viernes, 15 de diciembre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 6 invitados en línea
Ago 31_17 Así, como vayáis perdiendo de lo material, Yo os iré cambiando todo ello por lo espiritual Imprimir E-Mail

Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO

 

 

===================

Mensaje de Dios Padre a J. V.

===================

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Todo esto que está sucediendo alrededor del Mundo, será para vosotros una purificación y quiero que lo toméis así, con Sabiduría, con entereza, con Fortaleza y con amor, ya sabéis que todo lo que Yo permito en vuestra vida, siempre será para vuestro bien.

 

(Lenguas…) Sí, hijitos Míos, necesitáis un cambio, ¡Cómo quisiera que tuvierais vosotros, esa encarnación, como la de Mi Hijo! y, de hecho, si Me la pedís, Mi Santo Espíritu, os dará lo que ya os he anunciado, que seréis transfigurados, porque lo que estoy por daros, es algo bellísimo, pero no podéis, todavía, tomarlo, porque no estáis preparados para algo tan grande.

 

Todo esto que está sucediendo alrededor del Mundo, será para vosotros una purificación y quiero que lo toméis así, con Sabiduría, con entereza, con Fortaleza y con amor, ya sabéis que todo lo que Yo permito en vuestra vida, siempre será para vuestro bien.

 

Necesitáis un cambio muy fuerte, porque vuestros pecados, también, son así, muy fuertes. Me dañan mucho y ya quiero detener todo esto a donde os ha llevado satanás, a pecar en Mi contra, a no agradecer tanto Amor que he derramado por vosotros y os ha puesto, totalmente, de espaldas a Mis Leyes y a Mi Amor.

 

Mis pequeños, os amo, pero cuando un padre y una madre ven que los hijos necesitan una corrección, se las dan. Son castigos, ciertamente, pero por vuestro mal comportamiento y éstos siempre os van a llevar a un crecimiento; en este caso, espiritual, porque se trata de Mí.

 

Las personas mayores, que ya han vivido, se dan cuenta de los errores que van cometiendo los pequeños, ya sean sus hijos, sobrinos, amiguitos, hermanos, pero, siempre, una persona mayor, sensata, inteligente, buena, verá en los niños, en los pequeños, cómo van creciendo y cómo se les puede corregir o, también, cómo se les puede ayudar a que sigan haciendo el bien. Esa es la obligación, como os he dicho antes, de los hermanos mayores.

 

También, hablando en lo espiritual, el hermano mayor siempre ayudará al hermano menor, no importa que no sea familiar, pero hay que saber, también, educar con tacto o ayudar con tacto, para que no se moleste la persona o sus parientes y puedan recibir lo que vosotros deis de corazón y, con la Sabiduría que os estoy inspirando a través de Mi Santo Espíritu, para que la deis a vuestros hermanos.

 

Ciertamente, estáis viviendo momentos de cambio, pero serán provechosos. En algunos casos, más dolorosos que en otros y, os lo he dicho antes, que todo irá de acuerdo a los pecados que hayáis cometido, tanto en lo personal, o en vuestro país, o en un lugar determinado, en donde se cometan pecados más graves. Todos y todo será purificado, porque el Pecado Original afectó a toda la Creación, tanto a la Creación humana, como a la Creación animal, vegetal, mineral, todo ha sido afectado por satanás y todo tiene que ser purificado.

 

Lo que ahora veis, ya no será después, y veréis el cambio tan fuerte y tan bello que se dará. Ciertamente, os he dicho, que pocos van a gozar de este cambio, porque, aún, a pesar de los acontecimientos y de la purificación, muchos de vuestros hermanos no querrán cambiar. Seguís siendo el pueblo de cabeza dura, el pueblo al que no dejé entrar a la tierra prometida por sus pecados y, así estáis ahora, la gran mayoría de vosotros.

 

Sois, nuevamente, ese pueblo de cabeza dura y que, la gran mayoría, no va a entrar a los Cielos Nuevos y a las Tierras Nuevas, porque no han creído, porque no han querido cambiar, porque se han mantenido en su forma de actuar y de pensar pecaminosa, porque no han amado, porque no han venido a Mí.

 

Yo Soy vuestro Dios y os he creado para el bien. Os he dado tantas cosas, para que vosotros llevarais a cabo vuestra misión en la Tierra, lo mejor posible. Yo os di el don de la vida y Me apoyé en vosotros, para que vosotros caminarais por Mí, hablarais por Mí, movierais corazones por Mí, pero, ciertamente, sois pueblo de cabeza dura, que no quiere acercarse al Amor, que se ha ensoberbecido tanto, que no quiere dar su brazo a torcer y eso os va a acarrear mucho dolor, muchos problemas.

 

Ciertamente, muchos perderéis vuestros bienes o la gran mayoría de ellos y, también, os he dicho que, así, como vayáis perdiendo de lo material, Yo os iré cambiando todo ello por lo espiritual. Os llenaréis de Mi Amor, de Mi Sabiduría, de Mi Vida. Tenéis que ser otros Cristos, tenéis que vivir el Amor, tenéis que ayudar a vuestros hermanos que no han querido entender todas las Enseñanzas que se os han dado y, también, ayudaréis a aquellos que, estando en otras religiones, en lugar de vivir el amor y el respeto que todo ser humano se merece, han sido manipulados por satanás, para crear dolor, muertes, guerras a vuestro alrededor, causando que viváis con miedos, con temores a vuestro alrededor, quitándoos la paz, como ya os había dicho que satanás lo iba a hacer.

 

Los que estáis Conmigo, os he dicho que no temáis, Yo estaré con vosotros. Estaré con los buenos y, también, con los que viven en el error, esperando su conversión. Todos vosotros sois Mis hijos y os merecéis Mis Cuidados, Mi Protección, porque todos vosotros estáis siendo atacados por un enemigo común, que es satanás.

 

Sois Mis hijos y buenos o malos, Yo os protejo contra sus fuerzas, porque sois demasiado pequeños para soportar un embate fuerte del enemigo. Sí, Mis pequeños, aún no habéis vivido ésos ataques fuertes que se vendrán de parte de satanás.

 

Debéis vivir unidos en oración y llevando una vida de amor para poder, no solamente, soportar, sino atacar ésas fuerzas de satanás. Es muy poderoso y solamente Yo, en Mi Santísima Trinidad, Mi Hija, la Siempre Virgen María y los Santos y Ángeles en el Cielo, os podrán proteger, ningún ser humano, difícilmente, os podrá ayudar. Ciertamente, hay almas escogidas, alrededor del Mundo, a las que les he dado capacidades especiales para enfrentársele y hasta vencerle, pero son almas que Me llevan a Mí por dentro y os protegerán.

 

Os estoy cuidando y os cuidaré contra todos sus ataques, pero buenos y malos tenéis que poner, también, de vuestra parte, Mis pequeños, llevando una vida de oración, llevando una vida Sacramental, viviendo como Mi Hijo vivía, en total donación a Mi Voluntad, para que Yo os pueda tomar como instrumentos fieles y totales, para vuestro propio bien.

 

Entended que os estoy defendiendo contra la maldad de satanás. Muchos se le han querido enfrentar y los ha destruido. Os repito que él es muy poderoso y cuando no contáis con Mi Verdadera Protección, satanás os destroza.

 

Hay muchos hermanos vuestros a vuestro alrededor, que siguen ideologías contrarias a las Mías, supuestamente, viviendo un amor con el que creen que podrán vencer a satanás. Si no estáis, verdaderamente, Conmigo y se os hayan dado ésas capacidades para protegeros y para proteger a vuestros hermanos, no lo venceréis, Mis pequeños.

 

Os creéis muy fuertes por tener vuestros amuletos y oraciones no dictadas por Mí, vuestro Dios o por Mi Iglesia. Si os enfrentáis a él, no lo podréis vencer, se necesita mucha humildad, sencillez y una total donación de vuestro ser a Mí, vuestro Dios.

 

Os digo esto para protegeros, no sigáis a aquellos que se creen poderosos, no lo podrán vencer, ni aún aquellos que se han vendido a él, que han hecho pacto con él y que ahora se sienten poderosos porque les ha dado lo que querían, satanás los ha engañado. Vosotros los que os habéis donado a él, os va a traicionar. Os lo merecéis, vosotros, los que Me disteis la espalda y quisisteis hacer tratos con el enemigo y no solamente eso, hicisteis tratos para destruir a vuestros hermanos y enriqueceros a costa de su sangre y de su dolor. No Me quisisteis seguir e hicisteis tratos con vuestro enemigo, al que creísteis que os estaba obedeciendo por el ofrecimiento de sangre que le hacíais. Dolor, mucho dolor eterno tendréis, por vuestro error, por vuestros pecados, por vuestra traición a todos niveles de la población del Mundo.

 

Muchos se vendieron a satanás y pronto os daréis cuenta del error que cometisteis, satanás no perdona, satanás engaña, satanás os da gustos por poco tiempo y mientras os usa como instrumentos, para daros, después, en “recompensa”, una eternidad de dolor. Entended esta frase: una eternidad de dolor, por vuestro error, por haber actuado en contra de Mis Leyes, de haber traicionado Mi Amor y a vuestros hermanos.

 

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, seguid adelante, orad, orad intensamente, vivid en Mi Amor, respetad Mis Leyes y tened una plena confianza en Mí, vuestro Dios, en que os daré lo que tanto habéis esperado, por lo que tanto habéis luchado, que es vuestra eternidad  Conmigo, pero de Gloria y Alegría. Trabajasteis para el bien, vivisteis para el bien y transmitisteis este bien a vuestros hermanos. Aquél que produce amor, que lo da a sus hermanos, pero, primeramente, a Mí, recibe Mi Amor y, si se mantiene así, viviendo en el amor, gozará eternamente Mi Presencia, llena de Amor.

 

Mucho bien os espera, Mis pequeños, creísteis en Mí, mantuvisteis vuestra Fe, os llenasteis de Mi Amor, vuestro regalo, pronto se os dará. Os amo, Mis pequeños, amo vuestra fidelidad, amo vuestro amor y os daré muchísimo más de Mi Amor cuando estéis Conmigo, en el Reino de los Cielos. Manteneos firmes, pase lo que pase y, sobre todo, confiados en que si Yo os estoy diciendo esto, se dará, Mis Promesas siempre se cumplen. Que Mi Amor os renueve y, de esta forma, podáis regresar a Mí.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior