Nov 14_17 Lo que está en las Sagradas Escrituras, escrito está y esa es la Verdad.

Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

 

=============================

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

=============================

 

 

 

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Vivís en un error, seguisteis los engaños de satanás, hicisteis a un lado la Verdad Divina que os vine a dar, ¿qué queréis, pues, todos vosotros? Satanás os quiere destruir o ¿acaso no os habéis dado cuenta de ello?

 

(Lenguas…) Hijitos Míos, tenéis en las Escrituras Mi Palabra y os he dicho: cuando regrese Yo, en Mi Segunda Venida ¿habrá todavía Fe en el Mundo?

 

Mis pequeños, estáis viendo todo a vuestro alrededor, cómo vuestros hermanos se han apartado de Mí, se han apartado de Mi Palabra, ya no buscan el Amor como lo primero en su vida. Son, realmente, pocos, muy pocos los que buscan estar Conmigo, los que buscan vivir en el Amor y, al buscarMe, ciertamente, aumentan su Fe.

 

Pero, ¿cuántos, cuántos hay, reamente, que quieren estar Conmigo?, ya no son muchos, Mis pequeños, satanás os ha llevado al engaño, os ha llevado al error pero, os ha llevado, principalmente, a la soberbia.

 

El hombre cree en sí mismo, en lo que su conocimiento puede producir o lo que su dinero puede comprar. Ya el hombre se siente poderoso porque se ha llenado de bienes de este mundo y confía en ellos, no Me busca a Mí en sus problemas, busca por todos lados a hermanos vuestros que le puedan ayudar y todo lo compran.

 

Veis por todos lados, cómo podéis comprar, prácticamente, todo para vuestro bienestar, a pesar de que muchas de las cosas que podéis conseguir, están llenos de pecado y de maldad.

 

A eso os ha llevado satanás, a que no haya una moralidad, una honestidad perfecta, a que no estéis buscando la perfección en vuestros actos, en vuestras palabras, en vuestros pensamientos. Es maldad todo a vuestro alrededor, ya no hay vida espiritual, buscáis lo fácil, a pesar de que ello pueda producir un mal a algún otro de vuestros hermanos. Y eso es lo que pasa con la falta de amor, no os interesa el bienestar de vuestros hermanos, sino nada más el vuestro propio.

 

Cuando les habláis de Mí, cuando habláis de Fe, os reprenden, os hacen a un lado, os ignoran y, de esta forma, os van separando de la sociedad. Os volvéis seres raros, difíciles de entender, porque no habláis como ellos, porque no pensáis como ellos, porque no vivís como ellos.

 

Mis pequeños, lo que está en las Sagradas Escrituras, escrito está y esa es la Verdad que se os ha enseñado y esa Verdad, es la que os va a juzgar. Aquellos que no han basado su vida en la Verdad Divina, que se os ha enseñado, tendrán serios problemas en su Juicio Particular.

 

Soy un Dios de Amor, Soy un Dios Paciente pero, también, Soy un Dios Justo y doy lo que tengo, premiando a aquellos que han sido obedientes a lo que se os ha pedido y enseñado.

 

Lo que el hombre ha creado, pero guiados por satanás, no os lleva a la perfección. Lo que viene de Mí, vuestro Dios, os va a llevar a la perfección. Y es muy sencillo comprobarlo, Mis pequeños, como os dije, estáis viviendo lo que el hombre ha creado, guiados por satanás, y os puedo ir preguntando alrededor del Mundo ¿estáis contentos con lo que estáis viviendo? Definitivamente, la respuesta es “no”, no estáis contentos. Vivís con temores, tenéis necesidades graves, no lleváis una hermandad de amor entre todos vosotros, no os cuidáis los unos a los otros, sino todo lo contrario, os tratáis de aprovechar, los unos de los otros; no hay Virtud, no hay amor entre vosotros y menos, hacia Mí, ya no Me buscáis ni Me amáis.

 

Entonces estáis viviendo en un error, no es lo bueno lo que estáis viviendo. ¿Cuál sería, pues, el remedio, para componer todo lo que estáis viviendo, para deshacer todo este mal, que vosotros mismos habéis creado o habéis aceptado?, porque, ciertamente, satanás os fue guiando, os fue aconsejando para que echarais a perder Mi Obra entre vosotros.

 

Si no vivís con una paz interior, con una seguridad humana a vuestro alrededor, con una hermandad, como la que Yo os enseñé y que tenían como ejemplo los primeros cristianos, si no vivís ayudándoos los unos a los otros, aconsejándoos sobre cómo llegar a vuestra perfección, guiados por las Sagradas Escrituras, si no vivís así, tenéis que buscarlo y todo lo tenéis en las Sagradas Escrituras. Yo vine a la Tierra para daros todo lo que necesitáis para vivir en el Bien, para vivir contentos y en Paz, para vivir unidos al Cielo.

 

Os repito, vivís en un error, seguisteis los engaños de satanás, hicisteis a un lado la Verdad Divina que os vine a dar, ¿qué queréis, pues, todos vosotros? Satanás os quiere destruir o ¿acaso no os habéis dado cuenta de ello? Vivís en un error y queréis seguir viviendo en ese error, pero, lo peor de todo, es que no os queréis mejorar.

 

Soy Yo, vuestro Dios, quien os lo pide, pero no queréis volver a Mí, no queréis hacer lo que se os enseñó para llegar a la perfección espiritual, a la que estáis llamados todos vosotros.

 

¿Acaso no os dais cuenta de que el futuro que estáis creando no es lo mejor para vosotros? Os quejáis mucho de lo que estáis viendo y lo que les puede pasar a vuestros hijos, pero no ponéis nada de vuestra parte para mejoraros.

 

Si no os acercáis a Mí, si no cambiáis vuestra manera de pensar, si no reaccionáis a los errores que estáis viviendo y si no os dais cuenta de vuestra realidad espiritual, os aseguro que vuestro futuro eterno será tremendo.

 

Buscad, pues, lo que se os ha venido diciendo de parte Mía y de parte de Mi Madre, la Siempre Virgen María. Os amaMos, daos cuenta de ello, Mis Apariciones alrededor del Mundo y las de Mi Madre, han sido para que vosotros regresarais al Bien. Soy vuestro Dios y Yo no quiero vuestro mal, pero vosotros lo estáis buscando.

 

Acercaos nuevamente, Mis pequeños, pedid perdón por vuestros errores, pedidNos ayuda para salir adelante y la recibiréis, Mis pequeños, pero tiene que haber humildad de vuestra parte, un deseo grande de mejoraros. El Reino de los Cielos es para todos vosotros, satanás os está arrancando vuestro futuro, está evitando que vosotros regreséis al Reino de los Cielos, tenéis el libre albedrío y lo respeto, pero seguiré insistiendo, por vuestro retorno.Os amo, Mis pequeños, que Mi Paz y Mi Amor quede en vuestro corazón.

Gracias, Mis pequeños.