martes, 28 de febrero de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 1 invitado en línea
Nov 01_16 ¡Cuánto Amor os tiene preparado Nuestro Dios! No temáis a que Él tome vuestra voluntad. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

 

Temas:

 

 

  • Seguid intercediendo por todos vuestros hermanos, orad por ellos, sacrificaos por ellos, haced penitencias y ayunos por todos ellos para que puedan salvarse, para que pueda llegar esa Luz de Mi Misericordia, la tomen y quieran regresar a Mí. 
  • Si realmente Me amáis, si realmente queréis estar Conmigo, debéis de tratar de pulir todo aquello que os está separando y está tratando satanás de hacer que os separéis y, esto, lo está provocando en todos los grupos alrededor del Mundo.
  • El Amor es así, o dais todo o no estáis Conmigo, también está en las Sagradas Escrituras, no Me gustan las mediocridades, ser o no ser, estar Conmigo absolutamente y no a medias.
  • Al dar Yo Mi “Fiat” a Mi Señor y decirLe “Soy la Esclava del Señor, hágase en Mí, Su Santa Voluntad”, es precisamente eso, Mis pequeños, ya es la Vida de Mi Señor, de vuestro Dios, en vosotros. En el “fiat”, en el hágase, es Su total Voluntad en uno.
  • Estáis a momentos de la gran Purificación. Los que habéis creído en Mí, permaneceréis Conmigo, los que Me habéis rechazado, eliminados seréis.

 

 

 

Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V.

 

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Seguid intercediendo por todos vuestros hermanos, orad por ellos, sacrificaos por ellos, haced penitencias y ayunos por todos ellos para que puedan salvarse, para que pueda llegar esa Luz de Mi Misericordia, la tomen y quieran regresar a Mí.  

 

Hijitos Míos, cuando sois padres o madres de familia y os responsabilizáis, como lo debéis hacer, atendéis a cada uno de los miembros de vuestra familia y a sus necesidades particulares. Los vais conociendo, les vais ayudando, conocéis los momentos en que están enfermos y también, cuando están sanos.

 

Yo, por Mi parte, Mis pequeños, os conozco a cada uno perfectamente. Os voy guiando, os voy cuidando, os protejo de los ataques de satanás, os protejo hasta de vosotros mismos, como cuando sois irresponsables y no hacéis las cosas con Sabiduría.

 

A vosotros os he ido escogiendo y guiando, a vosotros, los que sois grupos alrededor del Mundo y que estáis orando, intercediendo, amando, con el corazón, a vuestros hermanos alrededor del Mundo. Sois almas escogidas para pedir por vuestros hermanos, para interceder por ellos, para acrecentar su espiritualidad, para salvarlos de las garras de satanás.

 

Con esto os quiero hacer notar, Mis pequeños, que Yo nunca abandono a Mis hijos. Vosotros sois almas especiales, porque os he tomado para proteger a vuestros hermanos, hermanos menores, que están distraídos con las cosas del Mundo. Llamo hermanos mayores a aquellos que se han acercado más a Mi Corazón, que han entendido su posición y misión en la Tierra y que la han tomado con seriedad, pero, sobre todo, con mucho amor.

 

Esas almas infantiles, ésas almas distraídas, ciertamente, las amo y muchas de ellas, van a perderse. Se perderán, pero, muchas, serán rescatadas por las oraciones de todos vosotros, que sois los hermanos mayores. Me duele tanto que estas almas pequeñas, distraídas, se condenen, a pesar de las oraciones de todos vosotros, a pesar de Mi Misericordia Infinita, porque son almas que, realmente, no quieren estar Conmigo.

 

Yo no condeno a las almas, ellas mismas se condenan, piden estar lejos de Mí por toda la eternidad y, eso, también, Me duele mucho, Mis pequeños, porque Yo os he creado, a cada uno de vosotros, con Amor y, estas almas, Me han traicionado y han preferido irse con satanás, se han dejado envolver en sus mentiras, le han creído y se apartan de Mí, totalmente.

 

Seguid, Mis pequeños, seguid intercediendo por todos vuestros hermanos, orad por ellos, sacrificaos por ellos, haced penitencias y ayunos por todos ellos para que puedan salvarse, para que pueda llegar esa Luz de Mi Misericordia, la tomen y quieran regresar a Mí. Sabéis el gusto que Me daréis con esto, Mis pequeños, reparad por tanto mal que hay alrededor del Mundo.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Si realmente Me amáis, si realmente queréis estar Conmigo, debéis de tratar de pulir todo aquello que os está separando y está tratando satanás de hacer que os separéis y, esto, lo está provocando en todos los grupos alrededor del Mundo.

 

Hijitos Míos, todo va a ser renovado en Mi Amor, todo tiene que volver como al Principio, y gozaréis esos momentos. Os he venido prometiendo esto, y lo hago repetitivo para que vosotros os vayáis compenetrando de esta realidad. No fuisteis creados para vivir como estáis ahorita, fuisteis creados para un Bien Superior, pero ciertamente, que debéis ser purificados.

 

El verdadero Amor, el verdadero gozo, se da cuando el alma está Conmigo, no cuando vuestros deseos carnales se han llenado de la concupiscencia como en la que ahora vivís.

 

Mucho error hay en el Mundo, mucha maldad se ha diseminado y a los conceptos los van cambiando, Mis pequeños. Os hacen creer que la alegría, el amor, es lo que llena vuestros sentidos, es lo que satisfacen vuestros sentidos y no es así, Mis pequeños. La verdadera alegría es aquella en la que vosotros estáis íntimamente unidos a Mí, cuando vivís plenamente en Mi Amor y cuando vosotros conocéis Mis intenciones.

 

Esto, Mis pequeños, lo han tenido los santos, se han compenetrado tanto en Mí, que conocen Mis intenciones y ellos, en un momento dado, aparentemente, pueden actuar por sí mismos, pero es porque ya saben cuáles son Mis intenciones y qué es lo que pueden hacer de acuerdo a lo que Yo haría si estuviera en su lugar.

 

Esta es una Gracia especial, Mis pequeños, que le doy a las almas, cuando Me han buscado, cuando han convivido más profundamente Conmigo, cuando quieren estar íntimamente ligados a Mí, a Mi Sacratísimo Corazón y os une Mi Amor hacia los hombres. Mi Amor hacia los hombres, es grandísimo, porque Yo os creé, Mis pequeños, os conozco a cada uno perfectamente y, al estar unidos, vosotros, los que Me estáis buscando a Mí, entonces, podéis comprender ésa profundidad de Amor hacia vuestros hermanos.

 

Cuando no estáis en Mí, atacáis a vuestros hermanos, los hacéis a un lado, os enojáis con ellos y empiezan las guerras, las discordias y no os entendéis, porque no estáis conviviendo plenamente, en Mi Amor.

 

El Amor sabe guiar, el Amor sabe entender, el Amor os une en Mi corazón. Cuando no estáis actuando en Mi Amor, cuando no estáis actuando en un Bien Superior, es cuando todavía hay discordias entre vosotros.

 

Yo voy preparando a los Míos y los voy llevando a eso, precisamente, a ir puliendo todos aquellos detalles, en los cuales, vosotros os enojáis o tenéis altercados que no vienen de Mí, que no os pueden unir en Mi Amor Verdadero.

 

Debéis aprender a ser como Mi Hijo, os dio toda una Vida de Ejemplo, fue atacado, como también os atacan a vosotros, fue expulsado, como también lo hacen con vosotros, fue blasfemado, como también a vosotros os pasa. Él sufrió todo esto por vosotros.

 

Vosotros debéis de aprender de Mi Hijo y tratar de evitar todo aquello que pueda causar roces entre los que estáis unidos por Mí, en Mi Corazón, para servirMe y servir a vuestros hermanos. Si realmente Me amáis, si realmente queréis estar Conmigo, debéis de tratar de pulir todo aquello que os está separando y está tratando satanás de hacer que os separéis y, esto, lo está provocando en todos los grupos alrededor del Mundo.

 

Satanás no quiere Amor, satanás no quiere unión, porque él sabe que vosotros, en unión, podéis hacer cosas fuertes contra él, si os separa, es que vosotros, realmente, no estáis unidos en Mi Verdadero Amor.

 

Meditad esto, Mis pequeños y espero pongáis todo vuestro amor y toda vuestra dedicación en uniros cada vez más, porque quien os está uniendo es Mi Amor, os está uniendo Mi Voluntad y si la guerra va a empezar contra satanás y estáis desunidos, él os aplastará fácilmente.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: El Amor es así, o dais todo o no estáis Conmigo, también está en las Sagradas Escrituras, no Me gustan las mediocridades, ser o no ser, estar Conmigo absolutamente y no a medias.

 

Hijitos Míos, la santidad se da, haciendo Mi Voluntad. A cada uno de vosotros, os puse en un lugar determinado y es como las células del organismo, cada célula está en el lugar preciso que le corresponde, cada célula hace su trabajo correctamente y lo hace bien, porque si no, todo el organismo se vendría abajo.

 

Vosotros estáis en un lugar determinado y lo que os pido, es que lo que hagáis, los hagáis perfectamente. Si vais a ser carpinteros, como lo fue Mi Hijo Jesucristo, es para hacer esa silla, esa mesa, ese ropero perfectamente, buscando la exactitud en todo y, ofreciéndoMe cada momento en la hechura de ese mueble o de lo que os toque hacer, Mis pequeños.

 

La perfección os va llevando a la santidad. Si vosotros estáis acostumbrados a vivir en la perfección, al hacer vuestro trabajo, con las cualidades, con las capacidades, con los dones que Yo os di, os vais acostumbrado a que todo lo que hagáis, tiene que ser perfecto, pero no llegando tampoco, a un grado de soberbia o a una perfección enfermiza, que os lleve a despreciar todo aquello o a todos aquellos que no estén haciendo las cosas bien o que no estén hechas bien.

 

Debéis tener, también, esa magnanimidad para con vuestros hermanos, saber ser sencillos, humildes, maestros de aquellos que están haciendo las cosas imperfectas, para que vosotros los llevéis y los ayudéis en su perfeccionamiento, tanto en lo espiritual y en sus capacidades intelectivas.

 

En el Cielo, todo es perfecto, todo es creado por Mí, y está hecho para que las almas, al vivir en la perfección, gocen mucho más de los dones y las capacidades que Yo les di, pero, sobre todo, para que gocen el Amor, Mi Amor, que todo lo rodea, que a todo le da vida.

 

Debéis acostumbraos, os repito, a que, en donde estéis, todo lo hagáis perfecto. Vuestra manera de ser con vuestros hermanos, respeto, educación, hacedles ver que estáis repletos de Mí, repletos de Virtudes, repletos de Mi Amor, pero sin estar vociferando que Me tenéis a Mí, hacedlo en actos, como lo hacía Mi Hijo, simplemente, actuando y, por eso Lo seguían tantas personas, porque veían a Alguien diferente, a Alguien que sabía Amar, a Alguien que sabía respetar, a Alguien que sabía guiar por Sus Enseñanzas, por Su Amor.

 

Así debéis ser vosotros, Mis pequeños, ser guías, pero, porque Me tenéis a Mí, en vuestro corazón. Si vosotros os llenáis de Mí, Yo llenaré a muchas otras personas más, a vuestro alrededor, porque vuestras palabras van a ser las Mías, vuestros actos van a ser Míos, vuestra vida va a ser la Mía. Vosotros debéis ser ésos Cristos en estos momentos, os lo he pedido tanto, pero no hacéis mucho por mejoraros. Debéis ir quitando, de vosotros, todo aquello que no sea Virtud, que no sea Amor, que no sea respeto hacia los demás, que no sea Caridad para con vuestro prójimo. Eso es lo que eran Mis apóstoles en aquél tiempo, y todos aquellos que empezaron a seguirles, eran ejemplo. Lo tenéis en las Sagradas Escrituras: los primeros cristianos se distinguían entre toda la demás gente, porque había amor entre ellos, porque habían asimilado las Enseñanzas de Mi Hijo, las vivían, las amaban.

 

En vosotros, he hecho grandes obras, os he ido instruyendo, os he ido llevando poco a poco, pero debéis dar más, Mis pequeños, debéis ser ese ejemplo ante vuestros hermanos. Satanás, ha corrompido al Mundo y, vosotros, no sois del Mundo, bien lo sabéis, vosotros sois Míos. Debéis ser ejemplo ante el Mundo, de que vosotros sois diferentes, porque en vosotros, estoy Yo.

 

Es una responsabilidad grande, Mis pequeños, si queréis seguirla. SeguidMe, pero, si no, no habrá ningún tipo de represalia sobre vosotros. El Amor es así, o dais todo o no estáis Conmigo, también está en las Sagradas Escrituras, no Me gustan las mediocridades, ser o no ser, estar Conmigo absolutamente y no a medias.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Cuarto Misterio. Habla la Santísima Virgen María.

Sobre: Al dar Yo Mi “Fiat” a Mi Señor y decirLe “Soy la Esclava del Señor, hágase en Mí, Su Santa Voluntad”, es precisamente eso, Mis pequeños, ya es la Vida de Mi Señor, de vuestro Dios, en vosotros. En el “fiat”, en el hágase, es Su total Voluntad en uno.

 

Hijitos Míos, al dar Yo Mi “Fiat” a Mi Señor y decirLe “Soy la Esclava del Señor, hágase en Mí, Su Santa Voluntad”, es precisamente eso, Mis pequeños, ya es la Vida de Mi Señor, de vuestro Dios en vosotros. En el “fiat”, en el hágase, es Su total Voluntad en uno. Se vuelve uno esclavo del Señor, Él Vive en uno, la voluntad propia debe desaparecer y entra la Voluntad Divina en la persona.

 

Ese es un honor inmenso que concede Nuestro Dios a las almas escogidas, a las almas amantes del Amor de Nuestro Dios, es el olvido pleno de uno, es la Voluntad de Dios, para hacer Su Voluntad en la Tierra. Se vuelve uno, intermediario; se vuelve uno, la Persona Divina del Señor ante los demás y, con ello, todas Sus Virtudes, todo Su Amor, Sus Dones, Sus Bellezas.

 

El alma, al momento en que se esclaviza al Señor, no sufre, es todo lo contrario, Mis pequeños, se llena de un gozo inmenso, inconmensurable, el alma explota de gusto, se vive un éxtasis amoroso, se vive un Amor intenso, Infinito. Quiere uno permanecer postrado, en alegría, en amor, adorando y agradeciendo a Nuestro Dios por Sus Bienes, por Su Amor y, sobre todo, por haberlo escogido a uno, que es nada, nada, Mis pequeños.

 

El “fiat”, es una grandeza Divina, en el “fiat”, uno entrega su nada a Nuestro Dios y es recompensado con la Totalidad Divina en uno. Se esclaviza uno al Amor, se llena uno del Señor, goza, uno, mares de bellezas, bellezas inconmensurables, que uno no puede entender, pero que las goza inmensamente. Es el vivir un éxtasis perpetuo, uno no desea salir de ése éxtasis y, de hecho, permanece, entra en una comunicación Divina y se abren Potencias desconocidas, pero muy bellas. Uno no comprende, pero goza, alaba a su Señor, que Vive en uno. Las alabanzas son pequeñitas a la Omnipotencia del Señor en uno. Luz Inmensa, Luz Bellísima, que lo llena todo, que le da vida a todo, que lo goza todo.

 

Vive uno para su Dios, porque Él, está Viviendo en uno y le da vida a uno. Agradece Sus Potencias, agradece Sus Delicadezas. ¡Cuánto Amor!, Mis pequeños.

 

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María y os pido, Mis pequeños, que os deis a Mi Señor, para que podáis gozar de estos Bienes que os pertenecen, porque sois Sus hijos. Cuando os dais a Él, Él responde con Sus Magnificencias.

 

Soltaos plenamente a Él, Mis pequeños, soltaos, para que gocéis los regalos que tiene para cada uno de vosotros. Es una vida de éxtasis, estáis en la Tierra y estáis en el Cielo. ¡Cuánto Amor, Mis pequeños!, ¡Cuánto Amor os tiene preparado Nuestro Dios! No temáis a que Él tome vuestra voluntad y vosotros os desprendáis de todo, vosotros daréis vuestra nada, os repito y Él, os llenará de Su Totalidad.

 

Daos, Mis pequeños, daos, os está esperando, está esperando vuestra respuesta, está esperando vuestra donación, está esperando vuestro “fiat”, para que os regale todos Sus Bienes.

 

Venid a Mí, para que Yo os presente ante el Padre, si teméis o dudáis, venid a Mí, y os acompañaré. Venid y tomad lo que el Padre os ofrece y seréis renovados, seréis renovados en el Amor, el Amor os llenará, os transformará, el Amor Vivirá en vosotros.

 

No os quedéis con nada, todo Le pertenece a Él, desapareced ante Él, daos, con plena confianza, Él es Todo Amor, Es Todo Amor.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Estáis a momentos de la gran Purificación. Los que habéis creído en Mí, permaneceréis Conmigo, los que Me habéis rechazado, eliminados seréis.

 

Hijitos Míos, estos son los tiempos en donde Mi Mano Poderosa y Justiciera, aplastará la maldad de satanás y, con él, la maldad que entró en los corazones. Aquellos que le abrieron su corazón a satanás, correrán la misma suerte que él corrió, serán arrojados al lugar del castigo.

 

Satanás se opuso a Mi Voluntad y aquellos que siguieron a satanás, han hecho lo mismo, se han opuesto a Mi Voluntad, han causado mucho mal en el Mundo, han sido instrumentos de satanás: guerras, maldad, injusticias por todos lados, es el tiempo de la cosecha, es el Tiempo de Mi Justicia.

 

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, va a ser un tiempo de alegría para vosotros. Veréis la recompensa por haber permanecido Conmigo. Lo que en tiempo pasado sufristeis, llorasteis, por el ataque de vuestros hermanos, porque se burlaban de vosotros por estar Conmigo; porque erais testigos fieles de Mi Amor; porque no os queríais manchar como ellos, que os hacían a un lado, os atacaban y hasta os mataban. Vosotros, los que permanecisteis fieles, será un tiempo de alegría.

 

Veréis a vuestros hermanos ser eliminados de la Tierra y quedará el resto fiel, aquellos que su Fe, engrandecida en el Amor, los mantuvo fieles a Mí y recibirán su premio.

 

Las almas acrisoladas, permanecerán de pie, mientras las almas que se satanizaron, aplastadas serán. Momentos difíciles, momentos de dolor, momentos de desesperación serán para aquellas almas que Me negaron, que se burlaron de Mi Amor, que se burlaban de aquellos que querían estar en Mí. Dolor, desesperación, almas horripilantes se verán, porque eso es lo que son las almas satanizadas, son almas tan feas, como lo es satanás.

 

Llegará el tiempo en que os veréis en vuestro interior y veréis la real y verdadera visión de cómo es el alma que está Conmigo y cómo es el alma que está con satanás: Luz y Belleza a los que están Conmigo, maldad, obscuridad y fealdad, a los que están con satanás. El trigo y la cizaña, el Bien y el mal, el premio y el castigo, nada se escapa a Mis Ojos, Mi Justicia caerá, dará premio al que Me buscó y dará castigo al que Me traicionó.

 

Soy un Dios Justo, os amo a todos, pero no todos Me aman a Mí. Me duele, Me duele que tantas almas Me hayan dado la espalda, cuando la Donación y la Sangre de Mi Hijo se derramó por todos y, especialmente, por aquellas almas que más lo necesitaban, pero la gran mayoría no respondió, no respondió al llamado del Amor, de la Donación de Mi Hijo.

 

Ciertamente, comprenderéis toda Su Donación, Todo Su Amor. Cuando estéis ante Mí, cuando seáis juzgados, comprenderéis que pudisteis haberos salvado y que desperdiciasteis esa oportunidad que Todo un Dios os estaba dando.

 

Buscasteis la maldad, la encontrasteis y vuestro premio será un dolor eterno. ¡A cuánto error os lleva satanás!, os envuelve, os engaña, os hace creer en una verdad que, realmente, es una mentira absoluta. ¡Cuántas almas se van a perder y, todo, por no creer en el Amor, por no agradecer la Donación de Mi Hijo por vosotros!

 

Estáis a momentos de la gran Purificación. Los que habéis creído en Mí, permaneceréis Conmigo, los que Me habéis rechazado, eliminados seréis. Los que estáis Conmigo, seréis como corderitos alrededor del Pastor, que os llevará a verdes campos, para que os alimentéis sanamente.

 

Gozad, Mis pequeños, los que estáis Conmigo, gozad Mi Promesa, Mi Protección y el Alimento Divino con que seréis alimentados, para que crezcáis a esos niveles en los cuales, estaban vuestros Primeros Padres, vais a gozar inmensamente. Ganasteis Mi Corazón con vuestra donación, no os arrepentiréis, Mi Amor queda en vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 
Siguiente >