miércoles, 17 de enero de 2018    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 12 invitados en línea
Dic 12_17 Todo esto que está sucediendo en Mi Iglesia se va a agravar todavía más. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

=============================

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

=============================

 

 

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Ha habido representantes de la Iglesia, en diferentes momentos de la cristiandad, que se han dejado influir por satanás y en estos momentos lo estáis padeciendo, nuevamente.

 

Hijitos Míos, el error es una falta grave, sobre todo, porque está cubierto de soberbia. Ciertamente podéis errar, porque no habéis alcanzado un determinado conocimiento y eso es natural, pero hay errores, en los cuales, vosotros os empecináis en ellos, pero por soberbia y causáis error entre aquellos que os rodean y eso, con toda intención de llevarlos hacia una equivocación.

 

Mis pequeños, en las Escrituras os he dejado escrito que no se puede cambiar ni una coma ni un punto, porque es Palabra Nuestra, es Palabra Divina. Satanás ha tratado siempre de destruir lo que os dejé con Mis Palabras, con Mi Ejemplo, con Mis Milagros, y en muchos momentos de vuestra existencia y de la vida del hombre, a través de personas influyentes, ha hecho que se cometan errores y a veces, muy graves.

 

Ciertamente, os he dejado Mi Santo Espíritu, para que satanás, junto con aquellos que le sirven, no puedan destruir lo que Yo os dejé, para que las almas que Me aman y que Me siguen, puedan vivir como Yo deseo que viváis, primeramente, aquí entre los hombres y, posteriormente, cuando hayáis cumplido vuestra misión, allá en el Cielo.

 

El error, como os dije, es una falta grave cuando se está haciendo con premeditación para causar error entre los hombres, para crear confusión, para causar maldad y que se vaya destruyendo la Fe y sobre todo, que se distorsione la Verdad que Yo os he dejado y que Me costó hasta la última Gota de Mi Sangre.

 

Se han vivido momentos difíciles a lo largo de la historia en la cristiandad, en la Iglesia que Yo os dejé. Las Enseñanzas que se han transmitido a través de aquellos hombres a los que Yo les encargué que cuidaran el rebaño, como ya os he dicho, son hombres, siguen siendo hombres y siguen siendo afectados por el Pecado Original y especialmente, por satanás, porque son débiles, porque se dejan mover por intereses mundanos, por intereses pecaminosos.

 

Tenéis gobernantes de naciones que, al haberse dejado mover por satanás, han causado guerras, destrucción, grandes mortandades y Mi Iglesia, la Iglesia que Yo fundé, no se ha salvado de ello. Ha habido representantes de la Iglesia, en diferentes momentos de la cristiandad, que se han dejado influir por satanás y en estos momentos lo estáis padeciendo, nuevamente.Por eso, mucho se os ha insistido que Me pidáis el don de Discernimiento, para que Mi Santo Espíritu os ayude a que no caigáis en estas mentiras y errores que son de naturaleza satánica, porque están afectando y destruyendo lo que Yo os he dejado.

 

Me duele decir todo esto, Mis pequeños, pero os tengo que prevenir, para que no caigáis en el error, en el error que os está llevando a la separación de la verdadera Iglesia que Yo os dejé. Os he dicho que todo aquello que se salga de las Sagradas Escrituras, que no se enseñe tal y como es, no vienen de Mí. Mi Palabra es Eterna, Mi Palabra no tiene ni Principio ni Fin, Mi Palabra siempre es Presente, Mi Palabra es Sabia, Mi Palabra siempre os va dejar Paz, Mi Palabra siempre os lleva a un entendimiento más profundo de lo que es Mi Amor, el Amor Divino, que es al que vosotros debéis seguir y por el que vosotros sois.

 

En las Sagradas Escrituras se os habla claro y no tenéis por qué asustaros por lo que esté sucediendo en estos momentos, que, como os he dicho, ha sucedido en otros momentos de la historia de la cristiandad, cuando ha habido falsos representantes, falsas cabezas de Mi Iglesia y, como veis, Mi Iglesia sigue adelante, esas falsas cabezas cayeron y sigue adelante Mi Iglesia, y las actuales falsas cabezas, caerán también.

 

Lo que Me duele son aquellos hermanos vuestros que permiten, en su libre albedrío seguir estas falsedades, van perdiendo la Fe, se dejan llevar por estos ataques de satanás que tratan de destruir lo Mío y por conveniencia humana, aceptáis las falsedades que se os dan.

 

Os repito, son conveniencias humanas y no es Palabra Divina, por lo que caéis y esto es grave, Mis pequeños, porque si estáis prefiriendo seguir lo que os conviene, no merecéis estar en Mi rebaño, Mi Palabra se os ha dado, está escrita y es Palabra Divina.

 

Si no os habéis preparado o habiéndolo hecho, aun así preferís seguir a aquél que os está llevando al error, eso os costará la vida eterna.

 

Yo ayudo al inocente, al que lleva una buena intención, al que se deja guiar por el sano juicio, porque aquél que Me busca, aquél que Me ama, aquél que deja que Mi Santo Espíritu lo mueva, lo guíe, a esas almas las cuido y evito que caigan en el error, a donde satanás, con sus representantes, os quieren llevar. Pero éstas son almas buenas, son almas que llevan buena intención y tratan de mantenerse siempre bajo la Verdad de Mis Mandamientos y de Mis Enseñanzas.

 

Las almas convenencieras se acomodan al mal que se os está dando y con el pretexto de que es una persona de alto conocimiento el que está llevándoos a ese conocimiento falso, os respaldáis con ello, aun sabiendo que está en el error.

 

Yo voy cuidando a Mi rebaño, voy cuidando a aquellas almas que están buscando su perfección, que están buscando agradarMe, que están buscando ayudar a que Mi Reino se dé entre los hombres, pero de una forma correcta, sana y santa.

 

Cuando hay choque de opiniones, cuando no se está de acuerdo con lo que se os trata de imponer, porque se está imponiendo algo que va en contra de lo enseñado en las Sagradas Escrituras, se causa un choque fuerte entre los hombres que están en el bien.

 

Aquellas almas que se han dejado mover por Mi Santo Espíritu, inmediatamente, se dan cuenta del engaño de satanás a través de aquél que los está tratando de imponer.

 

Y os repito, no os debéis dejar engañar y deberéis seguir lo que realmente os va a acercar a Mí, vuestro Dios.

 

Estáis viviendo momentos de gran lucha espiritual y no solamente Mundial, sino Universal. Son momentos de cambio, momentos de gran lucha entre lo Mío y lo de satanás.

 

En esta gran lucha muchas almas se entregarán al mal, perderán la Gracia, y se condenarán y todo porque no han seguido con lo que Yo os he dado, con lo que os he enseñado y que no quisisteis tomar como vuestro.

                                                                                      

No estáis viviendo para buscar vuestra perfección, sino estáis viviendo para que vuestra carnalidad esté respaldada por un error.

 

Sabéis que satanás es muy astuto, conoce al hombre, perfectamente, conoce vuestras debilidades, conoce vuestras deficiencias y, de esta forma, manipula al hombre en lo que le conviene ser respaldado.

 

El pecado, es pecado y es una falta grave contra Mis Leyes y contra Mi Amor. Si vosotros no os dejáis llevar por un Discernimiento Santo, y le hacéis caso a lo que satanás os da a través de su representante en la Iglesia, es vuestra culpa y esta culpa, se paga, Mis pequeños. Sabéis perfectamente lo que son Mis Mandamientos, lo que es Mi Palabra y os repito, Mi Palabra no tiene tiempo, Mi Palabra es un eterno Presente y si no cumplís con ella, tendréis que padecer vuestro error.

 

Todo esto que está sucediendo en Mi Iglesia se va a agravar todavía más, las almas convenencieras, que son las que no están Conmigo, que son las que llevan una vida de pecado, van a causar mucho problema a aquellas almas que se dejan llevar por el Bien, por Mis Mandatos, por Mis Leyes Divinas. Y ¡ay!, de aquél que os está llevando hacia el mal. ¡Ay!, de aquél que está propiciando el error entre los hombres. ¡Ay!, de aquél que Me ha arrebatado almas y las está llevando a la perdición, su castigo será tremendo.

 

Es una marioneta de satanás, está siendo manipulado por el mismísimo satanás y todo por desquitarse de Mí, su Dios, porque se le apartó del Reino de los Cielos por no haber sido fiel al Amor.

 

Muchas almas se perderán y aquél que es representante de satanás, que está difundiendo todos estos errores, más le valiera no haber nacido, mucho dolor padecerá eternamente, por todas las almas que Me ha quitado y que las ha puesto en contra de Mis Leyes y de Mi Amor.

 

Vosotros, los que estáis Conmigo, los que Me amáis, los que queréis vivir bajo Mi protección, bajo Mis Cuidados, bajo Mi Guía de perfección, manteneos firmes. Como os dije, esto ha sucedido antes y Mi Iglesia sigue de pie; son momentos de tribulación, pero Mi Iglesia está protegida por Mi Gracia. Estos son tiempos en que Mi Madre, la Siempre Virgen María, también os está protegiendo y luchará contra las fuerzas malignas y serán vencidas por la Mujer, por la Mujer por Excelencia, la Siempre Virgen María.

 

Manteneos pues, bajo Sus Cuidados, bajo Su Protección y no os apartéis de Nosotros.

 

Os Bendigo, Mis pequeños y Bendigo a todos aquellos que están buscando la perfección espiritual, que así, como Me costó a Mí, el dar hasta la última Gota de Mi Sangre por vuestra salvación, también, podréis padecer dolor y aún persecución por estar Conmigo. Pero recordad que Yo vencí a la Muerte y estoy en el Reino de los Cielos y es Mi Promesa que aquellos que se mantengan en Mí, también, resucitarán Conmigo y vivirán eternamente en el Reino de los Cielos.

Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior