jueves, 23 de noviembre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 6 invitados en línea
Oct 18_17 Falta poco, Mis pequeños, falta poco, manteneos firmes. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

 

===================

Mensaje de Dios Padre a J. V.

===================

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: La lucha será tremenda, Mis Potencias son inmensas, pero debéis estar Conmigo, para que Mis Potencias, Mi Amor, os protejan. Tenéis una prueba muy fuerte que habréis que pasar y, especialmente, vosotros, los que no estáis Conmigo.

 

Hijitos Míos, con esta Purificación, que ya tenéis encima, lo que voy a premiar, es la fidelidad a Mi Amor.

 

Sí, Mis pequeños, os he dicho tantas veces que estáis en terrenos de satanás. El príncipe de este Mundo es satanás y vinisteis a la Tierra a cambiar a este Mundo de maldad, en un Mundo de Amor, pero satanás os convence, satanás os tienta, satanás os separa de Mí, que Soy el Amor Infinito, El Amor Increado.

 

Os he enseñado a amarMe, os he enseñado a amar todo lo que he creado, os he enseñado a que os améis los unos a los otros, os he enseñado que tenéis un futuro de Amor, Conmigo, vuestro Dios. Mi Santísima Trinidad os ha llevado hacia ese Mundo de Amor; Yo, como Padre, en el Antiguo Testamento, Mi Hijo en el Nuevo Testamento, Mi Santo Espíritu guiándoos para entrar a este Nuevo Mundo que se os dará, el Mundo del Amor, pero, vosotros, una gran mayoría de vosotros, no habéis respondido a este llamado, al llamado del Amor, al Llamado de la Vida Divina.

 

Sí, Mis pequeños, Mi Vida Divina, es el Amor, Yo Soy el Amor. Fuisteis creados por Mí, en el Amor, para que os criarais y lo pudierais tener por siempre, eternamente. Y satanás, si os dais cuenta, os bajó de ese pedestal altísimo, en el que están las almas que se han llenado de Amor; en vez de manteneros ahí, como el Hijo Pródigo, que ya vivía en ese Mundo Divino. Él vivía en el Palacio, o sea, en el Cielo, quiso bajar, bajó a la Tierra y se ensució; así estáis vosotros, Mis pequeños. Las almas se deben mantener en Mí, fuisteis creados en una posición altísima, el Mundo os ensucia, pero Yo os devuelvo, junto con Mi Hijo, con lo que Él hizo por vosotros, el Estado de Gracia, y os vuelvo a hacer Mis hijos, para que regreséis de nuevo, a donde pertenecéis, que es el Reino de los Cielos.

 

¿Por qué os bajasteis de ahí, Mis pequeños, de ese nivel tan alto en que os había puesto? Os atrae el Mundo, os atrae el pecado y con ello, Me dais la espalda, Me estáis traicionando y no estáis buscando los bienes del Cielo.

 

Esto os lo digo, Mis pequeños, para que os deis cuenta de la fuerza satánica sobre vosotros. Os creéis, a veces, muy fuertes, muy poderosos sobre las fuerzas de satanás y hasta hacéis chistes sobre ello y sois muy tontos, Mis pequeños. No os dais cuenta, y os lo he explicado antes que continuamente os defiendo contra las fuerzas satánicas; satanás Me tiene que pedir permiso para poder tentaros y él os pone infinidad de posibilidades de caída espiritual, pero Yo no permito que lo haga con todo su poder, no sobreviviríais, Mis pequeños. Es una mínima parte de él, lo que le dejo actuar sobre vosotros; no soportaríais todo el peso de su maldad en un ataque frontal contra vosotros.

 

Os burláis de él, como si fuera cualquier cosa, y os sentís poderosos y ni siquiera estáis junto a Mí, ni siquiera vivís en Estado de Gracia, ni siquiera vivís para Mi Amor y aun así os creéis más poderosos que él.

 

Ya os he dicho, que en estos tiempos, viviréis la fuerza total de satanás y aquellos que no se unan a Mí, a Mi Amor, que no se protejan con Mi Gracia, que no vivan bajo Mis Mandamientos, no sobrevivirán a su ataque. La lucha será tremenda, Mis Potencias son inmensas, pero debéis estar Conmigo, para que Mis Potencias, Mi Amor, os protejan. Tenéis una prueba muy fuerte que habréis que pasar y, especialmente, vosotros, los que no estáis Conmigo.

 

Ciertamente y os habéis dado cuenta, los que estáis Conmigo, que habéis pasado múltiples momentos difíciles en vuestra vida, en donde os he ido acrisolando. Las almas que entrarán al Reino de los Cielos, son almas que, realmente, Me aman; son almas que pasaron la prueba en las múltiples ocasiones en las que os puso satanás en esas situaciones difíciles en las que pudisteis haberMe traicionado, haberMe dado la espalda, o haber seguido al enemigo, pero os mantuvisteis Conmigo. Aceptasteis las pruebas, ofrecisteis vuestros dolores, lograsteis vencer las tentaciones de satanás, ya que él se aprovecha de ésos momentos de prueba y os trata de hacer la vida más fácil para que le sigáis, pero vosotros, pudisteis, con Mi Gracia, defender vuestra alma, defender vuestro amor hacia Mí, defender la vida espiritual que Yo os di y que, aunque, ciertamente, hayáis caído en pecado muchas veces, os seguís manteniendo Conmigo, confiados en Mí, en que Yo Soy vuestro Dios y que sin Mí, no sois nada.

 

Mis pequeños, las pruebas se vienen muy difíciles, pero esto es para los que no están Conmigo. Os he dicho, a vosotros, los que ya habéis pasados muchas pruebas, que ya habéis sido acrisolados, sufriréis un poquito más, para que quedéis limpios, para que podáis entrar a ésos Cielos Nuevos, Tierras Nuevas, Vida Nueva, que Yo os daré. Serán momentos de éxtasis, momentos angelicales, momentos de un Amor Infinito. Conoceréis lo que es el Verdadero Amor, Puro y Santo: conoceréis la Vida de Cielo, aun viviéndola en la Tierra. Se os darán tantos regalos, porque seréis esas almas en las que pude confiar y no Me fallasteis.

 

Gracias os doy, desde ahora, Mis pequeños, porque os mantuvisteis firmes en los regalos espirituales que os di y, especialmente, por el amor hacia Mí, Mis pequeños.

 

¿Cuándo entenderá esta pobre humanidad, que el Amor lo es todo? Si vivís en el Amor, si tenéis Mi Amor, Me tenéis por completo, porque todo, todo vive en el Amor. Los que ya bajasteis y cumplisteis una misión en la Tierra, os habéis dado cuenta, múltiples veces, cómo Mi Amor os ha defendido, cómo os ha sacado de problemas, cómo os ha hecho crecer en lo espiritual, cómo os habéis unido como hermanos, cómo os habéis mantenido Conmigo. Es el Amor, Mis pequeños, es el Amor Divino el que actúa en cada uno de vosotros, pero no lo habéis, todavía, apreciado ni vivido como es, y ese es uno de los principales regalos que le tengo reservado a aquellas almas que Me han sido fieles. Lo conoceréis y lo viviréis. Mi Amor, os hará inmensamente felices, Mis pequeños.

 

Estad, pues, muy alegres, muy contentos, de que estáis Conmigo. No penséis en los momentos difíciles que tendréis que pasar, para llegar a ese final tan bello, tan grande, tan lleno de Dios.

 

Os daré un deseo grande de vivir en Mí. Las almas que han sido tocadas por Mi Amor, ya no pueden vivir sin él, es más, desean ya, estar Conmigo, morir para Mí, dejar este Mundo, dejar este cuerpo que aprisiona vuestra alma, quieren que su alma vuele hacia Mí y Me goce.

 

Falta poco, Mis pequeños, falta poco, manteneos firmes. PedidMe que ya se dé esta última prueba y que la podáis pasar, como habéis pasado las anteriores.

 

¡Es tanto Mi Amor por vosotros!, que, así, como vosotros Me deseáis, que ya deseáis que Yo esté con vosotros, el deseo es mutuo, Yo, con vosotros y vosotros Conmigo, eso es lo que hace el Amor, Mis pequeños, una unión filial.

 

PedidMe que en ningún momento os apartéis de Mí. PedidMe que sepáis apreciar, todavía más, la vida espiritual que os he prometido. PedidMe que Mi Amor crezca inmensamente en vosotros y, así, tendréis una gran defensa contra satanás y sus huestes. No temáis, aun a pesar de que estéis enfrente de satanás, no temáis, él Me verá y sabe que no puede hacerle nada a un alma a la cual estoy protegiendo Yo.

 

Os Bendigo, Mis pequeños, os llevo en el corazón, manteneos firmes en esa vida espiritual que habéis escogido y, sobre todo, con esos deseos grandes que tenéis, de algún día, verMe Cara a cara y de gozar Conmigo eternamente.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >