viernes, 15 de diciembre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 7 invitados en línea
Sep14_17 Vuestra maldad, vuestra traición ha llegado a límites insoportables y, os vuelvo a prevenir Imprimir E-Mail

Rosario vespertino- MENSAJE-ÚNICO

 

 

 

=================

Mensaje de Dios Padre a J. V.

=================

 

 

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Entended, Mis pequeños, que Yo no quiero vuestra destrucción, sufro cuando os veo sufrir. También os he dicho que satanás, es el que está tomando las fuerzas de la naturaleza para acabar con vosotros, de la naturaleza que os rodea y de vuestros bienes materiales.

 

Hijitos Míos, os he dicho que los acontecimientos que se darán, acontecimientos de la Naturaleza, irán purificando a esta pobre humanidad.

 

Entended, Mis pequeños, que Yo no quiero vuestra destrucción, sufro cuando os veo sufrir. También os he dicho que, satanás, es el que está tomando las fuerzas de la naturaleza para acabar con vosotros, de la naturaleza que os rodea y de vuestros bienes materiales.

 

Él ya no puede entrar al Reino de los Cielos y tiene envidia de vosotros, sabe que, si hacéis los méritos necesarios, regresaréis al Reino de los Cielos, a donde pertenecéis.

 

¿Cuándo entenderéis, Mis pequeños?, ¿cuándo entenderéis, que Yo deseo vuestra salvación eterna, y qué Yo os doy muchas oportunidades de salvación, muchas oportunidades de arrepentimiento, muchas oportunidades para que, tengáis vida en vuestro corazón?

 

Si vosotros estuvierais en Mi lugar y Yo os permitiera ver a toda la humanidad desde el Reino de los Cielos, os daríais cuenta a qué Me refiero.

 

Veo al Mundo, y veo corazones cerrados, veo mucho pecado dentro de vosotros, mucha maldad en algunos más.

 

Se os ha dado mucho y no habéis respondido. Los acontecimientos de la Purificación se irán aumentando, si vosotros no ponéis de vuestra parte.

 

Estoy permitiendo que estos acontecimientos se vayan dando, para que vosotros os deis cuenta que os estoy diciendo la Verdad, que las Profecías que Yo os doy, tarde o temprano se realizan.

 

Os pregunto de nuevo, ¿por qué sois tan tercos y necios?, ya no tenéis tiempo, el tiempo se terminó, la Purificación está sobre vosotros, pero todavía, podéis aminorarla. Ciertamente, ya no la podréis detener pero podréis aminorar los acontecimientos; si no os arrodilláis, perderéis esta oportunidad, que os estoy dando.

 

Otra vez más derramo Mi Amor sobre vosotros. Os aviso, os educo, os doy la oportunidad de detener vuestro propio castigo, queda en vosotros la decisión final, ¿responderéis o no?

 

¡Qué corazón tan duro tenéis, Mis pequeños, y os digo que, los corazones duros, no entran al Reino de los Cielos!

 

Yo os estoy acompañando en todo momento, os conozco a todos vosotros, pero no os puedo presionar, porque tenéis el libre albedrío. Y, esto es muy importante que lo comprendáis, Mis pequeños, que os respeto en vuestra forma de ser y de pensar, pero, ¡cuidado!, así como os respeto y podéis hacer lo que queráis, también tendréis repercusiones. Si actuáis en el bien, Yo os premiaré, si actuáis en el mal, padeceréis por toda la eternidad.

 

Todo lo que hagáis, todo lo que penséis, tiene un premio o un castigo y esto lo tenéis que tener muy presente, Mis pequeños. Ya os he dicho que hay almas muy santas que han detenido guerras o desastres fortísimos con su oración, y esto, os lo digo, para que penséis, ¿por qué no se han detenido todos estos acontecimientos, sino por el contrario, se van aumentando? Es para que os deis cuenta que, desgraciadamente, no hay las almas santas que se necesitan para estos tiempos, para detener estos acontecimientos que estáis viviendo y que, todavía, vendrán otros más destructivos.

 

Se os han dado todas las oportunidades para detener los acontecimientos que estáis padeciendo y padeceréis, pero no os interesa escuchar, no os interesa vivir en estado de Gracia, no os interesa seguir todo aquello que se os ha enseñado y que está en las Sagradas Escrituras, no os interesa buscar vuestra santidad de vida.

 

Entonces, ¿qué queréis que Yo haga con vosotros? ¿Os dais cuenta que, al actuar así, sois cizaña?, y, ¿qué dicen las Sagradas Escrituras sobre la cizaña?, SE QUEMA, va al horno para ser quemada.

 

Todo está escrito, Mis pequeños, Yo no os estoy tomando desprevenidos, quiero lo mejor para el Mundo que os he dado. Os he consentido de múltiples formas, y vosotros no respondéis. Me seguís atacando, seguís permitiendo que se hable mal de Mí, no Me defendéis ante vuestros hermanos cuando Me blasfeman, cuando Me hieren con palabras injuriosas, con acciones sacrílegas y, aun así, queréis que Yo os consienta cuando, de vuestra parte, solamente hay un interés, el de vivir bien, el de vivir sin problemas, pero no hacéis nada para cambiar en lo profundo de vuestro corazón.

 

Vuestra maldad, vuestra traición ha llegado a límites insoportables y, os vuelvo a prevenir, si no detenéis vuestra forma de ser, si no ponéis de vuestra parte para cambiar, si no os arrepentís desde lo más profundo de vuestro corazón y si no actuáis con verdadero amor y respeto hacia Mí y hacia vuestros hermanos, sufriréis, como no os imagináis.

 

Estáis muy confiados en vosotros mismos, espero que los acontecimientos vayan ablandando vuestro corazón y esto os lleve al arrepentimiento, antes de que sucumbáis y, si estáis en pecado grave, ello os lleve a vuestra condenación eterna.

 

Os estoy advirtiendo, Yo no os estoy enviando todas las catástrofes que estáis viviendo y vendrán, satanás os está atacando, Me ha pedido permiso para probaros y se lo he dado. Ciertamente, quedarán los que están Conmigo, quedará el trigo bueno, la cizaña, desaparecerá.

 

Me duele mucho deciros todo esto, Mis pequeños, os amo a todos, porque Yo os creé por, vuestros actos, no merecen el que Yo sea condescendiente con vosotros.

 

Sabéis que Soy el Perfecto y Me gusta la Perfección, quedarán las almas que han luchado para su perfección.

 

Entended, antes de que sea demasiado tarde, porque hay una gran cantidad de almas que no quieren mover su corazón al arrepentimiento.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >