sábado, 27 de mayo de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 1 invitado en línea
Nov 08_16 Os pido, os mantengáis unidos a Mí, en estado de Gracia. PDF Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

 

Temas:

 

  • Os pido que no os involucréis más en lo que esté a vuestro alrededor, causando molestias a vuestra alma, a vuestro estado espiritual, vosotros sois Míos y os debéis mantener en una total Paz, para que la podáis transmitir a vuestros hermanos.
  • Así pues, os pido, Mis pequeños, que os mantengáis unidos a Mí, como os repito, en estado de Gracia, para que Nuestra unión sea íntima y de esta forma, satanás no pueda hacer nada sobre vosotros.
  • Tened cuidado, Mis pequeños, os estáis acercando a momentos muy críticos, en los cuales, no tendréis a la mano ésa ayuda espiritual sacerdotal, que os pueda perdonar vuestros pecados, por la crisis que pronto tendréis.
  • Cuando Yo os doy un Mensaje de los acontecimientos por sucederse, no os llevo hacia el temor, porque no quiero que viváis en él, vosotros debéis vivir en el Amor, vivir en la Esperanza, vivir en la alegría.
  • Vivís en un estado actual, en donde satanás os ha llevado, a que creáis que el pecado ya no es pecado; muchos ya hablan de que no existe el pecado, otros, que ni el Infierno existe, todo ha sido afectado por satanás.

 

 

 

Mensaje de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

 

 

 

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Os pido que no os involucréis más en lo que esté a vuestro alrededor, causando molestias a vuestra alma, a vuestro estado espiritual, vosotros sois Míos y os debéis mantener en una total Paz, para que la podáis transmitir a vuestros hermanos.

 

(Lenguas…) Hijitos Míos, ¿por qué os preocupáis por los acontecimientos que se han de suceder?, ¿qué es más valioso entre vosotros?, ¿Yo, vuestro Dios, otra vez entre los hombres o los acontecimientos de la Purificación? Son dos acontecimientos fuertes para el hombre, pero ¿cuál es más importante para vuestro crecimiento espiritual?

 

Ciertamente, habrá divergencia de opiniones, los que están Conmigo, ciertamente, preferirán Mi Presencia entre los hombres, los que no Me tienen en su corazón, están atemorizados con los acontecimientos que se han de venir.

 

¿Cuántas veces no os he pedido, que vosotros, que ya habéis sido educados en el Amor, mantengáis la Paz? ¿Cómo podéis vosotros, estar llenos de incertidumbre, cuando Yo, vuestro Dios, voy a estar entre vosotros? Ni punto de comparación, Mis pequeños, Yo Soy vuestro Dios, Soy el Dios Verdadero, en la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, Creadores del Universo entero y, vosotros, os estáis preocupando por un hecho que, ante Mi Presencia, es insignificante.

 

Acaso, ¿no fue Mi Padre y, en sí, Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, que CreaMos todo, que le diMos Vida a todo?, ¿por qué os preocupáis si pudierais perder vuestra vida humana, cuando, ciertamente, vuestra vida espiritual subsistirá eternamente? Vuestros valores espirituales no son correctos. Debéis manteneros en plena confianza en lo Mío, en lo que Yo deseo para vosotros. Yo Soy vuestro Dios y os he pedido vivir en Mi Santa y Divina Voluntad, Soy el Perfecto y si vosotros estáis, verdaderamente, Conmigo, no debéis temer a los acontecimientos, ya os lo he repetido muchas veces.

 

En las Escrituras, hay una frase que dice: “dejad que los muertos entierren a los muertos”. Yo Soy un Dios de vivos. Os he pedido orar por aquellos que están muertos, pero vosotros estáis Conmigo, los que están vivos en Mí, son los que han de subsistir, son los que formarán el Nuevo Reino aquí en la Tierra, son almas escogidas, son almas que supieron elegir el camino. Habéis elegido la santidad, porque vosotros, al estar con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, estáis aceptando Nuestra Voluntad y ya os he dicho que la santidad, es vivir en Nuestra Voluntad.

 

Os pido que no os involucréis más en lo que esté a vuestro alrededor, causando molestias a vuestra alma, a vuestro estado espiritual, vosotros sois Míos y os debéis mantener en una total Paz, para que la podáis transmitir a vuestros hermanos.

 

Vivid pues como os lo pido, Mis pequeños y dejad que los muertos entierren a sus muertos.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Así pues, os pido, Mis pequeños, que os mantengáis unidos a Mí, como os repito, en estado de Gracia, para que Nuestra unión sea íntima y de esta forma, satanás no pueda hacer nada sobre vosotros.

 

Hijitos Míos, la tribulación que vais a tener, va a ser fuerte, especialmente para aquellos que no han buscado protección en Mí, vuestro Dios. Pero, vosotros, los que estáis Conmigo, sabéis que os estaré cuidando.

 

Alguna vez os dije que si Yo permitiera que vosotros vierais a vuestro alrededor, lo que existe, espiritualmente, aquí sobre la Tierra, moriríais ipso facto de la impresión. Estáis rodeados de espíritus inmundos, no soportaríais la impresión de estos espíritus inmundos, pero, además, existen, también, alrededor de vosotros, Ángeles del Cielo que os están protegiendo de estos espíritus inmundos. Os he dicho que Yo siempre protejo a los Míos.

 

Os debéis preocupar, primeramente, por el estado de vuestra alma, para que Mis Bendiciones lleguen directamente a vosotros.

 

Recordad, Mis pequeños, que un pecado mortal corta ésa Gracia hacia vosotros. Vivir en pecado mortal, significa que le habéis dado entrada a satanás a vuestro corazón, a vuestro ser y, Yo, no puedo estar en donde el enemigo está, entonces, quedáis vosotros a merced de la maldad de satanás que os rodea, que os acecha, que os quiere destruir, Mis pequeños.

 

Os repito, entonces, que el primer paso que debéis hacer y mantener, es vuestro estado de Gracia, el estado de Gracia os va a asegurar la entrada al Reino de los Cielos.

 

Enseguida, Mis pequeños, es la oración íntima Conmigo, la vida Sacramental, si vosotros os estáis manteniendo en unión íntima Conmigo, ¿quién os podrá hacer daño?, nadie os puede tocar, pero vosotros debéis poner de vuestra parte. Satanás, en todo momento os está acechando para destruir vuestra espiritualidad. Habéis visto cómo él destruye todo lo que puede a vuestro alrededor, no ha respetado nada; como no Me respetó a Mí, vuestro Dios, en Mi Hijo Jesucristo, cuando estuve entre vosotros, Me atacó, aun sabiendo que era Dios, el Salvador. A vosotros, que sois Mis hijos, menos os va a respetar, os atacará todavía más para destruiros y, de esta forma, burlarse de Mí, porque os he escogido a vosotros, he derramado Mis Bendiciones sobre vosotros, os he guiado.

 

Así pues, os pido, Mis pequeños, que os mantengáis unidos a Mí, como os repito, en estado de Gracia, para que Nuestra unión sea íntima y de esta forma, satanás no pueda hacer nada sobre vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Tened cuidado, Mis pequeños, os estáis acercando a momentos muy críticos, en los cuales, no tendréis a la mano ésa ayuda espiritual sacerdotal, que os pueda perdonar vuestros pecados, por la crisis que pronto tendréis.

 

Hijitos Míos, Yo tomé vuestro sufrimiento, Yo tomé vuestros pecados, Yo tomé vuestra vida entera, para purificarla. Cada uno de vosotros tenéis una historia diferente, pero llena de pecado.

 

No fuisteis creados para el pecado, la debilidad espiritual os lleva al pecado. El Pecado Original, debilitó vuestra espiritualidad y de ahí se empezó a aprovechar satanás para iros separando de esa vida de perfección. Vuestros Primeros Padres, antes del Pecado Original, llevaban esa vida de perfección, porque Yo los creé perfectos y vosotros, debisteis haber heredado eso.

 

Ciertamente, volveréis a esa vida de perfección, pero, eso, todavía tomará tiempo, debéis padecer una purificación, para luego, vivir en la santidad. Ciertamente, el hombre, caerá de nuevo y, al final, seréis juzgados para llevar esa vida de perfección, que perdieron vuestros Primeros Padres.

 

Pero en este tiempo por venir, cercanos estaréis a ésta vida de perfección de acuerdo a vuestros méritos y al empeño que pongáis en agradarMe.

 

Cuando empecéis a vivir ésta vida, Mis pequeños, os daréis cuenta de lo que tenían vuestros Primeros Padres y gozaréis inmensamente que ya estéis en el camino de regreso para recuperar lo que ellos perdieron. ¡Tantas bellezas, tantas capacidades, tantos dones que recuperaréis y los gozaréis, Mis pequeños!, porque son Mis regalos, porque os amo, porque os quiero consentir, porque, en cierta forma, vosotros Me habéis consentido, los que queréis estar Conmigo y que Yo escogeré para los Nuevos Tiempos. Nada se da por casualidad, para ganar Mis Bienes, debisteis haber trabajado fuerte, lo habéis hecho y, por eso, os he escogido de entre todas las naciones.Ya, de entrada, ése es un gran regalo para las almas escogidas y, de ahí en adelante, empezaréis a recuperar capacidades que perdieron vuestros Primeros Padres, por su error, porque no tuvieron el Discernimiento Santo para mantenerse Conmigo.

 

Con ellos, os puedo ejemplificar, Mis pequeños, lo que podéis perder por una mala decisión. Tuvieron su momento, tuvieron el ataque de satanás y no voltearon a verMe, hubo duda, pero no quisieron salir de esa duda y prefirieron la tentación de satanás.

 

Cuántas veces, vosotros, no habéis estado en ésos momentos de duda y, en la mayoría de los casos, fallasteis, no os mantuvisteis en el estado de Gracia que os he pedido tanto. No le disteis la importancia tan grande que tiene, el vivir en estado de Gracia y preferisteis pecar, gravemente, en Mi contra. Todos, todos habéis errado en esto, ciertamente, Mi Misericordia os ha levantado, porque, en vuestra humildad, llorasteis vuestros pecados que os separaron de Mí, os confesasteis y os di nueva vida, renacisteis nuevamente a la Gracia.

 

Ciertamente, siempre os levantaré después que vosotros pequéis, pero tened cuidado, Mis pequeños, os estáis acercando a momentos muy críticos, en los cuales, no tendréis a la mano ésa ayuda espiritual sacerdotal, que os pueda perdonar vuestros pecados, por la crisis que pronto tendréis. Correréis para un lado, para el otro, los mismos sacerdotes, y los fieles, no os reconoceréis los unos a los otros; buscaréis protección y moriréis unos y otros. ¿Cómo estaréis, espiritualmente hablando, en ésos momentos?, ¿estaréis en estado de Gracia, para que, si morís, podáis regresar al Reino de los Cielos? O los acontecimientos os tomarán cuando vosotros estéis en pecado grave y eso sí va a ser una situación crítica para vosotros, porque, al no saber a dónde acudir, con un sacerdote que perdone vuestros pecados, podréis morir en ése estado y, ciertamente, moriréis eternamente al condenaros.

 

Meditad esto, Mis pequeños, para que vuestras acciones, de ahora en adelante, sean lo más perfectas posibles, que estéis íntimamente unidos a Mi Sacratísimo Corazón. Entrad en Él y no os salgáis, para que Yo proteja a vuestra alma de los ataques de satanás y de toda tentación que os pueda llevar a la muerte eterna. Desconfiad hasta de vosotros mismos, el mismo pecado que traéis vosotros, os lleva hacia la carnalidad, os lleva hacia la maldad y, vuestra debilidad espiritual, os puede llevar a tomar una decisión tan grave, como la que tomaron vuestros Primeros Padres que os ha costado muchísimo, ya que perdisteis la Gracia que tenían vuestros Primeros Padres, empezando por ellos.

 

Manteneos Conmigo, para que Mi Sabiduría, en vosotros, os guíe siempre por el mejor camino.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Cuando Yo os doy un Mensaje de los acontecimientos por sucederse, no os llevo hacia el temor, porque no quiero que viváis en él, vosotros debéis vivir en el Amor, vivir en la Esperanza, vivir en la alegría.

 

Hijitos Míos, cuando Yo os doy un Mensaje de los acontecimientos por sucederse, no os llevo hacia el temor, porque no quiero que viváis en él, vosotros debéis vivir en el Amor, vivir en la Esperanza, vivir en la alegría. Hay ciertas cosas que suceden en vuestra vida, pero Yo siempre voy a poner el remedio para que todo se arregle y volváis a ésa alegría, en la cual debéis vosotros vivir, porque Yo Soy el Amor, Yo Soy esa alegría, Yo Soy esa vida que vosotros debéis vivir.

 

Satanás, siempre os va a estar anunciando desastres y desastres, además, crueles, feos, que a vosotros os van a alterar vuestra mente, lo cual os va a llevar a temores y además a temores infundados, con los cuales, satanás os lleva a vivir una irrealidad que no está sostenida en Verdades.

 

Yo os doy la Verdad y por eso, inmediatamente, cuando os anuncio algún tipo de desastre que debéis padecer, os doy el remedio para que recuperéis la paz interior. Esa es la diferencia que vosotros tengáis un Mensaje venido de Mí y del mensaje venido de satanás.

 

Cuando tengáis un mensaje que altere vuestro estado de ánimo, vuestra alma y os quite la paz, no viene de Mí.

 

Como os dije, Yo os voy a anunciar lo que va a pasar y, ciertamente, lo tenéis en las Sagradas Escrituras, pero, inmediatamente, os voy a dar el remedio, para que volváis a ésa paz interior, en la cual, siempre debéis vivir.

 

Satanás os anuncia cosas terribles, crueles, a veces, sanguinarias, para que os preocupéis y así os mantiene, en preocupación, en miedo, en terror, en maldad y vosotros os preocupáis y seguís así, con temores graves y no salís de ahí.

 

Por eso os he dicho tantas veces, que Me pidáis el espíritu de Discernimiento, para que con todo lo que estáis viendo por todos lados, inmediatamente, le pidáis a Mi Santo Espíritu, os indique si viene, de Mí, eso que estáis viendo o leyendo o escuchando o si viene de satanás, pero con lo que os he dicho, si lo que escuchéis, veáis u os platiquen, os deja paz, a pesar de que todo se vea grave, eso es Mío y estaré junto a vosotros, para levantaros y regresaros a la paz interior que siempre debéis tener, para que vuestros  hermanos se den cuenta que Yo estoy con vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Vivís en un estado actual, en donde satanás os ha llevado, a que creáis que el pecado ya no es pecado; muchos ya hablan de que no existe el pecado, otros, que ni el Infierno existe, todo ha sido afectado por satanás.

 

Hijitos Míos, cuando vuestras conciencias sean iluminadas, tendréis la oportunidad de veros como Yo os veo. Vivís en un estado actual, en donde satanás os ha llevado, a que creáis que el pecado ya no es pecado; muchos ya hablan de que no existe el pecado, otros, que ni el Infierno existe, todo ha sido afectado por satanás, precisamente, para llevaros a una cultura en la cual, vosotros ya no os guieis por Mi Santo Amor, por la Gracia, por la Virtud.

 

Vivís como animalitos, haciéndole caso a vuestra carnalidad solamente, ya nada os detiene. Creéis que vivís en total libertad para hacer lo que queráis hacer y no es así, Mis pequeños. Precisamente, el Pecado Original os llevó a eso, a que no tuvierais algo que os detuviera y prosiguierais en la maldad.

 

Ahora no tenéis un freno contra vuestra carnalidad, contra vuestras pasiones, contra vuestra vida desordenada, simplemente, vivís por vivir. Tomáis lo que no es vuestro y no se os hace malo. Tomáis a las personas, a vuestros hermanos y hacéis con ellos o con ellas, lo que vuestros instintos pecaminosos desean y no tenéis un freno que os detenga y, si los afectáis, no respondéis a vuestro pecado y a vuestra maldad, simplemente, seguís viviendo en esa depravación a donde os ha llevado satanás. Estáis viviendo peor que en tiempos pasados y así, también, será vuestro castigo.

 

Me estáis ofendiendo gravemente y eso es lo que quiere satanás, para burlarse de todo lo que Mi Hijo hizo por vosotros, por todos los hombres y por todos los tiempos. Ciertamente, lo logra, porque Me duele cómo actuáis, la gran mayoría de vosotros, que ya no creéis en Mí, vuestro Dios, como Padre, como Salvador, como Guía Espiritual. Ya no buscáis la espiritualidad, satanás os ha llevado a buscar lo que ahora creéis que son los verdaderos valores y que es, lo económico, el dinero, lo material, lo que podéis tocar, lo que os puede ayudar a comprar lo que sea y, estáis en un error, por eso os lo estoy quitando, para llevaros al verdadero valor que debéis buscar, que es Mi Presencia en vuestro corazón.

 

Mi Presencia en vuestro corazón, os lleva a vivir, primeramente, en la Verdad, luego en las Virtudes, en el Amor, que son frenos para vuestra carnalidad, que es a donde os ha llevado satanás. Vuestra vida debe ser espiritual, las Enseñanzas de Mi Hijo fueron Alimento para vuestra alma, Él no vino a hablaros de la búsqueda de algún alimento especial que os haga mejor en vuestro cuerpo u os dé más salud en vuestro cuerpo y embellecerlo, como ahora lo hacéis, todo el Alimento que os dio Mi Hijo, fue en el ámbito de lo espiritual, porque ése es vuestro futuro eterno, la vida espiritual, el crecimiento de vuestra alma ante Mis Ojos.

 

¿Os dais cuenta ahora, Mis pequeños, hacia dónde os ha llevado satanás?, y vosotros, habéis caído en sus mentiras, buscasteis afanosamente, a lo largo de vuestra existencia, lo que no os iba a servir, que es todo lo material, ciertamente, lo necesitáis para proteger vuestro cuerpo, para que esté sano y podáis seguir trabajando para Mí, pero llega un momento en que esa búsqueda de lo material se vuelve enfermiza y no hay tiempo ni cabida para crecer espiritualmente. Todo vuestro tiempo está encaminado a: cuánto más voy a ganar en este día. Buscáis solamente esos valores del mundo, que, ciertamente, son también de Mi Propiedad, porque todo es Mío, pero os he dicho que los toméis, solamente en lo superficial, como una ayuda para vuestra salud, pero no para que vosotros perdáis el tiempo en buscar vuestra belleza externa, que en polvo se convertirá; vuestra belleza es interna, Mis pequeños.

 

Es una vida espiritual que debéis hacer crecer y que os alegrará a vosotros, cuando regreséis a Mí y cuando Yo os agradezca, ante todas las almas, lo que hicisteis por Mí, que fue el embellecer vuestra alma al obrar según Mi Voluntad y, sobre todo, al ayudar a vuestros hermanos, también, a encontrar la Verdad, que está a vuestro alrededor, pero que no sabéis verla, si no tenéis Sabiduría Divina.

 

PedidMe, pues, que os ayude a ese crecimiento espiritual al que estáis todos vosotros llamados, para que crezcáis y obtengáis todo lo bueno que he creado para vuestro bien. Cuando entendáis estas Verdades, si verdaderamente estáis Conmigo, las agradeceréis infinitamente.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >