sábado, 19 de agosto de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 1 invitado en línea
Ene 18_07 Gobernantes de las naciones, os vuelvo a hacer éste llamado: vivid, vivid en la justicia PDF Imprimir E-Mail

Rosario.

Mensajes de Dios Padre a J. V.

Temas:

  • Sed tierra fértil, en donde Yo pueda depositar Mi confianza y Mis Bendiciones.
  • La injusticia, es una de las resultantes de vivir en el mal y de permitir el mal en vuestra vida.
  • Gobernantes de las naciones, os vuelvo a hacer éste llamado: vivid, vivid en la justicia, no busquéis vuestros insanos placeres.
  • Ahora os hablo de aquellos que inocentemente han sido educados bajo una secta o bajo una filosofía contraria a lo que os dejó Mi Hijo
  • Vuestros gobernantes en la Iglesia, vuestros gobernantes en las naciones, caerán, pero si tienen la humildad de levantarse, podrán hacerlo.

Primer Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Sed tierra fértil, en donde Yo pueda depositar Mi confianza y Mis Bendiciones.

Hijitos Míos, la santidad es la forma perfecta del Amor. Todos estáis llamados a ella, todos debéis luchar por ella. Vuestra santidad de vida no solamente os ayuda a vosotros, sino ayuda a los que están alrededor de vosotros.
Cuando Yo ayudo y permito que se conozca un alma santa, es para que vosotros os deis cuenta de que sí se puede lograr, aún estando rodeados de un verdadero mal que tenéis en el mundo.

Para obtener ésta santidad debéis luchar fuertemente, es verdad, pero no estaréis luchado con vuestras propias fuerzas, sino con las Mías, estaréis luchando con las armas que Yo os doy, especialmente la humildad. Cuando vosotros os dais cuenta de que sois pequeños, de que necesitáis protegeros contra los ataques de satanás, que es un enemigo grande, pero no invencible y vosotros acudís a Mí para pedir la ayuda, inmediatamente la tenéis. De eso deberéis tener completa confianza y Fe de que Yo estoy junto a vosotros. Así como el alumno que es aplicado, el maestro le ayuda a superarse y a veces sobresale sobre sus alumnos, porque el maestro le está ayudando en forma especial, así Yo también hago con las almas que están luchando para adquirir la santidad de vida, les ayudo, las levanto, las apapacho, las aconsejo, las lleno de fortaleza, las lleno de virtud, porque sé, que todo eso que les estoy dando, está cayendo en tierra fértil.

Mis pequeños, sed tierra fértil, en donde Yo pueda depositar Mi confianza y Mis Bendiciones, para que vosotros podáis crecer como cedros de Líbano, fuertes, altos, robustos y sobre todo, que deis un gran ejemplo de vida a vuestros hermanos que están débiles en la Gracia, en la Fe y en la confianza.

Muchas veces veréis que, almas que eran débiles, se vuelven santas y esto queda como ejemplo grande para otras almas débiles, lo único que necesito de vosotros es vuestra voluntad y vuestra lucha. Luchad, a pesar de todo, por adquirir éste premio tan grande, éste premio tan grande que es la santidad. La santidad, es vuestra corona de triunfo, que se le da al que ha luchado, al que ha vencido la maldad, al que ha vencido la concupiscencia, la impureza y los pecados del mundo, por eso quedan como ejemplo ante sus hermanos, porque lucharon contra lo mismo que todos vosotros tenéis que luchar y no se dejaron vencer, siguieron adelante, siempre con Mi ayuda y vencieron. Yo estoy ahí siempre, Mis pequeños, junto a los que ganan, junto a los que vencen, pero también voy acompañando a todos aquellos que tienen el deseo de superación, Yo nunca os abandono y especialmente si estáis buscando vuestra superación espiritual.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: La injusticia, es una de las resultantes de vivir en el mal y de permitir el mal en vuestra vida.

Hijitos Míos, la injusticia, es una de las resultantes de vivir en el mal y de permitir el mal en vuestra vida. Todos vosotros, en mayor o en menor grado, sois así, injustos ya sea dentro de vuestra familia, ya sea con las personas que conocéis. Aquellos que tienen puestos específicos, también actúan en forma injusta, porque se están viendo a sí mismos, están actuando en soberbia, se dejan guiar por la maldad, quieren sobresalir a toda costa, se aprovechan de los menores.

La injusticia, Mis pequeños, siempre va a traer mal, mal social, mal familiar, mal en todos sentidos. La injusticia va hacer que se cause destrucción en todos los grupos en donde se les está afectando de ésta forma.

Mis pequeños, la injusticia se contrarresta con la humildad y con el Amor, con el don de servicio y sobre todo con la ayuda personal desinteresada hacia vuestros hermanos. Siempre, el buscar el bien por los demás, os va a traer Gracia y perfección, la injusticia, siempre os va a destruir como seres humanos y como hijos Míos. Un hijo Mío no puede ser injusto, porque si alguien es justo Soy Yo, vuestro Dios y vuestro Padre y Yo no puedo permitir en Mi Familia que se viva en la injusticia. Mi Hijo os vino a dar a conocer la Justicia que todos debéis vivir y transmitir en vuestros hermanos.

Mis pequeños, estáis viendo mucha injusticia a vuestro alrededor, porque vosotros mismos la aprovecháis. A veces, para vuestros propios bienes, dejáis que la injusticia os ayude, pero no es así, Mis pequeños, tarde o temprano, cuando os aprovecháis de la injusticia, todo se llega a saber y entonces quedaréis muy mal parados ante vuestros hermanos. Buscad siempre la verdad en vuestros actos, en vuestras palabras y en vuestros pensamientos y así la injusticia no brotará de vosotros, el amor hacia los demás siempre os protegerá de todo acto injusto.

Orad, orad mucho, para que vuestro mundo se vuelva un mundo de justicia, de paz y de amor, que fue lo que os vino a traer Mi Hijo, para que así la injusticia se vaya disipando de vuestro interior y esto no cause problemas a vuestro alrededor. En vosotros está ése cambio, de vosotros depende que todo se vaya renovando, debéis luchar contra todo vicio y toda maldad, no le deis cabida a satanás en vuestro corazón, atacadle, atacadle con Mi Amor.
Gracias, Mis pequeños.

Tercer Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Gobernantes de las naciones, os vuelvo a hacer éste llamado: vivid, vivid en la justicia, no busquéis vuestros insanos placeres.

Hijitos Míos, en Poncio Pilato Yo representaba a todos los gobiernos de la Tierra, cuando él se siente poderoso, que él se siente que puede mover las leyes porque él es el dueño de ellas, que tiene el poder para gobernar, Yo le respondo que ése poder, ése gobierno sobre su gente, lo recibió de lo Alto, lo recibió de Mi Padre, y ahora lo vuelvo a repetir para todos los gobernantes de la Tierra, el gobierno que tenéis, el don de gobernar y el puesto que tenéis lo habéis recibido de Mi Padre, pero debéis de actuar en justicia y siempre guiados por la Luz del Espíritu Santo.

Cuando vosotros, gobernantes de las naciones, actuáis con injusticia, viendo vuestros propios intereses, llenándoos de los recursos de vuestros hermanos, olvidando sus necesidades, olvidando su bienestar, vosotros estáis actuando en injusticia, en  maldad y así, por ésta misma injusticia y maldad se os juzgará. Cada alma que no haya recibido justicia de vosotros, os acusará en vuestro juicio, vosotros  estaréis ante miles y millones de vuestros conciudadanos que os señalarán vuestro mal proceder, porque actuasteis injustamente cuando, el don que se os dio, era Divino. No vivís según lo que se os da, un poder, un poder Divino, con el cual debéis de ayudar a vuestros hermanos y siempre basados en el Amor. Cuando no hubo Amor en vuestro corazón y hubo maldad para con vuestros hermanos, por ello seréis  juzgados.

Gobernantes de las naciones, os vuelvo a hacer éste llamado: vivid, vivid en la justicia, no busquéis vuestros insanos placeres, vuestros nefastos gustos, vuestras malas pasiones, vuestra maldad para llenar vuestros bolsillos con lo que pertenece a todo vuestro pueblo, Yo Soy el Justo Juez y estoy sobre vosotros, observando vuestras acciones. Si ahora creéis que estáis salvados y estáis gozando con lo que no es vuestro, llegará el tiempo en que lloraréis por lo que hicisteis, porque Mi Justicia caerá sobre vosotros, observo hasta lo más íntimo de vuestros pensamientos, conozco todo vuestro proceder. En cambio, aquellos gobernantes que actúan en la Justicia, en la Verdad, en el Amor y se dejan llevar por la Luz del Espíritu Santo, serán estrellas que brillarán fuertemente en los Cielos, porque se les dio un poder Divino y actuaron como éste es, como Mi Hijo os enseñó. Ellos tendrán su paga y serán ejemplo para las naciones.

Mis pequeños, orad, orad por vuestros gobernantes, porque son cabezas de pueblo y satanás los ataca fuertemente. No apartéis vuestra oración de ellos para que no sean tomados por satanás, ayudadles a poder vencer su concupiscencia y aprovecharse del puesto que se les ha dado desde el Cielo, que busquen ellos el bien para su pueblo y que todos ellos os atraigan a Mí, vuestro Dios y unidos todos, como cabezas de las naciones, hagan de éste mundo, el Nuevo Mundo del Amor.
Gracias, Mis pequeños.

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Ahora os hablo de aquellos que inocentemente han sido educados bajo una secta o bajo una filosofía contraria a lo que os dejó Mi Hijo.

Hijitos Míos, ayer os hablaba de la indiferencia, en donde las almas no quieren saber nada de Mí, ahora os hablo de aquellos que, inocentemente, han sido educados bajo una secta o bajo una filosofía contraria a lo que os dejó Mi Hijo o tergiversada, según satánicos intereses.

Mis pequeños, muchas, muchas almas inocentes son afectadas por éstas sectas satanizadas, por éstas sectas que en el trasfondo, están buscando sus propios intereses o están buscando la destrucción de la Iglesia que os dejó Mi Hijo. Tantas almas inocentes que son afectadas espiritualmente por éstas nefastas sectas y que están destruyendo su espiritualidad.

Sí, ciertamente hay mucha maldad en el mundo, pero vosotros os protegeréis como os he dicho, principalmente con el escudo del Amor. Teniendo el Amor en vuestro corazón, recibiréis todas las demás gracias, bendiciones, virtudes. Lo primero que debéis pedir es la humildad, Mis pequeños, teniendo el Amor, la humildad y ése deseo de servirMe, con eso estaréis muy protegidos contra los ataques del enemigo.

Ciertamente satanás está al acecho de cada alma que vive sobre la Tierra, todos vosotros estáis aquí en la Tierra para servirMe y para luchar contra toda ésa maldad que se desató desde el Principio de los Tiempos.

Mis pequeños, satanás juró destruir todo lo creado, cuando todo fue creado. En su maldad no puede ver Mi bondad derramada sobre vosotros, él luchará  fuertemente sobre todo lo bello que Yo he creado y especialmente cada alma que ante Mis Ojos es valiosísima y él lo sabe, él sabe que destruyendo vuestras almas daña fuertemente Mi Corazón.

Os he repetido muchas veces que vuestra alma es de un valor incalculable y vosotros no queréis daros cuenta de ello, cuidad pues el gran tesoro que tenéis, Mis pequeños, no dejéis que se os satanice en vuestra vida. Orad por vuestros hermanos que han crecido en ésas sectas afectadas por satanás, que os va separando de Mí, de Mi Amor, de Mi Hija, la Siempre Virgen María, de Mis cuidados espirituales.

Cuidad pues, vuestra alma y todo lo que entre a ella, que el alimento que entre a vuestra alma sea de lo más sustancioso para que alcancéis la perfección de vuestros actos de vuestra vida, para bien de vuestros hermanos, para Gloria Mía, para que deis ejemplo vivo de Mi Presencia en vosotros. Dad gracias en todo momento por lo que tenéis, por los cuidados que he tenido para con cada uno de vosotros y para los vuestros. Siempre os estoy cuidando y protegiendo con Mi Providencia Divina pero son tan pocas almas que se dan cuenta de ello y que Me lo agradecen. Tomad el lugar de vuestros hermanos, orad por ellos, agradeced por ellos, daos por lo que ellos no hacen, sois familia y tenéis que cuidar a los de vuestra familia. Ciertamente, vuestra salvación es personal, pero vuestra intercesión por ellos, es invaluable. Salvad a vuestros hermanos, dadles vida por la Vida Mía que habéis recibido.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Vuestros gobernantes en la Iglesia, vuestros gobernantes en las naciones, caerán, pero si tienen la humildad de levantarse, podrán hacerlo.

Hijitos Míos, cuando leéis en el Antiguo Testamento sobre los que eran reyes, jueces, sacerdotes escogidos por Mí, éstos eran ungidos, para que ellos representaran a Mi pueblo y Mi pueblo guiara a todas las naciones. Estos personajes ungidos, eran escogidos en Mi Sabiduría y Yo Me derramara sobre ellos para que Mi pueblo escogido diera un buen ejemplo y para que se dejaran guiar por Mis Leyes y Decretos, pero especialmente por Mi Sabiduría, por Mi Justicia y por Mi Amor.

Ciertamente no siempre resultaba como eran Mis deseos, porque en la libertad del  hombre, el hombre caía en la impureza, en la concupiscencia de sus propios intereses y cae inexorablemente, pero, como son almas escogidas les doy la oportunidad del arrepentimiento, que se levanten y den ejemplo de que aunque se caiga, se puede levantar y seguir sirviéndoMe.

Mis pequeños, vuestros gobernantes en la Iglesia, vuestros gobernantes en las naciones, caerán, pero si tienen la humildad de levantarse, podrán hacerlo y tendrán siempre Mi apoyo. Os repito, las fuerzas de satanás son tremendas y muy superiores a las fuerzas de los hombres. Cuando actuáis apartados de Mí, satanás os vence fácilmente, sobre todo cuando dejáis entrar en vuestro corazón la concupiscencia del mundo y vuestras debilidades mandan sobre las virtudes. Todos vosotros podéis caer y todos necesitáis estar atentos a que satanás no os haga caer, no os haga tropezar, no os haga alcanzar la muerte espiritual, la oración debe estar siempre en vuestro corazón. Ése contacto íntimo y directo con vuestro Dios debe ser constante para que escuchéis Mis consejos, para que sigáis Mis mociones, para que Me obedezcáis a Mí, vuestro Dios, que Soy el Perfecto y que con ello os dejéis guiar por el camino de la Verdad y de la perfección a donde deberéis llevar a los que están con vosotros, a los que os siguen, para las que sois ejemplo de vida. No dejéis entrar en ningún momento soberbia en vuestro corazón, porque cuando ésta os llega, os cubre la mente y el corazón y de ésta forma ya no Me escucháis, solamente os escucháis a vosotros mismos, a vuestras imperfecciones, a vuestro pecado, a vuestra maldad y todo se cae. Mis Planes se derrumban o se atrasan, porque vosotros Me hacéis a un lado y os preferís a vosotros mismos, ya no escucháis a vuestro Dios.

Os vuelvo a repetir, todos vosotros estáis siendo atacados constantemente por fuerzas satánicas, si os alejáis de Mí, caeréis inexorablemente, manteneos Conmigo, luchad por vuestra Gracia, por vuestra salvación y así ayudaréis a infinidad de almas en su salvación y en su perfección.
Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior   Siguiente >