miércoles, 17 de enero de 2018    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 9 invitados en línea
Nov 30_17 Tenéis Mi Promesa de que, pase lo que pase, Yo estoy con vosotros. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

 

====================

Mensaje de Dios Padre a J. V.

====================

 

 

 

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Sabéis que sois escogidos, los que estáis Conmigo, los que os habéis acrisolado con los años de espera y sabéis que estáis ya a momentos del gran cambio. No claudiquéis, os lo pido, Mis pequeños, pase lo que pase, pedidMe que aumente vuestra Fe y vuestra confianza en Mí, vuestro Dios, os amo y os amo Infinitamente, vuestro premio pronto llegará.

 

Hijitos Míos, hace tiempo os dije que cuando se fueran ya a dar los últimos momentos, antes de la llegada del maligno a la Tierra, con su representante, el anticristo, todas las cloacas de maldad se abrirían y conoceríais la maldad que ha habido por siglos, pero que no os dabais cuenta de ello, porque satanás lo escondía bien con todos aquellos que le han seguido.

 

Mis pequeños, toda esta pestilencia del mal, ha afectado a infinidad de almas, ha afectado corazones, ha afectado, en diferente proporción y a diferentes niveles de vuestra alma, a toda la humanidad y al Universo entero.

 

Estáis viviendo momentos muy desagradables, momentos en que se está manifestando, fuertemente, la maldad de satanás. Por eso, en estos momentos os estoy cuidando mucho más, especialmente a todas aquellas almas que siempre han estado fieles a Mi Amor, a Mi Voluntad, a Mis Mandamientos.

 

Muchos estáis viendo toda esta maldad que está corroyendo las buenas costumbres, que está corroyendo el alma de muchos de vuestros hermanos, no así, de aquellos que Me siguen, pero, como dicen las Escrituras, si no detengo todo esto, no habría alma que soportara todo este ataque de satanás, tan fuerte, que os quiere destruir a todos; y por eso, tendré que aparecer para salvar a todos, para salvar a aquellas almas que Me aman y que son fieles a Mi Amor.

 

A donde volteéis, todo está contaminado. Maldad hay por todos lados y, ciertamente, sé que estáis sufriendo, vosotros, los que Me amáis, y esto servirá, precisamente, para separar el trigo y la cizaña, con esto conoceréis dónde está el Amor, en qué corazón habita Mi Amor y veréis el de muchos de vuestros hermanos que creíais que estaban en el Bien, y no era así. Os llevaréis muchas sorpresas, Mis pequeños, habrá mucha gente sencilla, buena, que no os imaginabais que fueran así. Os repito, muchas sorpresas os llevaréis, porque el hombre es muy dado a criticar y criticáis por las apariencias, porque no conocéis el corazón del hombre.

 

Se os ha pedido mucha oración, se os ha pedido vida Sacramental, se os ha pedido vida en la Gracia, se os ha pedido Caridad y Misericordia para con vuestros hermanos. Ciertamente, sois almas escogidas y muchas más, también, fueron escogidas, pero no todas quisieron escuchar Mi Voz.

 

Todas las almas Me pertenecen, pero Yo no obligo a que Me améis, porque, entonces, no sería un amor libre, un amor honesto, los amores obligados no son verdaderos amores. Os he dicho que el resto fiel es muy pequeño y así es, Mis pequeños, pocos quedaréis y seréis la sal, la sal que dará un nuevo sabor a la Cristiandad. Sois las almas escogidas para iniciar un Nuevo Mundo, sois las almas escogidas que seréis ejemplo, que Me agradaréis, porque las almas buenas, las almas santas, Me agradan mucho, porque veo en vosotros la Imagen de Mi Hijo, Jesucristo.

 

Por otro lado, Me duele la traición, Me duele el olvido de aquellas almas hacia Mí, vuestro Dios; Me duele el que no hay agradecimiento hacia todo lo que Yo os doy, segundo a segundo. Hay tantas y tantas almas, en las cuales Yo no estoy en su corazón y eso Me duele, porque, ellas, sí están en Mi Corazón.

 

Son momentos de grandes pruebas; son momentos en que Mi Amor se va a afianzar en las almas que Me pertenecen; son momentos en que esas almas que Me han escogido y que han sido valientes, porque, ciertamente, han sido muy atacadas porque están Conmigo, tendrán una Presencia muy bella, de parte Mía, en su corazón, Me sentiréis fuertemente en vuestro corazón y en todo vuestro ser. Soy vuestro Premio, vosotros Me buscasteis y Yo estaré esperándoos en esos Cielos Nuevos y Tierras Nuevas, donde Yo estaré con Mi pueblo fiel.

 

Con esto os dais cuenta, Mis pequeños, el gozo tan grande que tendréis cuando la prueba termine, Yo, con los hombres, los hombres Conmigo, vuestro Dios, ¿qué mejor premio que estar con vuestro Creador, con vuestro Salvador, con Quien os creó, con quien os guía? Mi Hija, la Siempre Virgen María, el señor San José, los Santos Ángeles y Santos, todos acompañándoos, viviréis el Cielo en la Tierra, es un gozo que ni siquiera os podéis imaginar que tendréis.

 

Por eso os pido, que pase lo que pase, no claudiquéis, que pase lo que pase, os mantengáis firmes en la Fe que os está dando este triunfo, esa Fe que os ha ayudado para que Yo os escogiera, para que os cuide de todo mal en estos momentos de gran prueba, esta Fe que os está santificando, esta Fe que, como premio, tendrá Mi Amor, pero en un grado que aún no podéis y no os imagináis que vais a experimentar. El gozo, el gozo inmenso que han tenido aquellos hermanos vuestros que se han santificado, es lo que tendréis, son Mis Premios, es Mi forma de consentiros, es Mi forma de amaros.

 

Seguid adelante, Mis pequeños, el tiempo es breve, pronto vendrán las manifestaciones más fuertes de la Purificación, pero no temáis. Os he dicho que los que tienen que temer son aquellos que no tienen un soporte espiritual fuerte, como el que tenéis vosotros. Vosotros sabéis y, además, tenéis Mi Promesa de que, pase lo que pase, Yo estoy con vosotros, os iré guiando por caminos seguros, os iré dando lo que necesitéis, vosotros, Me daréis vuestro amor y os dejaréis guiar por esa Fe y esa confianza tan grande que tenéis en Mí, vuestro Dios.

 

Aquellos que no tienen esa Fe, que no están Conmigo y ni siquiera quieren estar Conmigo, ellos sí sufrirán mucho. Los veréis sufrir, daréis gracias a Mi Amor de que no sufriréis lo que ellos sufrirán, pero sí os pido, Mis pequeños, que en ése momento de gran prueba, también para vuestros hermanos, oréis, para que, al menos, tengan el arrepentimiento del último momento y puedan regresar a Mí. Os quiero a todos, pero no todos podrán tener el gozo tan grande que tendréis vosotros que, también, a pesar de haber tenido grandes pruebas a lo largo de vuestra vida, os habéis mantenido firmes en vuestro amor hacia Mí.

 

Os repito, no temáis, confiad plenamente en Mí, vuestro Dios, Yo iré guiando los acontecimientos para el bien vuestro y el de vuestros hermanos, aquellos que quieran regresar a Mí. Desgraciadamente, satanás, Me ha quitado muchas almas, orad por ellas, algunas regresarán si vuestra oración y vuestros deseos por ellos, salen de lo más profundo de vuestro corazón. La oración produce milagros, cuando se dice de corazón, pedidMe que podáis hacer ese tipo de oración que Yo necesito tengáis, para salvar a muchas almas.

 

Os amo, Mis pequeños, sabéis que sois escogidos, los que estáis Conmigo, los que os habéis acrisolado con los años de espera y sabéis que estáis ya a momentos del gran cambio. No claudiquéis, os lo pido, Mis pequeños, pase lo que pase, pedidMe que aumente vuestra Fe y vuestra confianza en Mí, vuestro Dios, os amo y os amo Infinitamente, vuestro premio pronto llegará.

Gracias, Mis pequeños.

 
Siguiente >