sábado, 25 de noviembre de 2017    Establéceme como tu página de inicio.
Inicio / Home arrow Mensajes...... 2010 arrow Mayo 2010 arrow Mayo 04_10 Vuestro corazón pide amor y Yo Soy todo Amor.
Letterman Subscribe






MENU PRINCIPAL
Inicio / Home
¿Quién es J. V.?
Apostolado
"Nada Opuesto a la Fe"
Mensajes.......1998
Mensajes.......1999
Mensajes.......2000
Mensajes.......2001
Mensajes.......2002
Mensajes.......2003
Mensajes.......2004
Mensajes.......2005
Mensajes.......2006
Mensajes.......2007
Mensajes.......2008
Mensajes...... 2009
Mensajes...... 2010
Mensajes.......2011
Mensajes.......2012
Mensajes.......2013
Mensajes.......2014
Mensajes.......2015
Mensajes.......2016
Mensajes.......2017
PUBLICACIONES*
IMPORTANTE Guía Práctica
Temas ACTUALES
IMPORTANTE: Oraciónes de Dios Padre
ORACION para ENTRONIZAR SU PRESENCIA DIVINA
AVISOS
Contáctanos
E N G L I S H *** V E R S I O N S
Who is "J.V."?
Apostolate_ENGLISH
1998...........Messages
1999...........Messages
2001...........Messages
2004...........Messages
2009...........Messages
2011...........Messages
2015...........Messages
IMPORTANT Guidelines
IMPORTANT Prayer from God the Father
Usuarios en Línea
Hay 4 invitados en línea
Mayo 04_10 Vuestro corazón pide amor y Yo Soy todo Amor. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

 

Temas:

 

  • Nuevamente os pido, Mis pequeños, el vivir Conmigo, el vivir bajo Mi Voluntad.
  • Estoy uniendo a la humanidad entera en Mi Amor, vosotros lo iréis sintiendo cada vez más.
  • Estoy uniendo a la humanidad entera en Mi Amor, vosotros lo iréis sintiendo cada vez más.
  • Que haya mucho amor, Mis pequeños en vuestra oración, que no hagáis vuestra oración porque tenéis que hacerla.
  • Yo, vuestra Madre estoy luchando y uniendo el rebaño, el gran rebaño de Mi Hijo alrededor del mundo.
  • A través de los años satanás ha tratado de distorsionar Mi Figura como Padre y como Dios, como Creador, pero sobre todo, por Mi Amor.
  • Os pido nuevamente que seáis como niños, que viváis unidos a Mi Corazón.

 

Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V

 

Ofrecimiento, Habla Dios Padre,
Sobre: Nuevamente os pido, Mis pequeños, el vivir Conmigo, el vivir bajo Mi Voluntad.
Hijitos Míos, desde que el hombre se separó de vivir en Mi Voluntad, ha cometido muchos errores, Mis pequeños. Vuestros Primeros Padres, al separarse de Mí y ser engañados por satanás, supusieron que iban a ser mejores que Yo, supusieron que Mi Amor no era lo suficientemente grande y fuerte, y ellos se separaron de Mí.

Mis pequeños, os he venido pidiendo a través de los años el volver a Mí, volver a caminar en Mi Voluntad y no en la vuestra. Si realmente fuerais sabios e inteligentes, si Me hubierais pedido Sabiduría Divina, ya os debierais haber dado cuenta, de que el vivir en vuestra voluntad no os lleva a nada bueno y caéis y caéis continuamente.

Por eso nuevamente os pido, Mis pequeños, el vivir Conmigo, el vivir bajo Mi Voluntad. Cuando Yo os pido el vivir bajo Mi Voluntad, no os estoy diciendo que viváis presionados con órdenes Divinas de las cuales no os podéis zafar, ¡no!, Mis pequeños, cuando vivís bajo Mi Voluntad tenéis libertad absoluta, podéis seguir Conmigo o seguir con vuestra voluntad, pero ciertamente, si tenéis humildad y sabiduría, sabréis que el seguir Conmigo os va a asegurar que estaréis actuando perfectamente, que todo os saldrá bien, que no tendréis fallas, pero si seguís actuando con vuestra voluntad, tened por seguro que seguiréis cayendo continuamente.

Todo esto os lo digo, Mis pequeños, para que, al vivir bajo Mi Voluntad, todo Me lo ofrezcáis, porque Yo no estoy fuera de vosotros, Yo no estoy fuera de vuestra vida, para que no Me hagáis a un lado de vuestra vida. Si vais a vivir Conmigo, vamos a actuar juntos en vuestra vida, Mis pequeños y así todo saldrá perfecto. Oraréis perfectamente, comeréis perfectamente, haréis vuestros negocios perfectamente, jugaréis perfectamente, todo lo haréis perfectamente porque estaremos juntos, Mis pequeños.

Entended bien esto ya, de ahora en adelante, si no lo habéis hecho, para que actuemos juntos, Mis pequeños. Soy vuestro Padre y quiero de esta forma cuidaros para que ya no tengáis la problemática que habéis arrastrado por siglos, desde que el hombre se separó de Mí para haced su propia voluntad.

Venid a Mí, Mis pequeños, venid con confianza y con humildad, para que actuemos juntos  y Yo pueda ya vivir con vosotros en vuestra vida y Me haréis inmensamente feliz, Mis pequeños, porque Soy vuestro Padre y vuestro Dios, pero no Me confiáis vuestra vida y eso Me duele, porque Yo os la di y vosotros estáis acostumbrados a hacerMe a un lado, si Me invitáis, os lo agradeceré inmensamente, Mis pequeños.
Gracias, Mis pequeños.

Primer Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Estoy uniendo a la humanidad entera en Mi Amor, vosotros lo iréis sintiendo cada vez más.
Hijitos Míos, cuando las almas están llenas de amor, es fácil amar a ésas almas, vosotros mismos lo sabéis. Os dais cuenta que las almas, de hermanos vuestros, están llenas de amor porque vosotros mismos sentís como que ya os conocías de tiempo, porque cuando el alma está llena de Mi Amor, Yo la habito perfectamente y ése amor hace que vosotros os sintáis como hermanos. A eso os estoy llevando, Mis pequeños, estoy uniendo a la humanidad entera en Mi Amor, vosotros lo iréis sintiendo cada vez más, que por otro lado, también sentiréis a aquellas almas que no Me quieren, que no Me aman, que Me atacan, que Me traicionan, vosotros sentiréis ésa repulsión hacia vosotros, porque vosotros Me amáis y éstas almas no Me quieren.

Satanás también tiene su propio rebaño, rebaño de lobos que os quieren destruir a vosotros, Mis pequeñas ovejitas, pero no, Yo no dejaré que satanás os destruya, porque vosotros pertenecéis a un rebaño que Yo he de proteger. Os atacará pero no os destruirá, esto lo ha querido hacer desde toda la eternidad, pero no podrá Mis pequeños. Sois los consentidos de Mi Corazón y como él fue arrojado del Cielo, no quiere que ninguno de vosotros entre a donde él estuvo y toméis lo que él perdió. Él desea destruiros, pero Yo no lo permitiré.

Manteneos, Mis pequeños, pequeñitos, humildes, sencillos, pero abiertos de corazón para que Yo os llene perfectamente de Mi Amor y así satanás no os podrá tocar, querrá tocaros, os rasguñará, pero no os destruirá. Entended bien esto, Mis pequeños.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Que haya mucho amor, Mis pequeños en vuestra oración, que no hagáis vuestra oración porque tenéis que hacerla.
Hijitos Míos, os he pedido mucho la oración de corazón, que cuando oréis, lo hagáis profundamente. Os exhorto ahora, Mis pequeños, a que hagáis vuestra oración como si Mi Hijo Mismo la estuviera haciendo, con la seguridad total de que os estáis comunicando Conmigo. Que hagáis vibrar Mi Corazón de Padre con vuestras peticiones, con vuestros agradecimientos, con el amor que nazca de vuestro corazón, ya sea para pedir por algún hermano vuestro, por darMe las gracias por algún beneficio material o espiritual que Yo os haya otorgado. Cualquiera que sea la intención, que vuestra oración vaya directamente a Mi Corazón.

Y con esto, ¿qué os estoy pidiendo, Mis pequeños?, que os profundicéis en vuestra oración, que sintáis palabra por palabra, lo que estáis tratando de decir en vuestro corazón, para que mováis Mi Corazón. Un enamorado o una enamorada, cuando le dice palabras bonitas al compañero que quiere, se las va a decir sintiendo cada una de ésas palabras y sabiendo lo que va a producir con cada una de ésas palabras en el corazón del enamorado.

Así quiero que actuéis, Mis pequeños, que vaya vuestra oración directamente a Mi Corazón, que Yo os regalaré Bendiciones infinitas porque, de ésta forma, vosotros Me estáis dando un tiempo precioso y un tiempo de amor íntimo para Conmigo, vuestro Dios. Bendiciones caerán para vosotros, Bendiciones caerán para vuestros hermanos, para quienes vosotros estáis ayudando con vuestra oración.

Que haya mucho amor, Mis pequeños, en vuestra oración, que no hagáis vuestra oración porque tenéis que hacerla, hacedla porque Me vais a halagar a Mí, vuestro Dios, porque estaremos en lo íntimo, vosotros y Yo, nada más nosotros dos solos, gozando cada palabra.

Sí, Mis pequeños, Yo gozo con vosotros, vosotros creéis que no os escucho, pero os estoy escuchando perfectamente. Vivo en vosotros, pero Yo quiero que Me toméis perfectamente en cuenta y que cuando hagáis vuestras cosas las hagáis con verdadero amor.

Os amo infinitamente, Mis pequeños y quiero amaros todavía más.
Gracias, Mis pequeños.

 

Tercer Misterio, Habla La Santísima Virgen María,
Sobre: Yo, vuestra Madre estoy luchando y uniendo el rebaño, el gran rebaño de Mi Hijo alrededor del mundo.
Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Muchos Mensajes habéis recibido alrededor del mundo, en donde Yo os he dicho, Mis pequeños, que viváis en confianza plena de que Yo estoy viviendo para vosotros, para ayudaros en éstos tiempos que se Me han concedido para reunir el rebaño de Mi Hijo.

Sí, Mis pequeños, Yo, vuestra Madre estoy luchando y uniendo el rebaño, el gran rebaño de Mi Hijo alrededor del mundo.

Debéis vivir, Mis pequeños, con una confianza plena, pero sobre todo con un amor y un agradecimiento infinito hacia Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad, porque habéis sido escogidos para los Nuevos Tiempos. Hay tantas, tantas almas que necesitan de oración y vosotros sois de ésos pequeños grupos que hay alrededor del mundo. Ahorita os sentís aislados, os une realmente la Fe ante Mí y Yo os llevo a Mi Hijo, a Mi Esposo, a Nuestro Padre. Sois pequeños, sois poquitos, pero pronto, pronto reuniré el rebaño y entonces Me agradeceréis, Mis pequeños, que Yo os haya mantenido así, aislados, pequeñitos, humildes, separados de la sociedad que, en cierta forma, hasta os ataca, porque os ve raros, porque vosotros Me amáis y seguís con los Preceptos que Mi Hijo os ha mandado para que viváis unidos al Amor Infinito de Nuestro Padre Dios.

Os digo, Mis pequeños, Me agradeceréis porque os he reunido y reuniré en la gran familia celestial y digo celestial, porque os uniréis también a la Familia del Cielo cuando reúna la familia de la Tierra. Sois una sola familia porque habláis el mismo idioma, que es el Amor, el Amor de Nuestro Dios.

Manteneos así, caminad erguidos y sobre todo, caminad llevando Mi Amor, el Amor de Mi Hijo, el Amor de Nuestro Dios a todos vuestros hermanos.
Gracias, Mis pequeños.

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: A través de los años satanás ha tratado de distorsionar Mi Figura como Padre y como Dios, como Creador, pero sobre todo, por Mi Amor.
Hijitos Míos, a través de los años satanás ha tratado de distorsionar Mi Figura como Padre y como Dios, como Creador, pero sobre todo, Mi Amor. Me ha hecho ver ante muchos de vuestros hermanos como un Dios enojón, un Dios vengativo, un Dios destructivo y estáis en un error, Mis pequeños, porque os ha llevado satanás a creer que Yo tengo una parte de maldad y que ésa maldad la tomo para destruir a muchas almas y así poder condenarlas eternamente.

Esto es un error, Mis pequeños, Yo Soy todo Bondad y si Yo no fuera todo Bondad, entonces no podría Yo utilizar Mi Misericordia Infinita para perdonar vuestros pecados, aún los más graves. Eso es Bondad, Mis pequeños, porque si realmente fuera un Dios vengativo y malo, sabiendo que vosotros habéis cometido un pecado fuerte, un pecado grave, ésa maldad Me llevaría a destruiros y a condenaros eternamente.

Si se habla de Mi Misericordia, Mis pequeños, es porque os amo y os quiero Conmigo eternamente. Yo no quiero vuestra destrucción, Yo quiero vuestra salvación eterna. Por eso, debéis hablar de Mi Bondad Infinita de Mi Misericordia, de Mi Amor, que siempre os van a cubrir y a proteger. No hay maldad en Mi Corazón, no hay maldad en Mi Ser, Yo Soy todo Bondad.

Satanás es todo maldad y él siempre va a tratar de tergiversar Mis Palabras, Mis acciones y Mi Amor hacia vosotros.

Acercaos a Mí, vuestro corazón pide amor y Yo Soy todo Amor. En ningún otro lado podréis conseguir éste Amor que Yo os puedo dar, el perdón que Yo os puedo otorgar y la vida eterna que solo puede venir de Mí y de nadie más.

Venid a Mí, Mis pequeños, apartaos del mal, que eso es lo que os trae satanás a vuestra vida porque realmente él quiere vuestra destrucción y a través de la mentira os está llevando a apartaros de Mí.

Pedid pues, como os he dicho antes, el espíritu de Discernimiento a Mi Santo Espíritu de Amor, para que vosotros podáis discernir, en éstos momentos difíciles de la humanidad, cómo satanás os tratará de llevar con sus mentiras a la equivocación y sobre todo, para que os apartéis de Mi Amor, porque Mi Amor es Salvífico, su maldad es destructiva.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Os pido nuevamente que seáis como niños, que viváis unidos a Mi Corazón.
Hijitos Míos, Mi Hijo os repetía constantemente que fuerais como niños. El ser como niños, es el vivir en la realidad, en la sinceridad, en la humildad, en la sencillez, pero sobre todo, en la verdad.

Vais creciendo y vais tomando, de vuestro alrededor, vicios que os van llevando a la mentira, a la maldad. Es el ejemplo de hermanos vuestros, mayores que vosotros, quizá, que ellos ya han hecho su vida en el error y vosotros, por conveniencia, vais tomando ésos malos ejemplos para normar también vuestra propia conducta.

Cuando se vive como niño, se piensa en la honestidad, se vive en la honradez, se vive en ésa verdad en la que quiero que todos vosotros estéis. Vosotros mismos sabéis que no podéis confiar en aquellos hermanos vuestros que suelen mentir.

Sí, Mis pequeños, vivir en la mentira es una irrealidad de vida, no podéis confiar en hermanos vuestros que no sabéis cómo se van a comportar hoy, mañana, pasado, ellos mismos son difíciles de comprender y no les podéis dar tareas importantes, porque estáis seguros de que fallarán, porque son inestables. Un día pueden ser buenos y actuar en la realidad de vida y otros días podrán ser malos, porque así les conviene ser para sacarle provecho a sus hermanos.

Os pido nuevamente que seáis como niños, que viváis unidos a Mi Corazón, que toméis de Mí, Virtudes, Bondad, el amor que debéis tener todos. Vivid en la honestidad de vida, en la cual Mi Hijo fue ejemplo perfecto. Copiadle a Él, no copiéis a vuestros hermanos que se han llenado de vicios y de maldad, tenéis al Maestro del Amor, que es Mi Hijo Jesucristo alrededor de vosotros. Así debéis ser, Mis pequeños, maestros del amor también, porque vosotros debéis enseñar a vuestros hermanos lo que Mi Hijo os enseñó, a vivir en el Amor.
Gracias, Mis pequeños.

 
< Anterior