sábado, 22 de julio de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 6 invitados en línea
Mayo 24_16 Tendréis una única oportunidad de decir: “quiero estar con mi Dios, o no”. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

 

Temas:

 

  • Si alguien os ofrece un caminar fácil, sin dolor y exitoso, no viene de Mí, Mi Hijo os dijo: “si queréis venir en pos de Mí, tomad vuestra cruz y seguidMe” y ésa cruz os purificará y os llevará por caminos seguros de salvación.
  • Os estáis jugando la eternidad y, como dicen las Escrituras, el Día del Señor, será rápido como el rayo, ¿estáis preparados para que os podáis salvar?
  • Amad, pues, a vuestros hermanos, para que Mi Gracia caiga sobre ellos y así podáis salvar a infinidad de almas, muchas de ellas, que no saben de Mi Presencia en ellos y que no saben amar como Yo os amo y como Yo quiero que améis.
  • Estas almas, que ya trascendieron y que están muy cerca de Mí, se vuelven intercesores vuestros, os están cuidando, están pidiendo continuamente por vosotros y por los vuestros.
  • Cuando vosotros estáis ante Mí, vuestra posición, como os dije, es de respeto y de amor y eso es lo que quiero que mantengáis vosotros, en vuestra mente y en vuestro corazón, no os quiero esclavos, os quiero hijos y el hijo ama al Padre y respeta al Padre.
  • Vosotros, Mis pequeños, habéis sido escogidos para alcanzar el triunfo, os he preparado para que venzáis a satanás, para que ayudéis a muchas almas en su salvación eterna y, sobre todo, para que gocéis, ya desde ahora, de los bienes que gozaréis eternamente.

 

 

Mensaje de Dios Padre a J. V.

 

Ofrecimiento. Habla Dios Padre.

Sobre: Si alguien os ofrece un caminar fácil, sin dolor y exitoso, no viene de Mí, Mi Hijo os dijo: “si queréis venir en pos de Mí, tomad vuestra cruz y seguidMe” y ésa cruz os purificará y os llevará por caminos seguros de salvación.

 

(Lenguas…) Hijitos Míos, estos son tiempos de gran confusión, estos son tiempos en los cuales, satanás, tratará todavía de destruir muchas almas que ya han sido escogidas para su salvación. Tened cuidado, Mis pequeños, escuchadMe en vuestro corazón, pero, cuando escuchéis Mi Voz, además, pedid Luz a Mi Santo Espíritu y orad, invocad Mi Santo Nombre, invocad Mi Amor, invocad Mi Protección, porque satanás es muy astuto y tratará de desviaros del camino. Vosotros sois Míos y Yo os he cuidado, os he reunido, porque daréis mucho fruto y, esto, a satanás no le gusta y le molesta que vosotros salvéis muchas almas.

 

Satanás conoce cuánto Me duele cuando un alma se condena y por eso os ataca fuertemente y lo hará todavía más fuerte en estos tiempos por venir, para que vuestra espiritualidad flaquee y hasta se pueda confundir con lo que sucederá.

 

Por eso os he pedido tanto la oración profunda, para que estéis en íntima conexión Conmigo, en Mi Santísima Trinidad; con Mi Hija, La Siempre Virgen María, con el Señor San José. Somos vuestra Familia, no os separéis de Nosotros.

 

Los tiempos son de cambio y os he anunciado situaciones difíciles que deberéis padecer para vuestra propia purificación.

 

Si, en algún momento, alguien os habla que pasaréis momentos fáciles, sin dolor, para que os unáis a su grupo o a ciertas creencias, dudad inmediatamente de ello, satanás está atrás de ésa situación y os quiere engañar.

 

Bien sabéis que para entrar al Reino de los Cielos, el caminar, es pedregoso y difícil, pero así os iréis acrisolando.

 

Mi Hijo padeció antes que vosotros ésa situación, Él no tenía por qué sufrir ni padecer en la forma en que padeció, pero os quiso enseñar cuál es la forma de entrar al Reino de los Cielos, para que os unáis a Él en lo que vosotros estéis padeciendo, en los momentos álgidos y difíciles de vuestra purificación.

 

Satanás os prometerá un caminar sin dolor, sin sufrimiento, fácil, en pocas palabras, y al final de ése caminar, estará vuestra condenación, porque, ciertamente, no os va a llevar por caminos y por situaciones apreciadas por Mí, que os llevarán a vuestra purificación y salvación eternas, él os desviará y vosotros podréis caer fácilmente, creyendo que vuestro caminar era el correcto.

 

Mucho error hay alrededor de vosotros y conocéis bastante de él, precisamente, porque os he enseñado a pedir Discernimiento Santo y a conocer las situaciones que más utiliza satanás para convenceros y llevaros a vuestra perdición. Por eso os he escogido y os he ido reeducando, para que podáis ayudar a vuestros hermanos, para que entiendan lo que vosotros les explicaréis, porque van llevando, ellos, un camino errático y lleno de mentira, porque viene de satanás.

 

No os olvidéis, pues, y de ahí radicará vuestra salvación, que si alguien os ofrece un caminar fácil, sin dolor y exitoso, no viene de Mí, Mi Hijo os dijo: “si queréis venir en pos de Mí, tomad vuestra cruz y seguidMe” y ésa cruz os purificará y os llevará por caminos seguros de salvación.

 

No Me falléis Mis pequeños, si tenéis alguna duda, entrad en vuestro corazón y preguntadMe, Yo os resolveré vuestra duda, estoy con vosotros, ése es el poder de la oración y ése es el Amor que tengo Yo, vuestro Padre, con vosotros, Mis hijos.

Gracias, Mis pequeños.

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Os estáis jugando la eternidad y, como dicen las Escrituras, el Día del Señor, será rápido como el rayo, ¿estáis preparados para que os podáis salvar?  

 

Hijitos Míos, vuestras vidas, que se van desarrollando desde pequeños, os van dejando ejemplos. Vuestras vidas están llenas de vivencias y vosotros, desde pequeñitos, vais tomando ésas vivencias de vuestros padres. Como os decía en algún otro Mensaje, vosotros, os dais, a veces, cuenta de lo que decís y hacéis y, otras veces, no os dais cuenta de lo que hacéis y de lo que decís, también. Vuestros pequeños van tomando de vuestras vivencias y así es como se van haciendo las familias.

 

Vosotros ya normasteis un criterio de cómo vivir en vuestro hogar. Se van uniendo todas ésas vivencias de los padres, de los hijos, os contáis los unos a los otros lo que hacéis, lo que habéis padecido, pero, también, cómo habéis triunfado y, así, vais creciendo.

 

Por eso, Yo permití que Mi Hijo Jesucristo estuviera entre los hombres y de Él tomarais vivencias, vivencias Santas, vivencias de Sabiduría, vivencias de Amor, para que vosotros, al ser familia, tomarais de Él, lo que Yo quiero que hagáis, para que reproduzcáis lo que Él os enseñó, lo sigáis dando a vuestros hermanos y, así, podáis hacer la familia del Cielo en la Tierra, que Yo quiero que hagáis; que para eso vinisteis a la Tierra, a transformar lo malo que ha sembrado satanás, por lo bueno que también, Mi Hijo sembró para vosotros.

 

Vosotros, en vuestro libre albedrío, escogéis a quién queréis servir, estar Conmigo y, con eso asegurar vuestra salvación eterna o estar en contra Mía y con eso, sabréis que os perderéis eternamente.

 

Poco meditáis sobre esta palabra: “eternamente”.

 

Cuando vosotros tenéis un dolor de cabeza o un dolor fuerte, que os molesta constantemente y toméis lo que toméis, el dolor no desaparece, os desesperáis, no sabéis qué hacer. Le llamáis al médico, os receta otra cosa, hasta que por fin, el dolor desaparece, pero quizá ya pasaron uno, dos, tres días con ésa molestia hasta que el  dolor desaparece. Fue un dolor temporal, un dolor pasajero, os dolió, pero lo pudisteis erradicar con los medicamentos que se os dieron.

 

Cuando os quiero explicar la palabra “eternamente”, quiero tomar este ejemplo: entraréis al reino de satanás, al Infierno, en donde padeceréis dolores insoportables y pasará un tiempo, dos, tres, veinte, cien, mil y, el dolor, no os lo podréis quitar y quizá hasta aumente.

 

Si os desesperáis con los dolores que tenéis en la Tierra, que no los soportáis y eso que son temporales, ¿podréis soportar un dolor eterno, que no se os va a quitar nunca y que, el mismo satanás no os dará tiempo de descanso? Eso por toda la eternidad, si os condenáis.

 

Quiero que meditéis esto, Mis pequeños, porque tomáis muy a la ligera Mis Palabras y el castigo que tendréis, si no os arrepentís de vuestros pecados, que tanto Me han dolido a Mí, vuestro Dios y que, todos vosotros, en mayor o en menor grado, Me habéis hecho padecer. Sois Mis hijos y Me duele, Me duele mucho el veros vivir en pecado y, peor, cuando son pecados graves, que os pueden llevar a la condenación eterna.

 

Satanás se burla de vosotros cuando os hace caer en pecados graves y, también, en pecados que dañan Mi Corazón de Padre.

 

Estáis a momentos de grandes cambios y ¿qué habéis hecho para mejoraros espiritualmente? Por todos lados de la Tierra voy avisando lo que ahora escucháis y que habéis ya escuchado, que está próxima la Purificación de la Tierra, la eliminación de infinidad de almas, que no quisieron contar Conmigo  que Me dieron la espalda, que no quisieron cumplir con Mis Leyes y vivir en Mi Amor.

 

Os estáis jugando la eternidad y, como dicen las Escrituras, el Día del Señor, será rápido como el rayo, ¿estáis preparados para que os podáis salvar? Imaginad que en este momento fuera ése momento de Mi Día, que en este momento murierais, ¿a dónde os iríais? Así será el momento de vuestra muerte, el momento de la gran prueba, ¿estáis preparados? ¿Estaréis preparados para ése momento? ¿Os salvaríais si murierais en este momento u os perderíais eternamente en el Infierno?

 

En las Escrituras lo podéis constatar y llevan escritas por más de dos mil años. Ahora os vuelvo a recordar todo esto, sed como las vírgenes prudentes, mantened vuestras lámparas encendidas, que es el estado de vuestra alma, que haya Luz en vuestra alma, que eso es amor, que vuestra alma esté Conmigo, que Mi Luz os esté iluminando, para que podáis entrar en el Reino de la Luz, que es vuestro Hogar. No dejéis que se apague ésa Luz de vuestra alma y viváis en pecado grave, que os pueda condenar.

 

Son momentos decisivos y estos se tienen que tomar con Sabiduría. Habéis vivido ya, toda una vida, en donde habéis visto de todo. El momento, el gran momento del Día del Señor se acerca, ¿cómo estará vuestra alma?

 

Os repito, actuad en Sabiduría, sed como las vírgenes prudentes, no perdáis vuestra alma, no dejéis para mañana lo que podéis hacer hoy y, esto es, mantener vuestra alma en estado de Gracia. Si tenéis una falta grave, confesadla inmediatamente, vuestro error y vuestra negligencia os puedan costar el sufrimiento eterno y ya os expliqué lo que es eterno y, satanás, gozará en haceros sufrir, os lo aseguro.

Gracias, Mis pequeños.

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Amad, pues, a vuestros hermanos, para que Mi Gracia caiga sobre ellos y así podáis salvar a infinidad de almas, muchas de ellas, que no saben de Mi Presencia en ellos y que no saben amar como Yo os amo y como Yo quiero que améis.  

 

Hijitos Míos, cuando vosotros vais a hacer un viaje, os preparáis de múltiples formas. Investigáis el transporte en el que os queréis ir; hoteles, en los cuales queréis estar; cómo es la situación social y política y aún el clima a donde llegaréis; cuánto tendréis que llevar en lo económico y muchas otras interrogantes, que se van dando para vuestro viaje y que vais resolviendo, investigando, para que, al momento de estar allá, no os tome de sorpresa alguna situación que no previsteis.

 

Estáis preparando ahora vuestro viaje espiritual, vosotros no sabéis si con esta Purificación que voy a mandar, para separar el trigo y la cizaña de la Tierra, vosotros os quedaréis en ella, en un Mundo transformado, en un Mundo bello o regresaréis a Mí, al Reino de los Cielos u os condenaréis eternamente.

 

A lo que voy, Mis pequeños, es que no seáis necios. Os he dicho que cuando Yo suscito profetas alrededor del Mundo, es para anunciaros un cambio fuerte, un cambio, en el cual serán eliminadas infinidad de almas y, vosotros no sabéis si quedaréis u os iréis de este Mundo; vuestra obligación es estar preparados en todo momento para lo que venga.

 

Como os dije anteriormente, el estado de vuestra alma siempre tiene que estar en Gracia y esto no es solamente para prever que vosotros, si sois recogidos de la Tierra,  lleguéis al Reino de los Cielos, sino más importante es que, aquellas almas que están en estado de Gracia, puedan estar en oración continua Conmigo.

 

Cuando vosotros vivís en pecado mortal, en primera no os interesa estar en contacto Conmigo y así os perdéis de Mi Palabra de Mis Advertencias, de Mi guía amorosa. Estando Conmigo os voy previniendo en vuestro caminar de los ataques que tenéis continuamente de satanás y, segundo, estando en estado de Gracia, aseguraréis vuestro regreso al Reino de los Cielos si sois recogidos de la Tierra.

 

Vivir en estado de Gracia, es asegurar vuestra amistad Conmigo y tener un contacto íntimo Conmigo, con vuestro Padre, con vuestro Dios, ciertamente, es un regalo que hago a las almas, porque si estáis en estado de Gracia, quiere decir que queréis estar Conmigo, tener ésa amistad, ésa fraternidad Conmigo, con vuestro Dios. Somos Familia, es una relación filial que debéis mantener, pero se rompe ésa relación, cuando vosotros estáis en estado de pecado grave.

 

Yo os voy previniendo, os voy cuidando. Cuántas veces vosotros no habéis escuchado de hermanos vuestros que, de repente escucharon una Voz para prevenirles de algo, vosotros hacéis caso de ésa Voz y evitáis un accidente y, a veces, muy grave, que os pudo haber matado. Yo os cuido y, ésa es una realidad, Mis pequeños, cuido a los vuestros, cuido a todas aquellas almitas que quieren estar Conmigo o que están con vosotros y Yo amo a quienes vosotros amáis. No lo olvidéis, Mis pequeños, por eso también os he pedido mucha oración de intercesión, para que, con vuestra oración que hagáis, sobre aquellos que amáis, estad seguros que Mi Gracia llegará a ellos y los cubrirá y los protegerá, porque si vosotros los amáis, estáis amando con Mi Amor y Yo los amo también. El Amor solamente puede venir de Mí, Yo os lo regalo cuando vosotros lo pedís y lo merecéis.

 

El Amor es creativo, todo fue creado en el Amor, vosotros fuisteis creados en el Amor; vuestra vida, os la di por Amor.

 

Amad, pues, a vuestros hermanos, para que Mi Gracia caiga sobre ellos y así podáis salvar a infinidad de almas, muchas de ellas, que no saben de Mi Presencia en ellos y que no saben amar como Yo os amo y como Yo quiero que améis. No desperdiciéis, pues, vuestro tiempo, Mis pequeños, interceded por cuantas almas podáis, las necesito, son Mías, las quiero de regreso.

Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Estas almas, que ya trascendieron y que están muy cerca de Mí, se vuelven intercesores vuestros, os están cuidando, están pidiendo continuamente por vosotros y por los vuestros.

 

Os he dicho, Mis pequeños, que la Comunión de los Santos, está jugando un papel importantísimo en este cambio, en esta Purificación.

 

Todos vosotros tenéis a un pariente, a un amigo, que ya está Conmigo o que está en el Purgatorio, preparándose para estar Conmigo en algún momento.

 

Estas almas, que ya trascendieron y que están muy cerca de Mí, se vuelven intercesores vuestros, os están cuidando, están pidiendo continuamente por vosotros y por los vuestros. La Comunión de los Santos es importantísima, Mis pequeños, porque todo se vive en el Amor.

 

Mi Amor lo empezáis a vivir cuando nacéis a la Gracia, cuando nacéis al Cielo, ésta es vuestra otra vida y es cuando os dais cuenta, realmente, lo que es vuestro renacer y estar Conmigo.

 

Esta vida de la Gracia, en el Reino de los Cielos, está, ciertamente, velada para vosotros, pero la intuís; por lo que sabéis, aún en el Purgatorio duele el vivir ahí, el purificarse ahí. El amor que nace de vuestros corazones, pide por todos aquellos que vosotros amáis, vosotros les ayudáis a salir pronto de ése lugar de Purificación y, cuando llegan al Reino de los Cielos, ésas almitas, por las cuales vosotros intercedisteis mucho, a la vez, se van a volver intercesoras vuestros.

 

Todo esto os va preparando para cuando lleguéis al Reino de los Cielos, en donde se vive el Verdadero Amor, que aún no vivís aquí en la Tierra y que, prácticamente, salvo algunos casos, no lo habéis vivido y probado. Mi Amor es un regalo inmenso para las almas y es Mi regalo para cada uno de vosotros, al regresar a Mí.

 

El alma ya fuera del cuerpo, puede gozar a grados infinitos. Vivir Mi Amor en el Reino de los Cielos, es mejor que cualquier regalo que vosotros podáis imaginar, es Mi Esencia Divina y Yo os la comparto, porque sois Mis hijos.

 

Manteneos, pues, en unión con la Comunión de los Santos, pedid los unos por los otros, pedid por vuestra purificación, pedid por Sabiduría Santa, pedid una unión íntima Conmigo, con vuestro Dios, para que no falléis en este tiempo de gran prueba.

 

Grandes Bendiciones se están derramando sobre vosotros, vosotros, los que estáis Conmigo, vosotros, los que aceptáis y vivís todo lo que Yo os he pedido desde el Antiguo Testamento. Soy vuestro Dios y, ciertamente, es un acto de Fe, porque no Me habéis visto. Vuestro corazón no os engaña cuando vosotros habláis de Mí, porque Me amáis, habláis de Mí con firmeza, con seguridad, y esto es Fe y amor, Mis pequeños, y las almas que tienen Fe, fácilmente se salvan.

 

Sed almas de Fe, pedidMe la Fe, Mis pequeños, una Fe a prueba de todo, de todo el mal con el que satanás os pueda engañar, para que no creáis ni viváis en Mí, vuestro Dios. Mucho Bien os está esperando, no le hagáis caso a satanás, él tiene envidia de vosotros. No desperdiciéis vuestra única oportunidad de regresar a Mí al Reino de los Cielos. Tendréis una única oportunidad de decir: “quiero estar con mi Dios, o no”.

 

Pedid Sabiduría, no desperdiciéis ésa oportunidad que a millones de almas, aquí en la Tierra, se les dará, en este tiempo. PedidMe por su salvación, pedidMe que puedan regresar todas al Reino de los Cielos.

Gracias, Mis pequeños.

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Cuando vosotros estáis ante Mí, vuestra posición, como os dije, es de respeto y de amor y eso es lo que quiero que mantengáis vosotros, en vuestra mente y en vuestro corazón, no os quiero esclavos, os quiero hijos y el hijo ama al Padre y respeta al Padre.

 

Hijitos Míos, os he dicho que todo lo Mío es vuestro, os di un Mundo, para que lo protegierais y ¿qué habéis hecho con él? No os ha importado el cuidarlo. Vuestro hogar, lo tenéis en la misma forma, descuidado y no solamente os hablo en el sentido físico, sino en el espiritual.

 

Satanás se ha encargado de destruir la espiritualidad en la Tierra, pero, también, de destruir todas las bellezas con las que Yo os regalé cuando hice toda la Creación para vosotros.

 

Mi Creación era perfecta y fue un regalo para vuestros Primeros Padres, ellos le pusieron nombre a todo lo Creado, pero el Pecado destruyó todo eso. Daos cuenta, Mis pequeños, lo que es el pecado de desobediencia, el ponerse en contra Mía, el darMe la espalda. Yo Soy un Dios Creador, vosotros, sois seres creados, en ningún momento os podéis poner arriba de Mí, eso es soberbia y es una gran tontería de parte vuestra el querer estar sobre Mí, que os creé.

 

Por simple lógica, un ser creado no puede estar sobre el Creador. El ser creado, agradece, primeramente, que haya sido creado y obedece a su Creador, porque Él tiene toda la Sabiduría y las capacidades para que le siga proveyendo de todo lo que necesitará en su vida, en su creación.

 

Satanás os ha engañado muy fácilmente, porque no habéis pedido Sabiduría. Ciertamente, ahora conocéis una buena parte de la Creación y, con eso, os dais perfectamente cuenta de que ése fue el error de vuestros Primeros Padres, haberse dejado engañar por satanás, con su astucia, con su inteligencia.

 

Cuando vosotros os dais cuenta de vuestra realidad, pero, sobre todo, de vuestra pequeñez, es cuando os tenéis que arrodillar ante Mí, pero no solamente en señal de humildad, sino de respeto, respetando Mis Potencias, respetando Mi Sabiduría, respetando Mi Amor hacia vosotros y poniéndoos a Mi servicio.

 

Os he dicho que cuando estáis ante Mí y os arrodilláis, no lo hacéis en una posición servil, como la que tenéis en la Tierra con vuestros superiores, que les gusta sentirse grandes y os obligan a que os arrodilléis, en cierta forma, para que ellos crezcan en soberbia y se sientan superiores a vosotros y os sigan dominando, aprovechándose de vosotros.

 

No, cuando vosotros estáis ante Mí, vuestra posición, como os dije, es de respeto y de amor y eso es lo que quiero que mantengáis vosotros, en vuestra mente y en vuestro corazón, no os quiero esclavos, os quiero hijos y el hijo ama al Padre y respeta al Padre.

 

Manteneos, pues, siempre en agradecimiento, en pequeñez, en humildad y llenos de amor hacia Mí, vuestro Dios que os creé y que, además de crearos, os sigo cuidando día a día, para que tengáis infinidad de Gracias y Bendiciones de Mi Parte y os podáis desarrollar como lo que sois, hijos de Dios.

Gracias, Mis pequeños.

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Vosotros, Mis pequeños, habéis sido escogidos para alcanzar el triunfo, os he preparado para que venzáis a satanás, para que ayudéis a muchas almas en su salvación eterna y, sobre todo, para que gocéis, ya desde ahora, de los bienes que gozaréis eternamente.

 

Hijitos Míos, vuestra vida se desarrolla en etapas, Yo así lo he querido y, si os dais cuenta, en la mayoría de los casos, ésas etapas siempre os van llevando a una superación mayor, a un mejoramiento, a un conocimiento mejor, de todo lo que os rodea.

 

Desde que sois pequeñitos, vais creciendo, vais cambiando, primeramente, de alimentación, pasáis de la leche materna a la comida preparada que os hace vuestra madre, vais creciendo, entráis a la escuela y vais cambiando de grado, año tras año. Tenéis etapas, también, de desarrollo en vuestro cuerpo y así se desenvuelve toda vuestra existencia, con cambios a vuestro alrededor, como pasar de la soltería a la vida de casados y con los hijos. Tantos y tantos cambios que puede tener el hombre, pero todo lo he preparado para que sea en mejoramiento y, especialmente, cuando estáis Conmigo.

 

Yo voy guiando vuestros pasos, Yo os voy dando las capacidades que vais a necesitar en cada etapa de vuestra vida, especialmente, en la vida espiritual, porque vuestra vida eterna, es vida espiritual.

 

Os permito venir a la Tierra y hacer una vida diferente a la espiritual del Cielo, en cuanto a vuestro exterior, ya que, en el Reino de los Cielos, todo es espiritual. Os vais desarrollando de acuerdo a lo que Yo os voy pidiendo y, para eso se necesita tener una vida profunda en Mí, para que escuchéis Mi Guía amorosa y Sabia.

 

Aquellos que, desde pequeños, son enseñados a escucharMe, van creciendo seguros, van aceptando con amor todos estos cambios, van conociendo cómo satanás, el enemigo, va tratando de hacer que vuestro caminar sea difícil y pecaminoso, para que os separéis de Mí, y Mi Gracia ya no os cubra y os guíe. Cuando vosotros, primeramente, por amor y por Fe, seguís adelante, os vais ganando Mis Regalos y, sobre todo, Mi Presencia Divina en vosotros, que, con esto, vuestra alma, ha ganado la palma del triunfo, porque un alma que se deja guiar por Mí y hace a un lado las tentaciones de satanás, ya aseguró su éxito eterno en el Reino de los Cielos, pero son pocas las almas que, desde chicos, escogen el buen camino y no se salen de él, caerán, pero se levantarán y siempre estarán Conmigo, nunca se apartarán de Mí, ni en las buenas ni en las malas.

 

Vosotros, Mis pequeños, habéis sido escogidos para alcanzar el triunfo, os he preparado para que venzáis a satanás, para que ayudéis a muchas almas en su salvación eterna y, sobre todo, para que gocéis, ya desde ahora, de los bienes que gozaréis eternamente.

 

La vida espiritual profunda, es el regalo más grande que puede tener un alma, aquí en la Tierra. Vivís, ciertamente, en la Tierra, pero continuamente estáis volando al Reino de los Cielos, para encontrarMe ahí, a Mí, vuestro Dios.

 

Sois almas que aceptáis vivir en la Tierra para servirMe pero, continuamente, estáis añorando el regresar a Mí.

 

Pronto estaréis, Mis pequeños, pronto estaréis Conmigo, los que añoráis Mi Presencia en vuestra existencia, por lo pronto, seguid adelante, venced a satanás, dadMe almas y ayudadles a alcanzar también el Reino de los Cielos.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >