miércoles, 29 de marzo de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 4 invitados en línea
Oct 27_16 El tiempo es muy próximo, os he hablado de semanas y éstas ya pasaron. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

 

Temas:

 

 

  • No detengáis Mi Obra en vosotros, Mis pequeños, con la duda, con la cobardía, al contrario, manteneos firmes. Os he dicho, tantas veces, que nada se da por casualidad y, vosotros, vosotros mismos sois parte, precisamente, de Mis Designios, parte de Mi Plan de Salvación para muchas, muchas almas.
  • Os digo que os preparéis ya; el tiempo es muy próximo, os he hablado de semanas y éstas ya pasaron, así que, preparaos, Mis pequeños, os amo, con todo Mi Corazón.
  • Gozad, pues, lo que os estoy adelantando y que esto os sirva como un fortalecimiento para lo que ha de venir. Que vuestra meta, sea ésa, llegar al momento que os estoy Prometiendo, que pase lo que pase, todo lo hagáis para llegar ahí.
  • Al entrar a ése Nuevo Mundo que se os dará, inmediatamente sentiréis Mi Amor y, eso, os traerá una alegría inmensa, os sentiréis como hermanos verdaderos, porque hablaréis del mismo tema: Mi Amor hacia vosotros.
  • Vuestra liberación está cerca, Mis pequeños, ya os lo he anunciado y, por eso, os he pedido alegría. Yo os estaré cuidando, Yo Soy vuestro Padre, un Padre mucho mejor que cualquier padre de la Tierra.

 

 

 

 

Mensaje de Dios Padre a J. V.

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: No detengáis Mi Obra en vosotros, Mis pequeños, con la duda, con la cobardía, al contrario, manteneos firmes. Os he dicho, tantas veces, que nada se da por casualidad y, vosotros, vosotros mismos sois parte, precisamente, de Mis Designios, parte de Mi Plan de Salvación para muchas, muchas almas.

 

Hijitos, ciertamente, aún a pesar de que mantengáis una Fe firme, cuando se vengan los acontecimientos, vosotros dudaréis y temeréis a ellos. Es la naturaleza del hombre, tenéis ahí el ejemplo de los apóstoles de Mi Hijo, cómo, en el momento de la prueba, corrieron, menos uno.

 

Mis pequeños, la carne es débil, pero el espíritu es fuerte, por eso os he dicho que pidáis vuestra transfiguración, para que estéis preparados ante la prueba. Que el temor y, en cierta forma, la cobardía que se pueda presentar en ésos momentos, no os desaliente a seguir adelante con vuestra misión, Mi Santo Espíritu os irá guiando y los acontecimientos que iréis padeciendo, cuando os deis cuenta cómo estáis bajo Nuestra Mirada y bajo la Luz del Espíritu Santo y que todo vaya saliendo como se os ha dicho, como se os ha prometido, respecto a que seréis protegidos, cuidados y guiados, es cuando vuestra Fe, empezará a aumentar. Creeréis en Mis Palabras, lo mismo que pasó con los apóstoles de Mi Hijo, recibieron la Luz del Espíritu Santo en Pentecostés y los transformó.

 

Vosotros, los escogidos para estos tiempos, también seréis transformados para que deis vuestro máximo. No detengáis Mi Obra en vosotros, Mis pequeños, con la duda, con la cobardía, al contrario, manteneos firmes. Os he dicho, tantas veces, que nada se da por casualidad y, vosotros, vosotros mismos sois parte, precisamente, de Mis Designios, parte de Mi Plan de Salvación para muchas, muchas almas.

 

Así que, os digo, manteneos firmes y dejad que la Sabiduría Divina de Mi Santo Espíritu, os ayude a manteneros en el Bien, en la Paz y en el Amor fraternos.

 

De todo esto que vosotros miréis y viváis, os ayudará a que vosotros crezcáis fuertemente en la Fe y en la confianza que Yo os he pedido que tengáis. Os he dicho que todo esto lo toméis como purificación a vuestros pecados. Grandes momentos se acercan, para que vosotros podáis gozar de una nueva vida que os he estado prometiendo, que he ideado para vosotros, ciertamente, lo gozaréis y esto será como premio a vuestra Fe y a vuestra confianza a Mis Palabras, que tanto os he repetido.

 

Seguid adelante, Mis pequeños, si dudáis de algo, entrad a vuestro corazón, para que Mi Santo Espíritu os reafirme en Mis Verdades.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Os digo que os preparéis ya; el tiempo es muy próximo, os he hablado de semanas y éstas ya pasaron, así que, preparaos, Mis pequeños, os amo, con todo Mi Corazón.

 

Hijitos Míos, los errores del Mundo, por fin van a ser purificados. Se os dio mucho tiempo para reparar, para mejorar, espiritualmente hablando y, vosotros, al mejorar en lo espiritual, vuestro Mundo iba a subir a niveles altísimos de tecnología, de paz, armonía entre los hombres y Amor; pero no quisisteis mejorar, mejor le hicisteis caso a satanás, y él detuvo vuestro crecimiento, tanto espiritual, como humano y tecnológico.

 

Os he dicho que, por el Bien de las almas escogidas, tengo que detener todo esto, porque ya hay tanta maldad, que, como dicen las Escrituras, si no lo detengo, hasta las almas escogidas se perderían.

 

Quiero que entendáis perfectamente bien esto, Mis pequeños, que vosotros os ganasteis todo lo que vendrá, por vuestra falta de Fe, por vuestra falta de amor, porque no quisisteis seguir todo lo que se os dio para vuestro crecimiento espiritual. Los errores los cometisteis vosotros, no Yo, porque Soy vuestro Dios y Soy Perfecto, vosotros errasteis y, ahora, vais a recibir la paga a la inversión de vuestra vida. Cometisteis mal, mucho mal, tanto en lo particular como alrededor.

 

Satanás, se apropió de lo que era vuestro, porque, la Creación, Yo la creé para vosotros, no para satanás, pero, vosotros, no supisteis defender vuestra alma ni defender vuestra posesión, que es toda la Creación. Prácticamente, se la regalasteis a satanás y ahora, él, se ha entronizado, no solamente en este Mundo, sino en el Universo entero.

 

Ciertamente, os amo y no estoy buscando ningún tipo de venganza hacia vosotros por vuestros errores cometidos, estoy hablando de Misericordia, de detener, ya, el tiempo de satanás sobre vosotros, para que no os acabe de destruir. Ya, muchas almas ha destruido, ha destruido la Naturaleza, ha destruido lo creado y, vosotros, no reaccionáis. Por el bien de las almas que escogieron el buen camino, viene la Purificación, la eliminación de las almas que no supieron apreciar lo que Yo, vuestro Dios, creé para vosotros y, sobre todo, la forma en que os consentí desde el momento en que os di el don de la vida y que, vosotros, no habéis sabido apreciar ni utilizar para el Bien.

 

Por eso, os digo que os preparéis ya; el tiempo es muy próximo, os he hablado de semanas y éstas, ya pasaron, así que, preparaos, Mis pequeños, os amo, con todo Mi Corazón.

 

Ayudad a vuestros hermanos, que no están preparados para recibir este golpe de Purificación, que va  a ser muy fuerte para ellos. Hay tantos que están tan ensimismados en el Mundo y en sus cosas, que no creen en todo esto en lo que os he venido preparando. A ese grado han llegado estas almas, a no importarles, en absoluto, lo que venga de Mí. Por eso, estas almas que han crecido sin Dios, que han vivido sin Dios, porque no Me han querido aceptar en su vida, ni les interesa lo que Yo haga o diga, son las que serán eliminadas, porque, como os he dicho, no son buena semilla, para iniciar un Nuevo Mundo con ellas.

 

Os Bendigo a todos vosotros, los que habéis entendido lo que os he dicho por años, porque habéis amado y seguido lo que se os ha dado en las Escrituras y, sobre todo, porque Me amáis a Mí, vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, amáis a Mi Hija, la Siempre Virgen María, al Señor San José, a todo el Cielo; vuestro amor, será recompensado.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Gozad, pues, lo que os estoy adelantando y que esto os sirva como un fortalecimiento para lo que ha de venir. Que vuestra meta, sea ésa, llegar al momento que os estoy Prometiendo, que pase lo que pase, todo lo hagáis para llegar ahí.

 

Hijitos Míos, se acerca el tiempo de las grandes Promesas de las Sagradas Escrituras: del que tuvo, no tendrá; del que no tuvo, tendrá; que la que tuvo muchos hijos, no tendrá y la que no pudo parir, parirá.

 

No lo toméis como algo negativo, en el sentido de que se les esté negando, a los que ya tuvieron, y que ya no tendrán. Ciertamente, las almas que quedarán, serán almas escogidas, pero todo será, ahora, guiado por Mi Sabiduría. Os di libertad de actuación, pero no supisteis aprovechar vuestro libre albedrío, las almas que quedarán, serán almas obedientes. Ciertamente, todavía tendréis vuestro libre albedrío pero ahora actuaréis en Sabiduría. Un alma sabia, actúa como Mi Hija, la Siempre Virgen María; con Su “Fiat”, Ella Me dio Su total libertad.

 

Cuando Yo actúo en un alma, Mis pequeños, vosotros sois Mis instrumentos. Yo Me congratulo con vuestra docilidad. No es que Yo juegue con vuestra vida, porque seguís teniendo vuestra individualidad, pero así como un padre o una madre, van guiando a los hijos hacia un bien y, ciertamente, en algunos momentos, se podría decir que hasta obligan al hijo a que haga el bien para que aprendan, y luego dejarlos libres, así estoy Yo con vosotros y así será en este tiempo, en que os enseñaré a vivir y a utilizar lo que Yo creé para vosotros.

 

¡Es tanto lo que Yo he creado para vosotros en Mi Omnipotencia Infinita! He creado infinidad de cosas que aún no conocéis y os tengo que enseñar. Ciertamente, ya no sois pequeños en años, pero sois pequeños en Sabiduría y necesitáis ser guiados, sobre todo, para aprovechar, desde un principio, lo que Yo he creado para vosotros. Ahora no comprendéis estos conceptos, porque, ciertamente, os sentiréis como obligados a algo, pero cuando os dejéis mover por Mí, cuando entréis a este Nuevo Paraíso que daré a las almas consentidas, vosotros mismos estaréis turbados ante Mi Omnipotencia, no sabréis cómo utilizar los dones con que os dotará Mi Santo Espíritu, no sabréis cómo moveros de un lugar a otro, qué hacer con la magnificencia con que os regalaré, todo será nuevo, todo será tan bello, que, como os dije, estaréis turbados de tanta belleza. La humildad es la que os ayudará a que vosotros podáis aceptar lo que os daré y que os dejéis enseñar por Mí, vuestro Dios.

 

Mi Hijo os dijo tantas veces, “sed como niños” y eso es lo que necesitaréis hacer, ser como niños para ser enseñados de todos esos nuevos tesoros, que vosotros mismos diréis que lo son, porque será algo tan grande que los veréis como tesoros. Quizá, alguna vez habréis soñado con algo parecido de lo que os daré; Mi Santo Espíritu os habrá ya, adelantado algo de esto, a través de sueños o con vuestra misma imaginación, creyendo que es vuestra imaginación, cuando realmente se os estaban adelantando percepciones Divinas.

 

Gozad, Mis pequeños, pues, con lo que os estoy tratando de explicar al nivel en el que ahora estáis, porque, cuando pase la Purificación, vuestros niveles de percepción y de capacidades, tanto físicas como espirituales, crecerán inmensamente.

 

Gozad pues, Mi Promesa. Gozad, pues, lo que os estoy adelantando y que esto os sirva como un fortalecimiento para lo que ha de venir. Que vuestra meta, sea ésa, llegar al momento que os estoy Prometiendo, que pase lo que pase, todo lo hagáis para llegar ahí, va a ser vuestro momento, lo he creado para vosotros y llegará, es vuestro regalo, llegará, Mis pequeños.

Gracias, gracias, Mis pequeños.

 

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Al entrar a ése Nuevo Mundo que se os dará, inmediatamente sentiréis Mi Amor y, eso, os traerá una alegría inmensa, os sentiréis como hermanos verdaderos, porque hablaréis del mismo tema: Mi Amor hacia vosotros.

 

Hijitos Míos, cuando vosotros erais pequeñitos, aceptabais las decisiones de vuestros padres, ciertamente, lo hacíais porque no teníais las capacidades para contradecirles o darles una idea mejor de lo que ellos habían pensado hacer en tal o cual situación. Un pequeñito, se deja llevar por las decisiones de los padres, porque consideran que eso es lo mejor.

 

Cuando erais pequeños, simplemente, os dejabais mover; si el padre y la madre, habían decidido un cambio de casa, vosotros, quizá, erais tomados, primeramente, a casa de una amistad o familiar, para que no padecierais todo el cambio. A veces, tendríais que acompañar a vuestros padres, con todo el movimiento que conlleva el cambio de casa, pero, en vuestra inocencia, jugabais, veíais cómo se iban llevando los muebles de vuestro antiguo hogar; corríais de un lado a otro, veíais más espacio y seguíais jugando. Después, acompañabais al camión que llevaba vuestros muebles, llegabais a vuestra nueva casa, vacía, la veíais bonita, limpia y, nuevamente, llegabais a jugar.

 

A lo que voy, Mis pequeños, es esto, que sois pequeños, que tenéis una misión. La misión del niño, a su edad, es esa: jugar. No saben, ni siquiera, agradecer a sus padres por el nuevo cambio, pero juegan y, vosotros, como padres, gozáis de la alegría de vuestros hijos. Estáis todos contentos, compartís ésos momentos agradables, un nuevo hogar se os ha dado.

 

Poniéndolo para estos tiempos, Mis pequeños, eso es lo que quiero ver en vosotros, que os mantengáis en alegría. Lo que os estoy avisando que vendrá, no es para que haya tristeza en vosotros, debéis jugar, debéis estar alegres de que vuestro hogar, la Tierra, quedará limpia, limpia de toda maldad, de impurezas, guerras, asaltos y de tantas cosas a donde os ha llevado satanás y que os ha mantenido con temores, con dolor, con penas, injusticias, errores de sus mandatarios, tantas y tantas cosas negativas en que vosotros habéis vivido y, serán eliminadas. Ésa es la basura de vuestro hogar pasado, será limpiado y un nuevo hogar se os dará. Viviréis un Nuevo Mundo, que os dará mucha alegría, ya que todos aquellos que van a estar junto con vosotros, pensarán como vosotros, porque, el Amor, Mi Amor, lo viviréis todos vosotros.

 

Al entrar a ése Nuevo Mundo que se os dará, inmediatamente sentiréis Mi Amor y, eso, os traerá una alegría inmensa, os sentiréis como hermanos verdaderos, porque hablaréis del mismo tema: Mi Amor hacia vosotros. Cada uno de vosotros habréis vivido experiencias especiales Conmigo y, ése será otro tema que os dará santa alegría. Veréis todo limpio, agradable, cielos sin humos y venenos que, vuestros pulmones, antes absorbían, aguas limpias, frescas, bellísimas. Todo a vuestro alrededor, bello, la Naturaleza a vuestro alrededor, que está viva, la gozaréis. Sentiréis esa vida que Yo puse a todo lo creado y os uniréis a esa vida que os rodeará.

 

En estos momentos, prácticamente, nadie, goza de esa vida, ni vive de esa vida, porque no sabe apreciarla, ni escucharla, ni sentirla. ¿Acaso, podéis estar tristes con lo que os estoy prometiendo? Simplemente, por el hecho de que tendréis paz, seguridad para vuestros hijos, para vuestras familias, lo que ahora ya no tenéis, porque satanás y sus secuaces se han dedicado a quitaros esa paz, tan importante en las almas que están Conmigo, os debe traer santa alegría a vuestra alma.

 

Sed, pues, y mostradles a vuestros hermanos alrededor, que sois esos niños felices, que estáis viviendo, ya, el cambio, porque sabéis que vuestro Padre Dios, ha escogido un Hogar Nuevo para vosotros, porque estáis corriendo, felices, por todos lados, porque vais a tener todo nuevo, una casa nueva, muebles nuevos, vida nueva, ambiente nuevo, Amor, Mi Amor Infinito hacia vosotros, lo sabréis apreciar, lo sabréis aprovechar, cosa que no habéis hecho por siglos.

 

Gozad, pues, Mis pequeños, como niños, como pequeñitos, no os atemoricéis con los días que vienen, esperando desastres, que no os importe, esperad con alegría el regalo de vuestro Nuevo Hogar que os daré a vosotros, las almas fieles.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Vuestra liberación está cerca, Mis pequeños, ya os lo he anunciado y, por eso, os he pedido alegría. Yo os estaré cuidando, Yo Soy vuestro Padre, un Padre mucho mejor que cualquier padre de la Tierra.

 

Hijitos Míos, en una familia, hay buenos y malos elementos. Vosotros, como hermanos, os conocéis, bastante bien, cómo actuáis, qué defectos tenéis y, hasta donde podéis, en un momento dado, convivir con cada uno de vuestros hermanos; sabéis si se enojará o no se enojará por lo que digáis o hagáis. Y así os vais conociendo y vais creciendo. A veces, hay cambios buenos, otras veces, irán a peor y hasta querréis que se vayan de casa por el mal ejemplo que dan y por la forma tan diferente en la que viven, muy diferente a las enseñanzas que de los padres tuvieron.

 

Os he dicho que tendréis una nueva familia, la de las almas escogidas, la del resto fiel, en donde os unirá un solo Corazón, un solo Amor, el Mío. Yo, vuestro Dios, voy a renovar todo, lo que ahora veis, no es lo que quise para vosotros. Habréis de vivir momentos muy diferentes a los que habéis vivido, porque todo estaba contaminado por el mal. Ciertamente, ninguno de vosotros, creció en un ambiente exquisito, bello, sin maldad, con Virtudes, ciertamente que no, porque satanás, al ser el príncipe de este Mundo, se ha metido por todos lados y ha destruido lo bello que he puesto en vosotros y a vuestro alrededor. ¿Acaso, hay alguno de vosotros, que pueda decir que es cien por ciento virtuoso?, ¿que pueda decir que Mi Amor, está plenamente en él? No, Mis pequeños, todos, sin excepción, podréis hablar que, ciertamente, en momentos, habréis hecho el bien, pero en otros momentos, habréis vivido en el mal. Y, todo eso saldrá ante vuestro Juicio Personal.

 

Son momentos de cambio y, los que quedarán, se realizará en ellos, por fin, ese deseo tan grande de agradarMe, de vivir más íntimamente Conmigo, de vivir plenamente Mi Amor, porque esa es la vida del alma. Vuestra alma se alimenta de Amor, de Virtudes, de buenas obras, de buenos deseos, de metas bellas, sanas, santas, de buscar el bien para el hermano necesitado, de convivir en alegría y compartir de lo bueno que tengáis en lo espiritual y en lo humano.

 

Seréis los que siempre quisisteis ser, porque, Mi Amor, anidaba en vuestro corazón. Ciertamente, vuestro alrededor no se prestaba para que Mi Amor se expandiera grandemente. Ahora, en estos momentos, los hijos que están Conmigo, deseosos están del cambio, porque se sienten atacados, raros, diferentes a vuestro alrededor. Vosotros mismos, os sentís incomprendidos, os movéis mejor en círculos en los cuales se vive Mi Palabra, se vive Mi Amor, se viven Mis Enseñanzas. Si os salís de ésos círculos, de ésos medios sociales que habéis escogido, porque os entendéis, porque Yo Vivo en vosotros, ya no os sentís a gusto, el mundo se ha materializado, hasta satanizado, porque se vive la maldad, la grosería, el error, la mentira, la muerte, la injusticia y tantas y tantas maldades que satanás ha acarreado para toda la Tierra.

 

Vuestra liberación está cerca, Mis pequeños, ya os lo he anunciado y, por eso, os he pedido alegría. Yo os estaré cuidando, Yo Soy vuestro Padre, un Padre mucho mejor que cualquier padre de la Tierra y, si vuestros padres buscaron lo mejor para vosotros, Yo, todavía, os daré más que ellos, os daré la excelsitud, la perfección, Mi Vida con vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior