miércoles, 17 de enero de 2018    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home arrow Mensajes.......2017 arrow Noviembre 2017 arrow Nov 28_17 No estáis solos, Mis pequeños, en el Mundo, estáis acompañados de todo el Cielo.
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 7 invitados en línea
Nov 28_17 No estáis solos, Mis pequeños, en el Mundo, estáis acompañados de todo el Cielo. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

 

====================

Mensaje de Dios Padre a J. V.

====================

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Vosotros tenéis el libre albedrío, vosotros escogéis el camino que creéis que os conviene más, pero, al final, recordad, Yo Seré el Juez, Yo os daré el lugar, en el cual, vosotros, pasaréis vuestra eternidad.

 

Hijitos Míos, el hecho de que vosotros estéis en la Tierra misionando, no quiere decir que os debéis separar de Mí, ya que Mi Hijo, también misionó. Él, siendo Dios, también es hombre, tenía Su tiempo para el Mundo, y vivía unido íntimamente a Mí.

 

El estar en la Tierra, Mis pequeños, es una Gracia muy especial, estáis trabajando para Mí en la salvación de los hombres, en la salvación de sus almas, a las cuales, también, se les dio la Gracia de trabajar para Mí, para la salvación de todos vosotros.

 

Entended, Mis pequeños, que sois uno, sois seres humanos pero, también, seres espirituales y por eso, Mi Hijo os dio el Ejemplo, que siendo Dios, también es Hombre y que vosotros, siendo hombres, debéis llevar, también, una vida espiritual.

 

Satanás trata de separaros y es una realidad, os hace vivir más de las cosas del Mundo y trata de que os olvidéis de Mí; trata de que os olvidéis de vuestra parte espiritual y es en lo que vosotros debéis luchar toda vuestra vida, es la unión Conmigo. Vuestra parte espiritual debe estar íntimamente unida a Mí, pero esa parte espiritual, también, os debe unir a todos vosotros como hermanos.

 

Todos vosotros, porque tenéis un alma espiritual, bajasteis a la Tierra a servirMe, pero tenéis que llevar, también, una vida humana, que esa os va a llevar, a dar ejemplo, de lo que lleváis en vuestro interior.

 

Ciertamente, a Mi Hijo, los que Le rodeaban, no Le podían ver su esencia espiritual, Divina, como es, salvo en aquél momento en que Se mostró a algunos de Sus apóstoles en Su Transfiguración. En sí, no podéis ver lo que es la vida interior espiritual, el ser espiritual, de los demás. Vosotros veis las manifestaciones de vuestro ser espiritual, que deben ser las Mías, las Virtudes, el Amor, el Ejemplo que os dejó Mi Hijo, a través de vuestra actitud humana, así es como vais conociendo cómo es el interior de vuestros hermanos y ellos verán, también, cómo es vuestro interior.

 

A Mi Hijo Lo vieron actuar humanamente, pero Él estaba viviendo una vida Espiritual Divina, y de ahí es de donde vosotros debéis tomaros para ser ejemplo vivo ante vuestros hermanos.

 

Satanás, siendo el príncipe de este Mundo, también, tiene sus seguidores y conocéis a esos hermanos vuestros que se han dejado llenar de esa vida malvada, obscura, sucia por su actuación, en la que no hay Virtud, no hay amor, no hay una vida espiritual buena, profunda; porque, ciertamente, también la vida satánica es espiritual, pero es desviada, es mala.

 

Cuando os he pedido que Le pidáis a Mi Santo Espíritu el don del Discernimiento, es para que podáis, vosotros, daros cuenta de qué lado están vuestros hermanos y, dónde estáis vosotros mismos. ¿Cómo es vuestra actuación ante vuestros hermanos? ¿A Quién estáis transmitiendo? ¿Me estáis transmitiendo a Mí, por medio de los actos que os enseñó Mi Hijo o estáis transmitiendo vida satánica a través de actos contrarios a lo que Mi Hijo os enseñó?

 

Vosotros tenéis el libre albedrío, vosotros escogéis el camino que creéis que os conviene más, pero, al final, recordad, Yo Seré el Juez, Yo os daré el lugar, en el cual, vosotros, pasaréis vuestra eternidad. Si estuvisteis viviendo el Amor y el Ejemplo de Mi Hijo, estaréis Conmigo, eternamente en el Reino de los Cielos; si escogisteis el camino de satanás, estaréis viviendo vuestra eternidad, con dolor, en el Infierno.

 

Entended, Mis pequeños, que Yo no Soy Quien os condena, Yo os quiero a todos y para eso mandé a Mi Hijo, para que os mostrara cómo os debéis, vosotros, mover en el Mundo Espiritual y lo digo así, ya que si vosotros os movéis, perfectamente, en el Mundo Espiritual, vuestros actos os mostrarán ante vuestros hermanos. Si vuestro interior está lleno de Mí, vuestros hermanos lo verán en vuestro exterior pero si vuestro interior es negativo, es malo, es satánico, también, os mostraréis al Mundo así. Por lo que traéis en vuestro interior, vuestros hermanos notan el error en el que vivís, porque la maldad es eso, es error, mientras todo lo que es Mío es Perfecto y todo lo que se salga de Mi Perfección, es vivir en el error. Pero un error, al cual, satanás os ha llevado para separaros de Mí.

 

Yo os cuido y os voy tratando de regresar al redil, porque no os quiero perder, sois Mi Creación, sois Míos, pero vosotros escogéis cómo queréis vivir y a Quién queréis pertenecer y Me duele mucho ver, cómo, la gran mayoría de vosotros, en el Mundo, habéis escogido la vida del mal, y eso tendrá una consecuencia fatal para vuestras almas. No Me podréis echar la culpa, a Mí de vuestros errores Yo os voy cuidando, pero lo que escogisteis en vuestra vida, lo que escogisteis en vuestro libre albedrío.

 

Aquellos que escogieron el buen camino, tendrán su premio y os puedo decir que es un premio difícil, de obtener porque, siendo satanás el príncipe de este Mundo, él ataca fuertemente a todos aquellos que han escogido el camino del Bien, que han escogido el camino que Mi Hijo os dejó, por eso, el premio que reciben aquellas almas que se mantienen en el Bien, es muy alto, porque tuvieron que luchar, fuertemente, contra toda esa ola de maldad que se da en el Mundo.

 

Seguid adelante, Mis pequeños, seguid luchando contra todo aquello que os rodea y que os quiere arrastrar hacia el mal. Tenéis Mi Presencia en vuestro interior, tenéis la ayuda de Mi Hija, la Siempre Virgen María, tenéis la ayuda de los Santos Ángeles y de los Santos, aquellos hermanos vuestros que os precedieron y que lucharon, también, y se ganaron el premio de la Gloria. No estáis solos, Mis pequeños, en el Mundo, estáis acompañados de todo el Cielo, pero tenéis que poner de vuestra parte. El triunfo, se os da, porque vosotros luchasteis y porque Me escogisteis, porque quisisteis vivir Conmigo.

 

Preparaos, pues, Mis pequeños, porque la lucha viene, cada vez, más fuerte, pero satanás, no os tocará, querrá destruiros, pero si os mantenéis, como lo habéis hecho todo este tiempo que, a pesar de vuestras caídas os levantasteis y seguisteis adelante, buscando la Perfección, Yo, vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, os protegeré.

 

Yo protejo a aquellos que luchan por mantenerse en el Bien y trato de levantar a aquellos que no están actuando en el Bien, pero os repito, es vuestro libre albedrío, no os puedo presionar, trato por todos los medios que entendáis que el camino que habéis tomado, es el erróneo pero, vuestra propia decisión, es la que os llevará al triunfo en el Reino de los Cielos, o al castigo por haber escogido el error a donde os llevó satanás.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior