis los que Me buscasteis y confiasteis en Mí. Os Bendigo, Mis pequeños y perseverad, perseverad hasta el final.

Gracias, Mis pequeños.

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Os repito, pedid el espíritu de Discernimiento y Sabiduría, para que no os dejéis llevar por aquellos que están tergiversando lo que viene de Mí. Lo Mío, escrito está y todo aquello que se salga de lo que está en el Libro Sagrado, no viene de Mí, ni aquellos vienen de Mí.

Hijitos Míos, hay muchos, muchos entre vosotros, entre vuestros hermanos, que se la pasan buscando novedades, un supuesto crecimiento espiritual, buscando conocimientos ocultos y, así os va engañando satanás, os va apartando del Verdadero Conocimiento, que os trae alegría aquí en la Tierra, paz, unión, un inmenso Amor y luego, todo eso multiplicado, al final de vuestra existencia, en el Reino de los Cielos.

 

Mis pequeños, lo Mío, es sencillo, pero a la vez inmenso, no grande, ¡inmenso! Satanás va engañando a los hombres con supuestos conocimientos, con misterios que nadie puede resolver, con situaciones que os invitan a buscar lo oculto y creéis que con eso, seréis mejores que vuestros hermanos, porque estáis aprendiendo cosas ocultas que los demás no pueden comprender ni entender.

 

Eso os pasa por no haber pedido la Sabiduría, el don de la Sabiduría; si Me pidierais que os diera Sabiduría, entenderías el por qué os he insistido tanto en que la pidáis, junto con el Discernimiento. Satanás es muy astuto y vosotros, muy tontos, buscáis cosas que creéis que os van a servir y os dejáis embaucar por sus “secretos”, con sus cosas escondidas y vuestra soberbia, os hace caer en ésas proposiciones satánicas que os van enredando cada vez más y más, hasta que ya no podéis salir de ése agujero profundo a donde os ha llevado, con el supuesto conocimiento oculto y que solamente unos cuantos pueden entender. Así se han formado muchos grupos satánicos ocultos, que están moviendo el Mundo y que os van haciendo caer a todos vosotros en situaciones cada vez más graves, porque os va manipulando satanás, a través de estos hermanos vuestros que se han dejado mover por él.

 

Os he dicho muchas veces, que satanás es el príncipe de este mundo y ciertamente, les da puestos importantes a los que están en él, porque él es el espíritu de este mundo. Los que estáis Conmigo, no pertenecéis al mundo y, esto os lo dicen las Escrituras. Los que están con satanás, ciertamente tendréis parte con él al recibir los beneficios que el mundo os otorga y que son contrarios a Mis Leyes, a Mi Amor y, sobre todo, a vuestro bienestar humano y espiritual. Os decía, sois tontos todos vosotros, los que seguisteis las tentaciones del mal, porque él os toma como instrumentos para hacer daño a vuestros hermanos y, empezando por ahí, esto es contrario a las Leyes que Yo os he dado y al conocimiento del amor fraterno que debéis tener los unos con los otros. Si realmente buscarais el Bien y tuvierais el Discernimiento Santo, no os dejaríais embaucar simplemente con este principio, del ser “superiores” y poder manipular a vuestros hermanos, pero para causarles el mal, y esto es lo que están haciendo los gobiernos de la Tierra, pero no es de ahora, Mis pequeños, esto es desde el Principio de la Creación, desde que cayeron vuestros Primeros Padres, ahí empezó el ataque de satanás para esclavizar y dañar a todos los que Me buscaran y, aparentemente, premiar a los que estuvieran con él.

 

Os digo esto, porque os sigue embaucando, os sigue tomando como instrumentos de maldad, os permite gozar de lo material del mundo, pero a costa de vuestra condenación eterna y esto, la gran mayoría de vosotros, gobernantes de la Tierra que queréis estar arriba de vuestros hermanos y dañarlos con el mal de satanás, no os ponéis a pensar, no os ponéis a meditar, lo que significa dolor eterno, que es a donde os está llevando satanás.

 

Se os han dado Leyes de Amor, por parte Mía y por Mi Hijo. La Caridad, el cuidado de vuestros hermanos, el ayudarlos a crecer espiritualmente, va en contra de las leyes de satanás, que es el de destruiros física y espiritualmente, y esa es la gran lucha que la humanidad ha tenido desde la caída de vuestros Primeros Padres.

 

Aparentemente, estáis viendo que, en éste momento, ya ha vencido el mal. Veis maldad por todos lados y se va incrementando, satanás, viene ante Mí a burlarse de vosotros, haciéndoMe ver cómo ha hecho caer a tantas almas hacia el mal y que son pocas las que quedan Conmigo. Su soberbia, se ha aumentado, se cree ya dueño del Mundo entero, del Universo entero, porque su maldad está afectando a todo lo Creado.

 

Vosotros, los que estáis Conmigo, sabéis cómo terminará esto, será vencido por La Mujer, sí, Mi Hija, la Siempre Virgen María, aplastará su cabeza, lo vencerá y por eso, se os ha pedido ésa gran devoción y una plena confianza en Mi Hija. Vencido por una Mujer, una Creatura, ante la cual, no se quiso arrodillar.

 

A eso llega la soberbia y esta soberbia se da también en aquellos que siguen a satanás. Se creen invencibles, se creen todo poderosos; utilizan el poder que les ha dado satanás, para burlarse de los que están Conmigo y que buscan el Amor, la unión, la perfección en el Bien.

 

Su cabeza quedará aplastada por la Sencillez y la Humildad de Mi Pequeña, la Siempre Virgen María, Mi Niña Pequeña, Mi Hermosura, Mi Creación Perfecta.

 

Manteneos pues, Mis pequeños, Conmigo, venceremos, dejaos guiar y mover por Mi Hija, la Siempre Virgen María, son tiempos de cambio, pero de cambio favorable, de cambio en la perfección, de cambio en el cumplimiento fiel, exacto, de Mis Mandamientos, de Mis Leyes y no lo que os está proponiendo satanás, que con sus representantes en el mundo, os están llevando a una destrucción espiritual, moral. Cuidaos de sus ataques, os repito, pedid el espíritu de Discernimiento y Sabiduría, para que no os dejéis llevar por aquellos que están tergiversando lo que viene de Mí. Lo Mío, escrito está y todo aquello que se salga de lo que está en el Libro Sagrado, no viene de Mí ni aquellos vienen de Mí. Cuidaos pues, Mis pequeños, cuidaos de aquél que os engaña.

Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Ahora os pido, que Le pidáis a Mi Hijo exageradamente, que os regale, el día de Su Nacimiento, todo lo que vosotros necesitáis. Os doy días antes, para que meditéis, para que Le pidáis a Mi Santo Espíritu, que os guíe y que os dé Sabiduría para que Le pidáis lo que más necesitaréis para vuestra misión que pronto llegará a su culmen.

Hijitos, estáis a unos días de celebrar nuevamente el Nacimiento de Mi Hijo. Hace poco os dije que Me pidierais exageradamente, para bien vuestro y para el bien de vuestros hermanos.

 

Fiesta grande e importantísima para el Cielo, para la Tierra, para el Universo entero, la Promesa cumplida, el envío del Salvador para rescataros del poder de satanás y para abrir las Puertas nuevamente, del Reino de los Cielos para todas aquellas almas que así lo deseen.

 

Pedir exageradamente, os he dicho. Vosotros no sabéis pedir porque no tenéis deseos grandes para crecer, especialmente en lo espiritual. No sabéis valorar lo que Yo hice en vosotros.

 

Sois almas creadas por Mí, vuestro Dios, se os ha dado el don de la vida, que ésta es una Gracia inmensa que doy a algunas almas. Desperdiciáis el tiempo de vuestra misión en la Tierra, que os da un puesto muy alto en el Reino de los Cielos si cumplís vuestra misión perfectamente.

 

Ciertamente, débiles sois, pero Yo os doy infinidad de Gracias, os lleno de Bendiciones y de cuidados y ahora, todavía más, os pido que Me pidáis a Mí, exageradamente, lo que el Espíritu Santo, en vosotros, en vuestra conciencia, os está indicando que debéis pedir, para seguir la misión, que, en lo particular, lleváis cada uno de vosotros.

 

Imaginad a un hombre muy rico, junto a él, una torre inmensa llena de monedas de oro valiosísimas, estáis formados ante él porque os está regalando de sus riquezas, vosotros veis ése montón de monedas, llegáis ante él y solamente le pedís una y, él insiste, “pedidMe más”, pero, vosotros, tontamente o quizá porque no queréis tener un compromiso fuerte con él, no pedís más y solamente pedís una moneda.

 

Así estáis vosotros ¿qué os detiene para pedirMe exageradamente de los bienes que Yo os puedo dar?, que, ciertamente, debéis pedir de los bienes espirituales, porque lo demás se os da por añadidura. Los bienes materiales son secundarios y vosotros os vais principalmente por ellos. Los bienes espirituales que podéis obtener, no son solamente grandes, sino infinitos y, eso, no lo queréis ver, no lo queréis entender, no los buscáis y os los perdéis. Los bienes espirituales, son el todo en vuestra vida y solamente queréis vivir en lo poco, en lo mediocre.

 

Estos son tiempos, como os dije, de una renovación espiritual, Mi Hijo Nacerá nuevamente para todos aquellos que celebran su Nacimiento y mantienen ése Nacimiento en su corazón, gozando estos momentos, recordando Su Nacimiento, que fue para el Bien de todos vosotros.

 

Ahora os pido, que Le pidáis a Mi Hijo exageradamente, que os regale, el día de Su Nacimiento, todo lo que vosotros necesitáis. Os doy días antes, para que meditéis, para que Le pidáis a Mi Santo Espíritu, que os guíe y que os dé Sabiduría para que Le pidáis lo que más necesitaréis para vuestra misión que pronto llegará a su culmen.

 

Después de ésta Navidad, de este recuerdo del Nacimiento de vuestro Redentor, de Mi Hijo, que vino a darse por cada uno de vosotros, empezarán las grandes pruebas.

 

Pedid exageradamente, para que podáis vosotros crecer en todos sentidos y ayudar a vuestros hermanos y ayudarles a vencer a vuestro enemigo, satanás y a sus secuaces. Son tiempos de cambio, son tiempos de dolor, son tiempos de alegría santa.

 

Uníos pues, al Nacimiento de Mi Hijo y pedid, pedid exageradamente para vuestro bien, para el bien de los vuestros y para completar la misión por la cual os di la vida y fuisteis escogidos por Mí, vuestro Dios y Creador, para servir a los bienes del Cielo y restaurar Mi Reino en la Tierra y en el Universo entero. Sois especiales, fuisteis escogidos por Mí, vuestro Dios, para servirMe.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior