sábado, 25 de noviembre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 1 invitado en línea
Ago 03_17 DevolvedMe, con ese poder de intercesión y con Mi Amor, todo lo que Yo creé para vosotros. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO

 

 

 

===================

Mensaje de Dios Padre a J. V.

===================

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Os pido, Mis pequeños, que entendáis esto, que dejéis que Mi Santo Espíritu os lo explique, que se Lo pidáis para que entendáis lo que estáis viviendo y, unidos, con Mi Amor en vosotros, le arranquéis a satanás, todo lo que Me pertenece, todo lo que Yo Creé para vosotros.

 

Hijitos Míos, cuando Yo creé todo, lo creé en Mi Amor, para que se gozaran, primeramente, los Ángeles recibieron Mis Bendiciones, pero fallaron algunos. Posteriormente, creé al hombre para que, también, gozara de todo lo Mío. No solamente creé al hombre, sino todo lo que vosotros veis, pero, también, muchísimo de lo que no veis.

 

Mis pequeños, Yo Creo todo en perfección pero, también, quiero que vosotros, al ser depositarios de Mi Amor, os deis cuenta que tenéis una responsabilidad ante Mí.

 

Cuando os he pedido, a través de Mi Hijo, el ser perfectos, como Yo Soy Perfecto, es el que cuidéis del estado de vuestra alma, primeramente, porque si no estáis en bien Conmigo, si vuestra alma no está en estado de Gracia, no podéis tener una comunicación Conmigo; y, segundo, al tener una responsabilidad, sobre todo lo creado, debéis cuidar todo lo que está a vuestro alrededor, con las cualidades y capacidades con que Yo las creé.

 

Ciertamente, ahorita Me podréis decir que no tenéis esas capacidades y, es verdad, el Pecado anuló, prácticamente todo ese potencial que Yo le di a vuestros Primeros Padres y, quiero que entendáis perfectamente esto, para que os deis cuenta, cómo el pecado os acaba, os destruye, os hace menos.

 

Recordaréis que, después cuando fui creando todo, en el último día, creé a Adán y a Eva y los hice depositarios de todo lo creado y les di las capacidades para que mantuvieran Mi Obra, no solamente de lo que conocéis vosotros como vuestra Tierra, sino del Universo entero. Ellos conocían perfectamente todo lo Creado, todo el Universo, todo lo que existe, de lo cual, vosotros, os habéis perdido de la gran mayoría por causa del pecado.

 

Esto es un tema muy importante, Mis pequeños, porque cuando vosotros estáis Conmigo, cuando vivís para Mí, cuando vivís Conmigo, cuando estáis dispuestos a estar viviendo como hijos Míos, para proseguir con todo lo que Yo creé, entonces, en ésos momentos, Yo Me puedo derramar en Bendiciones, en capacidades, en regalos físicos, materiales, espirituales y muchos más, que no conocéis. Yo os quiero perfectos y, ahorita, en estos momentos, sois una caricatura de lo que eran vuestros Primeros Padres, suena esto feo, Mis pequeños, pero, el pecado, así os deja.

 

Recordad al hijo pródigo, en qué estado lo dejó el pecado: vivía entre puercos y ésta es una situación deplorable para el ser humano, estar a nivel de puercos. En las Sagradas Escrituras, el puerco, es una animal sucio, es lo peor que podían tener en comparación y en castigo el pueblo judío y estáis así, Mis pequeños, por causa del pecado.

 

Os he dicho, que estáis viviendo entre sombras, que satanás ha tomado una fuerte posición en toda la Creación, una Creación que Yo os di, una Creación visible e invisible que le dejé a vuestros Primeros Padres a su cuidado. Tenían las capacidades para cuidar y mantener toda la Creación Universal y esas capacidades se iban a seguir transmitiendo de generación en generación.

 

Es como si Yo os diera una mansión con jardines bellísimos, lagos, ríos, animalitos qué cuidar; que cada uno de vosotros tuviera la responsabilidad de cuidar esa mansión, para que, cuando Yo quisiera regresar, en cualquier momento, estuviera preparada para recibir al Rey del Universo y, vosotros os sintierais felices de que, cuando llegara, Yo, a esa mansión, vosotros pudierais ofrecerMe todo lo que vosotros habíais cuidado de todo corazón, porque Me lo merezco, porque Soy vuestro Creador, porque os he dado las capacidades para mantener ese Hogar, Mi Hogar y ésos jardines y bellezas, que son Mías, pero que os las di para que las cuidarais.

 

¡Ahora, multiplicad todo eso, hacia el Universo entero! Es una desgracia, si veis, en estos momentos, lo que ha hecho el Pecado Original con cada uno de vosotros. Distáis mucho, de vivir en la perfección, de mantener lo que Yo os he dado, empezando con vuestra alma, en un estado puro, santo, bello. Distáis mucho de poderMe invitar a vuestro corazón, que gocéis Mi Presencia y que Yo goce vuestro estado. Distáis mucho de poder alegrarMe a Mí, vuestro Dios, con lo que hacéis, cuando, Yo, os lo he dado todo y, os lo sigo dando, pero seguís sin cuidar todo lo que Yo os doy.

 

La belleza es un distintivo de Mi Perfección, de Mi Amor, hacia todo lo que Yo os he dado. Todo lo que es bello, viene de Mí, satanás se ha encargado de opacar, de destruir con su maldad, toda la belleza que os he dado y ahora lo podéis ver a vuestro alrededor.

 

Ya esa belleza ha terminado, para muchos, muchos de vuestros hermanos. ¡Cuántos no se han separado ya del estado de Gracia! ¡Cuántas almas ya no vienen a Mí!, es el regalo más grande que tenéis, vuestra alma, y ¿en qué estado la tenéis? Ya no es una casa bella, ya no es una casa pura, limpia, en donde Yo pudiera llegar y recrearMe, descansar, compartir de lo que Me ofrecierais.

 

Ya no vivís en Mi Amor, ya no transmitís belleza, primeramente, con vuestros actos, con vuestras palabras, con vuestras actitudes hacia los demás y menos, hacia Mí, vuestro Dios, que a pesar de que seguís obteniendo infinidad de Bendiciones de parte Mía, Me seguís haciendo a un lado.

 

¡Cuánta maldad en vuestro corazón! ¡Cuánta impureza! ¡Cuánta desfachatez de muchos de vosotros, exigiéndoMe lo que no os merecéis, buscando que Yo os consienta, cuando, vosotros, Me despreciáis en todo momento! ¡Cuánta maldad hay a vuestro alrededor! Ya no hay pureza, no solamente interior, sino exterior. Ya no vivís con pulcritud, vuestra forma de vestir, también, satanás la ha alterado. Ya no buscáis la belleza en vuestra presencia, satanás hace todo feo.

 

Tenéis en las Sagradas Escrituras, cuando hablo de la belleza, cómo están vestidas las flores del campo, son bellas. Ved, ahora, cómo os vestís, satanás, vuelve todo feo.

 

¿Cómo convivís con vuestros hermanos? Os mandé a Mi Hijo, para que aprendierais a convivir como se vive en el Cielo, no os mandé a cualquier alma del Cielo, os mandé a Mi Hijo, el Maestro, para que os enseñara cómo debéis convivir entre hermanos: con sencillez, con amor, con humildad. Imaginad que os diera ahora las capacidades extraordinarias que tenían vuestros Primeros Padres. Vosotros, actuaríais con soberbia a pesar de no poseer ésas capacidades que tenían vuestros Primeros Padres, de poder ir a cualquier parte del Universo en minutos o segundos y, conocer todo lo que conocían. No poseéis ésas capacidades y actuáis muy soberbios.

 

Competís con la pobre cultura o capacidad, conocimiento que tenéis es deprimente veros, Mis pequeños, deprimente ver cómo os peleáis, buscando ver quién es el que sabe más, quién es el que tiene más, quién posee más. Le dais tanto valor a lo exterior, cuando, realmente, lo que vale, está en vuestro interior, que es el amor, el cual debe estar anidando en vuestro corazón y, eso, no lo buscáis.

 

¡Teniendo Mi Amor, tenéis todo! Mi Amor os lleva a la perfección, aquél que sabe amar, sabe darse por los demás. Aquél que sabe amar, Me ama, como lo primero en su vida y Yo Me congratulo en ello, porque Me está dando el lugar que Me merezco.

 

Aquél que sabe amar, recibe Bendiciones extraordinarias de Mí, pero el Mundo no se da cuenta de ello, porque aquél que ama, sabe ser humilde, sencillo y se da por aquellos que necesitan tener, también, Mi Amor.

 

Eso es lo que os vino a Enseñar Mi Hijo, que os amarais los unos a los otros y Él Mismo os dijo que, aquél que Le siguiera, o sea, que siguiera Sus Enseñanzas, Sus Acciones, llenas de Amor, haría lo mismo y aún más, porque el Amor no tiene límites. Vosotros estáis acostumbrados a un principio y a un fin, a un límite, que detiene vuestras capacidades, detiene vuestros deseos y detiene vuestro tiempo.

 

Aquél que ama, ya está Conmigo, perfectamente. Ya no se ve a sí mismo, ve a los demás, ve sus necesidades, empezando con las necesidades de su corazón. ¿De qué os sirve tener un cuerpo sano, si vuestra alma está podrida? ¿De qué os sirve tener todo el dinero del Mundo, si vuestro corazón, está lleno de podredumbre, si vuestro corazón es egoísta y malo? ¿De qué os sirve tener lo que más deseáis o habéis deseado, de lo que tienen vuestros hermanos, si no estáis deseando lo que, realmente, vale en vosotros y que os trajo Mi Hijo, que es el Amor?

 

Si vuestras acciones, vuestros pensamientos, todo lo que hacéis, no están envueltos en Amor, vuestra vida es vana y vuestro futuro, también. Podréis ser un ídolo, al que todo el mundo alabe por vuestros actos heroicos, por vuestra forma de ser, pero todo lo podréis hacer por vanagloria y no por amor y, al actuar así, posiblemente, no tendréis parte en el Reino de los Cielos, porque todo lo estáis haciendo con egoísmo, por vanidad y no por Amor y menos por agradecimiento.

 

Todavía no os dais cuenta que, vuestras capacidades, os las he dado Yo. Cada uno de vosotros encaja en una misión particular, para la cual fuisteis creados y que deberéis llevar a cabo, para que, con las acciones de vuestros hermanos, vayáis cumpliendo lo que Yo deseo, que es la renovación de este Mundo, la renovación de todos los Mundos del Universo entero.

 

Se os ha comparado con el Cuerpo Místico de Mi Hijo, que sois celulitas, que se van uniendo y van formando todo el Cuerpo Místico de Mi Hijo. Ciertamente, sois parte importante de la Creación, vuestra misión es muy importante, porque no estáis aislados, porque no debéis estar aislados, porque en un cuerpo, todo lo que se aísla de él, se muere. Si a vosotros os quitan una parte de vuestra piel, todas ésas células morirán, porque ya no tomarán de la sangre que las alimenta, todo lo que separéis de vuestro cuerpo, muere y satanás lo sabe. Satanás sabe que si os separa del Cuerpo Místico de Mi Hijo, quedáis aislados, ya no podréis tomar del Alimento Espiritual que debéis tomar para vivir y, en ese aislamiento, morís.

 

Y, ahora, estáis viviendo en un aislamiento total. Son muy pocas las almas, alrededor del Mundo, que están unidas al Cuerpo Místico de Mi Hijo, que están unidas a Sus Enseñanzas, a Su Amor, a Su Vida Espiritual. Satanás se ha encargado de distraeros con infinidad de cosas y engaños alrededor del Mundo, os separa de esa Savia Bendita, que son las Enseñanzas de Mi Hijo, que es Su Cuerpo Sacramental, de las oraciones, de la Vida en la Gracia y, así, hay infinidad de almas que se han separado y están muertas; vosotros las veis como si fueran almas vivas, pero la realidad es otra, están muertas.

 

Estáis pasando por momentos difíciles, pero ya se acercan los momentos del advenimiento de esa Luz Reparadora que tendrá la humanidad y el Universo entero.

 

Ciertamente, Yo cuido a todos aquellos que Me buscan, que han dejado todo por seguirMe, que Me dan, a Mí, el primer lugar en su vida, que Soy lo más importante en vuestra existencia, ¿cómo no voy a cuidaros, cuando vosotros Me estáis cuidando en vuestro corazón?

Tenéis ataques por todos lados, pero os mantenéis firmes. Intuitivamente, porque estáis Conmigo, os dais cuenta de los ataques de satanás, de sus engaños, de los desvíos a donde os lleva y vosotros, os mantenéis Conmigo, os mantenéis buscando lo que os va a dar la perfección espiritual, lo que os va a dar esa unión íntima Conmigo, para que podáis llevar a cabo vuestra misión en una forma perfecta. Solamente aquellos que se mantienen unidos al Cuerpo Místico de Mi Hijo, podrán completar su misión en una forma perfecta, porque ya no seréis vosotros solos los que actuaréis, sino sereMos Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, cuidándoos, para que seáis vosotros, ésas celulitas pequeñitas, pero activas y perfectas, las que irán renovando este Mundo y el Universo entero y que tanto se necesita.

 

Os debéis sentir halagados, Mis pequeños, de que Yo, vuestro Dios, esté con vosotros, de que nunca Me separe de aquellos que Me buscan, pero, al estar con Nosotros, por el Amor que heMos puesto en vuestros corazones, os debéis sentir, también, impregnados de esa necesidad imperiosa de salvar almas.

 

El alma que está llena de Nuestro Amor, no puede ver a sus hermanos sufrir. No los puede ver desviarse, y es así, como os volvéis, también, almas intercesoras, buscando por la salvación de vuestros hermanos.

 

Recordad que el Amor hace milagros, el Amor mueve montañas, el Amor Me mueve a Mí, vuestro Dios, a derramar Mis Bienes, Mis Bendiciones, Mi Misericordia Infinita sobre todas aquellas almas que Me necesitan y, es ahí, donde vosotros os volvéis poderosos ante Mí, vuestro Dios, por vuestra sencillez, por el Amor que vosotros recibís de Mí, porque Me buscáis, porque Me amáis, porque Me respetáis. Con ese Amor, con esa sencillez, con esa humildad, Me forzáis a derramar Mis Bendiciones sobre vuestros hermanos y sobre vosotros mismos.

 

Ese es el Poder del Amor, es Mi Amor el que hace que Yo produzca esos milagros que vosotros necesitáis. Es Mi Amor el que va a producir el cambio que tanto necesita toda la Creación y, al referirMe a toda la Creación, estoy hablando de todo lo Creado, visible e invisible y, vosotros, Me debéis devolver todo lo Creado, visible e invisible, con vuestra intercesión. La Creación prácticamente toda la Creación, está siendo manipulada, ahora, por las fuerzas satánicas que se han soltado por vuestra falta de oración, por vuestra falta de amor y porque no buscáis la perfección, porque no buscáis la belleza, porque no buscáis lo que Yo creé en un Principio para vosotros y que, satanás lo ha ido destruyendo poco a poco y así vosotros, ya no lo estáis gozando.

 

Es vuestra intercesión, con el Amor de Mi Hijo, en vosotros, que, unidos y pidiéndoMelo de corazón, os debéis unir para arrancarle a satanás todo lo Creado, visible e invisible, porque él lo está manipulando en vuestra contra.

 

DevolvedMe, con ese poder de intercesión y con Mi Amor, todo lo que Yo creé para vosotros. Os debéis, dar cuenta que todo lo que ahora estáis viviendo, no está cubierto de Amor, no está siendo tocado por Mi Amor, no se está reproduciendo Mi Amor y esto es, porque vosotros le habéis dejado a satanás que tome lo Mío y lo manipule en vuestra contra y os está destruyendo con todo lo que os debiera de dar vida. Toda la Naturaleza, que os debiera de dar vida, que os debiera acoger y que debierais gozar, satanás la está manipulando para destruiros.

 

Os pido, Mis pequeños, que entendáis esto, que dejéis que Mi Santo Espíritu os lo explique, que se Lo pidáis para que entendáis lo que estáis viviendo y, unidos, con Mi Amor en vosotros, le arranquéis a satanás, todo lo que Me pertenece, todo lo que Yo Creé para vosotros y que, al quitárselo, empecéis, vosotros, a gozar, nuevamente, de la Creación y de las bellezas que os pertenecen, porque sois Mis hijos, porque sois parte del Amor con que Yo creé todo.

 

Os amo, Mis pequeños, vivid unidos en Mi Amor, vivid unidos en un solo corazón, orad, orad todos unidos y lograréis vencer a satanás, tenéis, os repito, un gran poder sobre Mí. Las almas que realmente aman, las almas que están Conmigo, las almas que entienden, ya, lo que es Mi Amor hacia vosotros, tienen ese poder grande de intercesión y Me pueden arrancar milagros, bendiciones y un cambio definitivo, al vencer a satanás, si vosotros Me lo pedís.

 

El cambio, depende de vosotros, Yo lo podría lograr, pero si vosotros os queréis mantener sufriendo, como estáis sufriendo y no Me pedís el querer vivir como fueron creados vuestros Primeros Padres, que gozaban todo lo que Yo puse en la Naturaleza, para que os cuidara, si no deseáis ese cambio, Yo no puedo hacer nada. Pero, si vosotros Me lo pedís de corazón, no solamente para vuestro bien, sino para el de vuestros hermanos, entonces, Yo derramaré Mis Bendiciones.

 

Entended esto, Mis pequeños, vosotros podéis lograr el cambio, con vuestra oración, con vuestra donación, con vuestra vida en Mí.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >